Axel Kaiser: "Si no aprendemos de Economía, no vamos a salir de la miseria"

El escritor y activista chileno habló de todo en el programa "Tormenta de Ideas" con Gabriel Conte y Santiago Montiveros y explicó, por qué decidió escribir un libro de economía. La entrevista completa, aquí.

G. Conte y S. Montiveros

Axel Kaiser, el escritor, abogado, analista y activista liberal chileno, dialogó con el programa "Tormenta de Ideas" que se emite los días sábado por Radio Nihuil. 


Audio: Axel Kaiser en "Tormenta de Ideas"

Autor prolífico, el último libro de Kaiser, El economista callejero, está primero en ventase detrás de la cordillera y está pronto a publicarse en Argentina.

Habló de la peligrosa argentinización de Chile, de Javier Milei y también cuestiono a Mauricio Macri. Pero fundamentalmente, desarrolló su idea de que la gente, masivamente, debe aprender de economía.

Una dura crítica a los sectores de izquierda, a quienes acusó de ejercer una militancia religiosa "herencia jesuítica", dijo, al insistir en que todo el mundo puede vivir de igual manera

- ¿Chile se está argentinizando de alguna manera? Pendientes del dólar, con la devaluación de su moneda nacional, con todas estas idas y vueltas políticas que generan toda la tensión de parte de la ciudadanía chilena en los días previos al plebiscito de la nueva Constitución

- Se está argentinizando pero ya hace tiempo siguiendo un camino de crecimiento del estado que es insostenible, ataque al sector privado, de discurso anti mercado, antiliberal, y en consecuencia estamos teniendo instituciones cada vez más similares a les que hoy en día tiene Argentina que está entre los últimos países del mundo en el ranking de libertad económica, nosotros hemos perdido decenas de posiciones en los últimos años aquí en Chile y si seguimos así no vamos a terminar mucho mejor a la Argentina, la pregunta es qué tanta destrucción institucional vamos a hacer de aquí a los próximos años, yo creo que si se aprueba la nueva constitución ahora en septiembre vamos a terminar probablemente casi pero que la Argentina, y si no se aprueba y se rechaza, yo creo que el deterioro va a ser menos agresivo y a ser más sostenido en el tiempo, pero no va a haber una recuperación hacia lo que fuimos alguna vez como el país más próspero de América Latina.

- Precisamente, una de sus tesis doctorales tiene que ver con la revolución del mercado en Chile, cuánto tuvo que ver la experiencia estadounidense, esa revolución del mercado que ha sostenido y equilibrado la economía chilena durante tantos años, ¿está en riesgo con la gestión de Boric?

- Sí, viene siendo amenazada yo diría hace ya varias décadas incluso y la gestión de Boric claramente va en la línea de un país populista, de una izquierda más radical incompatible completamente con los fundamentos de prosperidad que hemos conocido, y en consecuencia, las reformas que pueda hacer su gobierno, vamos a ver cuántas puede llevar a cabo, van a hacerle todavía más daño a la posibilidad de salir delante de los chilenos, tal como lo hicieron las reformas de Bachelet en su segundo gobierno, porque no te olvides que la obsesión de todos ellos es destruir el mercado básicamente, es decir la característica y común denominador de todos los movimientos populistas latinoamericanos es que buscan destruir por completo y en la medida en que sus posibilidades lo permitan, las instituciones de mercado. El caso más extremo es Venezuela, y el otro viene siendo Argentina. Ambos fueron países muy prósperos, en algún momento Argentina fue uno de los países más ricos del mundo y hoy día es uno de los más atrasados, y esos es producto de estas ideas estatistas, populistas colectivistas antimercado, que están motivadas por una intuición moral que es la de terminar con la desigualdad y que todo mundo comparta una experiencia de vida similar, y se ve al mercado como una fuente de pecado, hay una cosa muy religiosa en esto.

- ¿Ustedes tienen temor de que termine repercutiendo en Chile como en Argentina el tema de la inflación, que el Banco Central corra riesgo de dejar de ser independiente como pasa en Argentina también?

- Si se aprueba la nueva Constitución, el Banco Central en Chile el 4 de septiembre va a dejar de ser independiente, porque está regulado de tal manera en la nueva Constitución, que con una simple ley la Asamblea, que va a terminar dominando el escenario político chileno porque se elimina el Senado, va a poder hacer lo que quiera con el Banco Central, entonces van a remover a los consejeros, los van a lesionar políticamente, y van a poner al Banco Central bajo control del poder Ejecutivo, y vamos a terminar como Argentina o sea, lo van a terminar usando para financiar el déficit, para financiar el gasto público, con lo cual van a destruir completamente la moneda nacional, en todas partes donde gobierna la izquierda termina ocurriendo exactamente lo mismo, salvo cuando estás dolarizado, ahí no pueden destruir el valor de tu moneda.

- ¿Cuándo empezó este proceso que usted marca cmo un proceso negativo para Chile?

- Bueno yo diría que los inicios de este proceso comienzan claramente en el gobierno de Ricardo Lagos que fue del 2000 en adelante, porque el virus igualitario lo introduce él en el discurso, bueno la izquierda más dura lo venía promoviendo desde siempre, y la centroizquierda comienza a tomar más las banderas de la izquierda, y ese discurso muy inspirado en el jesuitismo, que por lo demás el jesuitismo fue un elemento esencial, central del peronismo en Argentina, es lo que lleva a que América Latina fracase una y otra vez y ahora les va a pasar a los colombianos, les está pasando a los chilenos, y vamos a estar una y otra vez cayendo en este eterno retorno a la miseria producto de estos profetas de la religión colectivista, completamente hostil con las políticas de mercado es decir, de la libertad individual.

- ¿Cuánto de culpa tienen los políticos liberales en el fracaso de las ideas liberales? Porque se nos está planteando una igualdad que implica que todos estemos igual de mal, cuando podría plantearse una teoría política una acción política que estemos todos compitiendo por estar igual de bien. Uno ve las diferencias en Chile y en Argentina de los dirigentes políticos, no es lo mismo Kasta que Sichel, que Matthei, Lavín, que usted o que Pedro Pol, por ejemplo, y en Argentina las diferencias entre Milei, Espert, Macri. Realmente están colaborando para ser vistos más como un meme, por lo menos en el caso argentino, que como una posibilidad de gobierno. ¿Qué culpa tienen, qué hay que hacer para discutir mejor estas ideas?

- Yo pienso que los políticos liberales son muy escasos en América Latina, en el punto más extremo uno tiene los casos como Javier Milei, que es uno de los pocos que cree en Argentina en instituciones de mercado y me parece que es la única forma que tendría Argentina de salir adelante. Con Macri ya vimos lo que pasó, le terminaron devolviendo el poder a los kirchneristas, no se hicieron las reformas que tenían que hacerse y por lo tanto él fue un tibio socialdemócrata que mantuvo el statu quo totalmente descompuesto, que tiene a la Argentina en la miseria en la que está. Y los Kirchner, todos los corruptos de nuestro continente, Boric, toda esa gente que hace un negocio fenomenal de explotar el resentimiento y la idea de que la van a quitar al que tiene más para darle al que tiene menos, esa gente termina siendo la ganadora siempre, porque nosotros no hemos logrado cambiar el sentido común dentro de la población, y el único que está haciendo ese trabajo en Argentina es Javier Milei, y si no gana él la próxima presidencia de la república, van a seguir en lo mismo. Tal vez gane alguien de Juntos por el Cambio, pero no va a lograr resolver ningún problema de la Argentina, olvídenlo. Y siempre el discurso de la izquierda con este utopismo de "vamos a construir un mundo mejor, lo único que tenemos que hacer es destruir el neoliberalismo", es más fácil, siempre va a ser más fácil porque, claro, nosotros los liberales defendemos una cierta realidad y planteamos soluciones que van a mejorar la calidad de vida de la gente pero no un paraíso, entonces cuando llegan los populistas de izquierda y dicen "viste hay un 15% de pobreza, en caso de Argentina un 40 de pobreza" ellos siempre van a decir que es culpa del neoliberalismo. Lo culpan al liberalismo de todo, aunque hayan gobernado ellos 20 años, pero es culpa de que no han terminado de acabar con el neoliberalismo. Siempre es ese el discurso, lo ves en Cristina, lo ves en los peronistas, o ves en Chávez, lo ves en Evo Morales, Fidel Castro lo decía hasta que se murió en Cuba, que todavía los problemas que iban quedando en Cuba eran culpa del capitalismo, del imperialismo, del neoliberalismo, entonces no importa cuánto tiempo ellos gobiernen, ni cuanto cambien las instituciones hacia el estatismo corrupto, siempre van a tener este discurso utópico de que aún el ideal que ellos plantean es el horizonte al que hay que llegar y falta destruir a los liberales que son los enemigos. Y mientras el sentido común, insisto en este punto, prevalezca del lado de la izquierda, y esa intuición de que la izquierda tiene la razón en lo moral, una superioridad moral, sea común en los círculos de influencia intelectual estamos totalmente derrotados porque nuestros gobiernos de centroderecha como Macri o Piñera van finalmente a estar siempre a la defensiva, nunca van a pasar a la ofensiva, haciendo reformas que puedan mejorar la calidad de vida de nuestros países, van a estar siempre teniendo que pedir perdón o dando explicaciones por lo que han planteado o si hacen cosas que van en contra del sentido común estatista que predomina en nuestra cultura política.

- Usted sabe que el peso argentino, más allá de gastos corrientes no tiene otra utilidad porque se devalúa minuto a minuto y en ese sentido hay muchos, aquí en Mendoza que somos vecinos de Chile, que se refugian en el dólar, en el Euro y también en el peso chileno. ¿Es recomendable hoy en día comprar pesos chilenos como una forma de ahorro?

- El peso chileno es mejor que el argentino sin ninguna duda, nuestro nivel de devaluación, tenemos una inflación del 1º, 12 por ciento en estos tiempos lo que es muy malo, es la más alta en décadas, pero claro ustedes están ya en un 60, 70 por ciento y en ese sentido si es la única alternativa que hay tal vez es mejor, pero yo no lo recomendaría por ningún motivo en el mediano y largo plazo, sí recomendaría el dólar, como hacen los argentinos desde hace mucho tiempo, el euro que también puede entrar en problemas más adelante, y lo mejor de todo el franco suizo, sin ninguna duda pero no sé si eso lo tienen disponible como para comprarlo por allá.

- Una forma que usted ha buscado de que la gente sea su líder es este último libro sobre El economista callejero, y es que la gente aprenda de economía. Usted sostiene que las élites los poderosos, los dirigentes, no solamente los políticos sino también los empresarios le mienten a la sociedad en torno a la economía con tal de seguir estando allá arriba e impidiéndole tener conocimientos que serían sustanciales para que la sociedad se mueva de otra manera, ¿es así?

- Claro. Los políticos hacen el negocio de que la gente sea ignorante en términos económicos porque les prometen todo fácil y que les van a resolver los problemas con actos legislativos o de puro voluntarismo administrativo, como en el caso de Argentina con la fijación de precios o Precios Cuidados, y hoy hay una discusión en Argentina sobre la inflación realmente para encerrarse en un asilo y hacerse un tratamiento psiquiátrico, es impresionante la cantidad de estupideces que se dicen en la discusión pública argentina, y a mí no me sorprende que Javier Milei que discute estas cosas todo el tiempo, las combate, sea una persona que tenga que hablar con tanta energía y tanta dureza porque el nivel de absurdo, de corrupción mental de quienes tratan de explicar la inflación como una cuestión de que los empresarios están acaparando, el mismo presidente Alberto Fernández, entonces qué ocurre, que por un lado no hay ninguna duda de que son unos totales ignorantes en materia económica, cuando ves la clase política, sobre todo la izquierda, la izquierda considera que saber de economía es casi una traición a sus principios, es algo inmoral, y ha habido grandes jerarcas de la izquierda internacional como Francois Miterrand que se jactaban de no tener un solo libro de economía en su biblioteca. Claro porque aprender de economía es algo "neoliberal", es una traición al pueblo, entonces no tienen idea de economía, por un lado, pero abrazan todas estas ideologías que a su vez tienen una respuesta a los problemas económicos, pero como no están conectadas con la realidad son respuestas que no van a beneficiar a las masas sino solo al que pretende el poder político o al que ya tiene el poder político, y ¿cuál es el común denominador en este discurso? Siempre que la culpa es de otro, siempre la culpa es del rico, o del capital internacional extranjero, de la oligarquía, la culpa nunca es del populista que está gobernando en ese momento, Yo nunca he visto al gobierno argentino reconocer que el problema de la inflación es creado por el exceso de gasto de ellos, lo que he visto es a Alberto Fernández decir que, cada vez que le pasan más plata a la gente suben más los precios y que él no puede entender eso y le echa la culpa a los empresarios cuando en realidad es precisamente porque le están pasando cada vez más plata monetizando el gasto fiscal la razón por la cual están subiendo los precios, y ustedes tienen al lado a Uruguay donde el peso uruguayo ha sido la moneda que más se ha fortalecido en América Latina frente al dólar. O sea 1que mientras ustedes tienen problemas de inflación y devaluación los uruguayos tienen una moneda que se fortalece, cuál es la diferencia, los uruguayos no están destruyendo su moneda financiando déficit fiscal con gasto público y tiene políticas económicas que atraen capitales internacionales y entonces entran muchos dólares al Uruguay, entre ellos muchos dólares argentinos con lo cual se aprecia el peso uruguayo. El presidente Lacalle Pou si entiende de economía, y cuando uno lo ve en sus discursos, su visión de la realidad es totalmente opuesta a cuando uno oye al presidente Boric en Chile o a Alberto Fernández en Argentina. Y por eso a Uruguay le está yendo bien y a Chile y Argentina le está yendo pésimo, son dos de las monedas más devaluadas del mundo en el mes de junio. Entonces con El economista callejero, que se va a publicar pronto en Argentina, en agosto, pretendo entregarle herramientas al ciudadano común y corriente para que entienda cuestiones básicas y fundamentales de economía, porque si la gente no se culturiza, no aprende ella principios elementales, porque es un libro de introducción, con ejemplos cortos, simples, muy fáciles para entender estas cosas, entonces los políticos van a seguir manipulándolos y les van a seguir haciendo creer que les van a solucionar la vida regalándoles migajas y después estás en el 40 o 50 por ciento de pobreza por creer todas estas cosas que ellos dicen que pueden ser intuitivamente tener sentido pero que desde el punto de vista de cómo funciona la realidad son fraude, entonces tenemos que tener herramientas los ciudadanos para poder frenar la rapacidad y el engaño populista que nuestros políticos una y otra vez tratan de vendernos, de lo contrario estamos totalmente liquidados, nunca vamos a salir de la miseria en América Latina.

Más sobre el entrevistado ¿Quién es?

Axel Kaiser se formó en Santiago de Chile y completó su formación en la Universidad de Heidelberg, donde cursó su doctorado. Es un colaborador habitual en numerosos medios de comunicación chilenos y del exterior.

Es conocido por su labor como analista político y financiero, siendo director ejecutivo de la Fundación para el Progreso, un centro dedicado al estudio de la política y la economía chilena desde una fuerte ideología liberal clásica.

A lo largo de su carrera Kaiser ha publicado numerosos artículos y ensayos, de entre los que habría que destacar títulos como "La miseria del intervencionismo: 1929-2008", quizá su obra más conocida. También es autor de libros como, "La tiranía de la igualdad" o "La neoinquisición", "El Chile que viene", "La fatal ignorancia","El Engaño Populista", "El Papa y el capitalismo". Su último libro -del que hablará con "Tormenta de Ideas"- es líder en ventas en Chile, "El economista callejero".

Es Doktor der Philosophie por la Universidad de Heidelberg (Alemania). Fue profesor visitante en la Universidad de Stanford, California (2020). 

Metete en sus libros vía Lecturalia

Resumen y sinópsis de "El economista callejero", de Axel Kaiser

Axel Kaiser: "Si no aprendemos de Economía, no vamos a salir de la miseria"

15 lecciones de economía para sobrevivir a los políticos y demagogos. Una introducción a la economía para no dejarse engañar por demagogos y populistas

Probablemente no exista una disciplina más importante para la vida diaria de las personas que la economía. Sin embargo, el analfabetismo y la incomprensión en esta materia son mayores que en cualquier otra. No sólo la mayoría de ciudadanos carece de nociones económicas básicas, sino que las élites políticas e intelectuales también suelen ser ignorantes en la materia.

Frente a los «economistas de salón», expertos debatiendo desde sus torres de marfil, Kaiser sostiene que lo que necesitamos son economistas callejeros, capaces de exigir un mínimo de sensatez y racionalidad a los políticos y líderes de opinión.

A partir de las ideas de gigantes de la economía como Friedrich Hayek, Ludwig von Mises, Joseph Schumpeter y Milton Friedman, Kaiser presenta un texto accesible e introductorio que busca contribuir a superar buena parte de las patologías políticas y de las ideologías que destruyen nuestras sociedades arruinando nuestra libertad.

Resumen y sinopsis de "La neoinquisición" de Axel Kaiser

Axel Kaiser: "Si no aprendemos de Economía, no vamos a salir de la miseria"

Un contrataque racional y argumentado contra la línea de flotación de la corrección política

Hoy ya no se quema a las brujas en la hoguera ni se somete a nadie a un proceso inquisitorial. Pero no cabe duda de que un nuevo puritanismo, cuyo origen se encuentra esta vez en la izquierda intelectual, afecta de lleno a Occidente y causa un daño considerable.

Vivimos en la era de la llamada «corrección política», que podría definirse como una práctica cultural cuyo objetivo es la destrucción de la reputación personal, la censura e incluso la sanción penal de aquellas personas o instituciones que no se adhieran a cierta ideología identitaria, la desafíen o la ignoren. Una ideología que promueve la liberación de grupos considerados víctimas del opresivo orden occidental, que tiene sus propios estándares de pureza moral y establece una clara distinción entre el bien y el mal.

Sus apóstoles, como ocurría con las viejas persecuciones de brujas, están dispuestos a seguir el dedo acusador donde quiera que apunte para destruir al diablo y liberar a la sociedad de su influencia maligna. Al igual que los tribunales de antaño, quien se declara en contra de sus postulados es identificado con el mal, exponiéndose a las turbas y los tribunales populares de los medios de comunicación y las redes sociales.

Con este libro valiente, que es una celebración de la libertad y la herejía, el intelectual chileno Axel Kaiser aborda uno de los temas principales de nuestro tiempo: la utilización de las emociones y la ofensa para rehuir un debate franco, democrático y libre y para crear un nuevo tribalismo incompatible con la libertad individual que emergió en Occidente.

Resumen y sinópsis de "La tiranía de la igualdad" de Axel Kaiser

Axel Kaiser: "Si no aprendemos de Economía, no vamos a salir de la miseria"

Las falacias, errores y mitos en los que se basan quienes defienden una sociedad igualitaria.

La igualdad ha sido durante siglos tema de discusión entre políticos y pensadores, pero hoy en día la creciente ideologización del término por buena parte de la izquierda en España y Latinoamérica lo ha convertido en la palabra más pronunciada en los discursos y declaraciones de éstos.

Oímos decir continuamente que la desigualdad es inmoral por definición y que una sociedad igualitaria siempre será mejor que una sociedad desigual. Pero esto tiene trampa. El tan cacareado reclamo por la igualdad confunde a la gente porque en realidad es un reclamo de riqueza. Evidentemente todos quieren ser iguales, pero iguales al que tiene más, nadie quiere ser igual al que tiene menos.

Las ideas colectivistas con las que nos avasallan y en las que nos dibujan como una comunidad unida en la que todos nos protegemos y en la que una autoridad nos controla por el bien de todos son de inspiración tribal, y solamente pueden conducirnos al intervencionismo estatal y a la tiranía.

Este lúcido y magistralmente argumentado ensayo, se publicó por primera vez en Chile en el 2015 y fue un auténtico éxito de ventas, figurando durante meses entre los libros más vendidos. En esta edición ampliada y revisada por el autor, Kaiser también reclama la necesidad de un programa liberal valiente que contrarreste el asalto populista que nos asola y que nos está abocando al desastre.

Resumen y sinópsis de "El engaño populista" de Axel Kaiser y Gloria Álvarez Cross

Axel Kaiser: "Si no aprendemos de Economía, no vamos a salir de la miseria"

Contra la demagogia, las falacias y las trampas del populismo.

El populismo, que lleva años afianzado en los gobiernos de América Latina, ha irrumpido recientemente y con fuerza en España de la mano de Podemos. A lo largo de los años hemos visto como las políticas intervencionistas han conducido a sus países a la pobreza, a la inflación desbocada, a la corrupción -incluso en figuras como el expresidente brasileño Lula da Silva-, a los recortes de derechos y libertades y, en definitiva, a la destrucción de las posibilidades de progreso.

Para entender este fenómeno tan arraigado en Hispanoamérica, los autores analizan la anatomía de la mentalidad populista, su desprecio por la libertad individual y la correspondiente idolatría por el Estado que los emparenta con totalitarismos del pasado, así como el odio hacia el neoliberalismo o su obsesión igualitarista, entre otros aspectos.

Otro factor fundamental de la tradición populista, que se estudia en este libro, es la hegemonía cultural, el rol de los intelectuales y el uso del lenguaje en la creación de opinión a través de los medios de comunicación. Podemos, en este sentido, apenas ha adaptado al mercado español las formas y usos de una estrategia ya validada en otros territorios.

A pesar de este panorama tan desalentador, los autores sostienen que hay esperanza.

Una alternativa política que pasa por construir un nuevo republicanismo liberal a partir de la recuperación de las instituciones, la educación y el uso de las nuevas tecnologías.

Leé a Axel Kaiser vía Memo

La ejecución de la social democracia

La maldición del utopismo

Anti neoliberales

Cobardes, cómodos y moderados

Las entrevistas de "Tormenta de Ideas" vía Memo TV Streaming

Todos los videos, haciendo clic aquí

Todas las entrevistas, desde aquí

Esta nota habla de:
Más allá de nuestros deseos de triunfo, ¿quién creés íntimamente que ganará el primer partido de la Copa América?