Bermejo, en la picadora de carne: "Nunca me peleé con nadie"

Adolfo Bermejo se sometió a "la pregunta animal" de "La Picada", por Radio Nihuil y afrontó la posibilidad de perder la elección, su relación con el kirchnerismo duro, la suma de Matías Stevanato y su derrota en 2015 como candidato a gobernador.

Esta vez le tocó a Adolfo Bermejo, el senador provincial, exsenador nacional, exintendente de Maipú, y candidato a diputado nacional por el Frente de Todos, someterse a "La Picada" en toda su extensión de los mediodías de Radio Nihuil, durante el programa "Te digo lo que pienso". Allí, fue recibido por el conductor del espacio, Ricardo Montacuto, pero a Gabriel Conte le tocó "la pregunta animal" (que no fue una sola), mientras que Santiago Montiveros lo puso en competencia con su "ping pong" de preguntas que debió responder (y lo hizo) en mejor tiempo que Julio Cobos, el antrior invitado y candidato a diputado nacional por Cambia Mendoza.

Después fue el turno de que arreglara asuntos amorosos del pasado con Doña Presbicia, el genial personaje que encarna el humorista Rodrigo Galdeano (escuchalo aquí).

Pero aquí están las preguntas que podrían enojar a cualquier candidato, y que no lo logró con Bermejo:

- ¿Cuando pierdan, a quién le van a echar la culpa? El peronismo siempre buscó a "los mariscales de la derrota". 

- ¿Así empezamos? Risas.

- Mirando las encuestas, hoy en día dicen que pierden... Y el presidente está haciendo algunas cositas que los complica, como candidatas suyas en provincia de Buenos Aires también... 

- Nosotros creemos que vamos a ganar... que vamos a hacer una buena elección. En oportunidades que hemos perdido, como en la de 2015, asumí toda la responsabilidad y la culpa.

Bermejo se sometió a "La Picada". Aquí, en el estudio de Radio Nihuil.

- Bueno... pero en el 2015 no fue toda la culpa suya.

- Yo era el candidato. Para recomponer había que dar ese paso e hicimos toda una reconstrucción del peronismo.

Ping pong con Adolfo Bermejo: confesiones y definiciones del candidato peronista

- Siempre quedó la idea de que el momento de Adolfo Bermejo no era 2015 sino 2011. Y en aquella oportunidad hubo un par de episodios que lo distanciaron de quien lo manejaba todo, que era Cristina Kirchner, ¿no? Su rechazo al matrimonio igualitario y su ausencia en una votación en el Senado. ¿Eso influyó para que no fuera usted el candidato y fuera Paco Pérez?

- A mí eso no me consta. Es algo que quedó ahí siempre dando vueltas porque en el mismo tiempo, yo era senador de la Nación y la presidencia de la comisión de Infraestructura, Vivienda y Transporte la tuve yo y, en comisiones tan importantes, esa es una decisión que toma la Presidencia. No hubo otra cosa. La Presidenta me designó a mí como presidente de esa comisión. Digo: sucedieron otros acontecimientos, la decisión pasó por otro lado, se eligieron otros candidatos.

- Es cierto que pasaron cosas y que usted se bajó antes de esa carrera.

- Sí, sí, sí... Hubo un montón de cosas que se sucedieron. También el gobernador por aquella época había puesto a todos los ministros como candidatos a gobernador... Bueno, fueron un montón de situaciones raras, difíciles y, de alguna manera, me pareció que era oportuno correrme de ese escenario y trascurrieran las cosas por otro carril.

- Le están poniendo mucho énfasis a la unidad partidaria y no sabemos si le llega a la gente.

- Nosotros en las últimas elecciones hemos ido a las PASO. Lo hice yo en el 2015 con Matías Roby y Guillermo Carmona; Alejandro también fue a las PASO y después de tantas derrotas, hubo una implosión en el peronismo que dinamitó los bloques, llegamos a tener cuatro en la Legislatura y empezamos a transitar una etapa de ordenamiento que nos permitió llegar a esta instancia de poder consensuar las autoridades partidarias. Anabel es la presidenta del partido y la acompañan todos los intendentes. En las listas también nos acompañan dos intendentes. Sí era importante la unidad para nosotros. Quizás para la gente esto no trascienda o no se note, pero para adentro del peronismo sí.

- Cuando era senador nacional no era de dejarse arrear por el kirchnerismo, como en aquella votación de la ley de Matrimonio Igualitario que lo distanció...

- ... Y la ley de Glaciares...

- Si hoy tuviera que volver a votar la ley de Matrimonio Igualitario, ¿qué votaría?

- Es que en realidad nosotros más que estar en contra, teníamos otro proyecto. Con la senadora Negri de Alonso proponíamos la ley de Unión Civil, más ambicioso, de más envergadura. No pudimos imponer el despacho. No estaba en contra de la unión de personas del mismo sexo sino que aspirábamos a contemplar a otras situaciones.

- Pero el progresismo lo ubicó en contra del Matrimonio Igualitario.

- Sí, sí. Pero esa fue nuestra posición, como otras también.

- La irrupción de Matías Stevanato es hoy vista como la continuidad del paso por el gobierno de Maipú de los Bermejo. ¡Pero era un guerrillero! Les votó en contra la designación de Miriam Gallardo como ministra de la Corte y les hizo varias. ¿Qué hubo allí? ¿Un movimiento magistral de parte de Adolfo y Alejandro Bermejo o fue una derrota ante este trabajo de guerrilla que hizo Stevanato?

- No, no, para nada. No. Matías empezó su carrera política en el municipio cuando yo era intendente, después acompañó la gestión de Celso Jaque y siempre tuvimos buena relación. También pudimos tener diferencias como yo las tuve en su momento con Chiqui García, con quien tuvimos internas y después en la general se fue con la Concertación. Siempre en Maipú hemos tenido diferencias entre nosotros, pero hemos sabido ir renovando la gestión, dándole continuidad y acompañándonos. Matías es un buen intendente y a nosotros lo que más nos interesa es que a los maipucinos les vaya bien. 

- Dos años después de una interna con Anabel Fernández Sagasti, uno veía complicada la armonía. ¿Cómo es la campaña junto a Anabel que es una dirigente de otra generación?

- Es una figura distinta, joven y con una gran trayectoria, que ha adquirido mucha experiencia. Más allá de la buena relación que tenemos y que me hace bien, valoro los acuerdos que ella ha logrado y de allí el eslogan de la campaña: todo lo que ella ha conseguido para la provincia sin ningún tipo de mirada partidaria. Juntos desde el Congreso vamos a poder seguir logrando acuerdos para Mendoza y no solamente con ella, sino con legisladores de otros partidos. Ella lo ha hecho con Ramón con la ley de Zonas Frías y con Cobos con la ley de etiquetado. Vamos a ser los legisladores de la pospandemia.

- ¿Qué sabor tienen los sapos? Juntarse con Anabel después de haberse peleado tanto...

- Yo no me he peleado nunca con ella ni con nadie. 

- Digámoslo así: competencia, no pelea.

- Podemos haber tenido diferencias, pero yo en lo personal no me he peleado.

Hay más preguntas y respuestas. Escuchá "La Picada" completa, con Adolfo Bermejo como invitado:

Esta nota habla de: