Salem Wahdat, el último vuelo desde Kabul y la venganza talibán, casa por casa

El testimonio en primera persona, una semana después de tener que huir de Afganistán, de Salem Wahdat, asesor de Seguridad del expresidente Ashraf Ghani. La venganza de los talibanes y cómo fue descubrir que habían ocupado el Palacio Presidencial y escapar de ser eliminado.

G. Conte y S. Montiveros

El sábado pasado, Salem Wahdat llegó a su oficina en el Palacio Presidencial de Afganistán en Kabul, ubicada a 15 metros de la del presidente Ashraf Ghani. Vio escaso movimiento. Pero en la puerta de su despacho había una franja, clausurándola. Pensó de inmediato que los peores cálculos se habían multiplicado, anticipando el resultado: los talibanes estaban haciéndose del poder, una vez más.

Corrió para escapar con vida. Asesor de Seguridad, experto en Inteligencia, intérprete con las tropas extranjeras antitalibanas, Wahdat sabía que la venganza era lo que venía. 

En esta entrevista con el programa "Tormenta de Ideas" por Radio Nihuil (sábados a las 8.30) el exfuncionario de alto nivel afgano cuenta cómo fue su salida de Afganistán, en el último vuelo comercial que hubo. También, se desnuda y muestra sus peores pesadillas en torno a lo que viene.

- Finalmente usted pudo escapar. ¿Temía una venganza contra personal de su categoría?¿Cómo lo vivió? 

- Yo tuve que escapar, porque hace una semana estuve en la llegada de los talibanes a la capital. Toda mi familia estaba un poco preocupada porque los que tienen 40 años, como yo, y hemos vivido bajo los talibanes, los conocemos muy bien. En los últimos meses estuvimos pensando que iban a venir, pero la información que nos llegaba decían que iban a venir en seis meses. Por eso no no me imaginaba que iban a venir el sábado pasado. Yo fui directamente a mi oficina, como otros días normales fui con mi coche, pero cuando me acerque al palacio me pararon y me dijeron que tenía que ir andando. Yo fui andando hacia mi oficina, pero cuando llegué al palacio estaba cerrado y sellado. Fui abajo a preguntar a otros colegas y estaba cerrado también. Pensé que iba a pasar algo, pensé si están ahí encerrados es que va a pasar algo. Entonces fui directamente a una agencia de viajes, pero primero fui al banco y cuando llegué había tres mil personas. Fui un poco tarde tener para conseguir dinero y no pude. Tuve que pagarle al trabajador del banco para que me diera mi dinero y conseguí un poco. Después fui directamente a la agencia de viajes y tuve que comprar un billete casi cinco veces más caro de su valor y después fui al aeropuerto. Ahí también tuve que pagar al policía para poder salir con un pasaporte ordinario y después entrar a Turquía con un pasaporte diplomático, porque no hace falta visado.  

- ¿Cuando usted llegó al Palacio Presidencial,  el presidente ya se había ido del país? 

Wahdat.

- Hace algunos días cerca de su oficina había tres helicópteros y ya no estaban, pero nadie estaba, aunque no fui a todas las oficinas. Había guardias y si iba hacia allá me iban a preguntar qué estaba haciendo. Cuando yo vi esta situación pensé que los talibanes iban a entrar en cinco minutos, así que no pensé en nada y escapé. Tenía que andar casi 2 kilómetros hacia mi coche y después escapar. Cuando llegué a Turquía supe que era el último vuelo que había salido de Kabul.

-¿Usted tiene familia en Kabul?

-Sí, mi madre, mi hermana y mi hermano se quedaron. Era imposible traerlos a todos porque no tenía tanto dinero y porque no podía ir a  casa. Yo he salido con una mochila pequeña, porque yo escapé directamente desde mi oficina. Fue muy difícil porque nadie sabía y casi 30 horas después, cuando llegué a Turquía los llamé. A lo mejor ellos me han buscado mucho. Nadie busca nadie, porque si venían los talibanes todos iba a escapar y si pierdes tiempo nadie puede salir. El primer día tuvo un impacto muy fuerte porque habían estado preocupados, tenían miedo porque son asesinos y terroristas. Nosotros lo sabíamos, pero los que tienen 30 años no saben cómo son, no los conocieron.

- ¿Pudo volver a hablar con su familia para saber cómo están?

- Hace 60 horas habló con mi madre y alguien les avisó que los talibanes están están buscando casa por casa a los oficiales, intérpretes y colaboradores de las fuerzas armadas de Estados Unidos, España y Gran Bretaña. Por eso hablé cinco minutos y mi madre me dijo que tenían que escapar porque no tenían mucho tiempo no hay mucho tiempo. Se escaparon y hace casi tres días que no tengo contacto con ellos.

- ¿Pudo reencontrarse con sus hijos y su esposa?

- No, mis hijos salieron casi un mes antes porque tenían un visado hacia otro país. Yo saqué a mi mujer, porque tenía cuatro niñas pequeñas de 2, 4, 5 y 7 años. Ellos se fueron de Afganistán casi un mes antes. No sabía qué venían los talibanes, pero por casualidad yo los mandé afuera.

- ¿Está con ellos, los pudo ver?

- No, no están aquí. A mi madre y los otros tampoco, porque para los talibanes los que trabajan con los occidentales son los ateos y los traidores. Ellos buscan familias, no sólo personas.

- ¿Qué es lo que más teme de los talibanes en el gobierno?

-De todo, porque lo que los talibanes harán más difícil la vida de las mujeres que no podrán salir y también se casan por la fuerza con chicas de 10 o 14 años. Si no, van a matar a sus hermanos, a su padre y esas cosas. También los   hombres deben dejarse la barba y ellos van a manejar tu vida. Para hombres así y para mujeres cero, nada. Lo que han ganado las mujeres en 20 años lo perdieron en 20 horas.

Wahdat, recibido por el ahora rey emérito de España, Juan Carlos.

- Usted es un oficial del Inteligencia. ¿Por qué no pudieron prever lo que iba a suceder?

- Hace un año el mando de los Estados Unidos comenzaba a hablar con los terroristas en Doha y dieron una posición política a un grupo terrorista. Por eso el ejército de Afganistán, los policías y todas las fuerzas armadas perdieron confianza. Por ejemplo, en cuatro año 65.000 soldados han muertos en la guerra con los talibanes. Escuché que el presidente de Estados Unidos dijo que los afganos no quieren una luchar con los talibanes y por qué lo iban a hacer ellos. En cuatro años 65.000 soldados murieron y hay 200.000 civiles muertos o heridos. En 20 años de los Estados Unidos sólo murieron 2.000. ¿Entonces quién está en la lucha? Nosotros, que tenemos casi 300.000 personas muertas o heridas, o los Estados Unidos que tienen 2.000. Ellos dijeron que vinieron para matar a Osama Bin Laden, pero por una persona mataron casi 300. 000 personas, sólo de los otros. Y también casi dos millones de personas han perdido sus casas y están emigrando de Afganistán. Sólo por una persona que no estuvo en Afganistán, porque Bin Laden estaba en Pakistán. 

Nadia Ghulam y el horror de Afganistán en carne propia: "Habíamos avanzado y no gracias a las tropas de EEUU"

- Entonces, yo interpreto que en su pensamiento íntimo usted siente bronca por la situación a la que los llevó Estados Unidos.

- Por mi parte, pienso que ellos han cerrado sus ojos hacia nosotros, han olvidado que habíamos estado luchando con ellos y ahora se van. Pero eso vuelve muy rápido, porque esto es como jugar con fuego. El que juega con fuego al final se quema. Algún día se va a repetir, porque los talibanes no son un grupo político, son terroristas, y algún van a atacar otra vez como el 11 de septiembre. 

- ¿Cómo sigue su vida en Turquía? ¿Cómo va a ser su sostén de ahora en más?

- Mi vida en una semana ya está destruida. Yo he estudiado lengua española, pero ahora yo soy un inmigrante. Sólo tengo en la mochila. Tú pierdes tu país y pierdes todo.

Leé y escuchá todas las anteriores entrevistas de "Tormenta de Ideas" haciendo clic aquí

Esta nota habla de:

Tenés que saberlo