Cerrando las urnas de los votos líquidos y el Día Provincial del Agua en Mendoza

La escritora y poeta Marcela Muñoz Pan reúne aquí dos temas en su "Columna líquida".

Marcela Muñoz Pan

A partir de la ley provincial N° 8629 de Ciudadanía del agua, se estableció Noviembre como el Mes del Agua y, el día 20 de dicho mes como el Día Provincial del Agua, fecha que coincide con el día en que se sancionó, pero en 1884, la norma que aún rige la administración y distribución del recurso hídrico en Mendoza: "Ley de Aguas".

A partir de mañana tendremos un nuevo presidente en Argentina, después de un de asistencia perfecta a la escuelas para votar un y otra vez, otra vez y una, para qué tanto gasto, una inútil actitud de derroche como la que aún se tiene al usar el agua sin la concientización de los ciudadanos, sin ella no somos nada y con ella somos todo, pero tomando la real conciencia con actitudes educativas y culturales.

Hoy domingo de elecciones finales por ahora, no sé qué pasó con esos votos líquidos, cierro yo también esta transición larguísima siendo absolutamente arbitraria y transcribiendo la última nota "Que tu voto no se licúe II"... Hoy, domingo de decisiones definitivas, ojalá tu voto no se licúe en tus afectos más elementales y te dejes llevar por esos políticos que verdaderamente te hicieron "esas propuestas" que esperabas, necesitabas y te ilusionan con su diatriba de amor a este país exagerada, sino los que te brindaron seguridad al hablar sin titubeos, que te dicen cómo van hacer las cosas, de dónde van a sacar los fondos, aunque sepamos que no tenemos fondos, el único fondo que tenemos es el monetario internacional (esa patética autodestrucción de los países del 3° mundo). Por eso, elegir los correctos que valoran tú voto antes y después, el o la que cambió algo en la historia de tú generación o la de tus padres, el correcto que se alinea con lo consecuente, no lo obsecuente, con un o una representante que realmente te genere la seguridad que nos hace falta en palabra, obra y omisión (Memo).

El país está en peligro y el agua también, pienso en todas las situaciones, acciones, manifestaciones del quehacer cotidiano a corto, mediano y largo plazo en que el agua vivifica nuestra vida y que también no las quita, debemos asumir que Mendoza es "un don de sus aguas" y del Sol y buen vino, a veces nos deja cautiva su natural esencia al no tenerla, nos deja cautiva cuando los políticos de turno no comprenden el verdadero valor de los que trabajan para su cuidado sin interrumpir el curso natural de la existencia diaria.

Cerrando las urnas como cuentagotas espero que no quedemos sin coordenadas, ni brújulas, ni ausencias, ni refugiados en los recuerdos de lo que pudo ser y no fue. 

Cerrando las urnas los votos de la esperanza puedan alimentar tantas manos de sed, sosegar los bandidos sin corazón ni valor por su propia vida, que la paz no sea un cuento. 

Cerrando las urnas ruego se multipliquen los panes y no los programas de cocina en la TV que parece quieren mostrar un mundo que no es para muchos argentinos, al menos que la TV sea más original que bailar y cocinar, los ríos y los sueños clamando la súplica de todo lo que está vacío, que extendamos el futuro como ese deseo que devora la materia inconclusa, incolora, inodora e insípida. 

Cerrando las urnas que los votos que se cuenten no sean los robados ni a los que les roban en sus casas, en sus autos o en sus consultorios, que sean genuinos, que se empiece a ser genuino, honorable, celebrando con altruismo los 40 años de democracia, que no nos ahoguemos en la hoguera de las vanidades, ni en las estafas a la vuelta de la esquina. 

¡A votar bien, como diría el Gral. San Martín!

Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...