Boric dejó en offside a Alberto Fernández en su defensa de Cuba, Venezuela y Nicaragua

El presidente chileno no defendió las dictaduras, insistió con las elecciones "libres y transparentes" y con la liberación de los opositores. Lacalle Pou también fue muy crítico por la presencia de esos países.

El presidente Alberto Fernández, anfitrión de la cumbre de la CELAC, quedó en offside por su defensa sobre Cuba, Venezuela y Nicaragua, luego de que el mismo Gabriel Boric, presidente de Chile y referente de izquierda, pidiera "elecciones libres, justas y transparentes" en Venezuela. Además, criticó a Nicaragua por la persecución a opositores y se refirió al "autogolpe" de Pedro Castillo en Perú.

Alberto Fernández, en el discurso de apertura de la Cumbre, esgrimió el vetusto justificativo antiimperialista de que "Cuba lleva un bloqueo de más de seis décadas y eso es imperdonable. Venezuela padece otro tanto", y agregó que "la ultraderecha se ha puesto de pie y amenaza a cada uno de nuestros pueblos. Nosotros no debemos permitir que esa derecha recalcitrante y fascista ponga en riesgo la institucionalidad de nuestros pueblos".

Es más, el presidente argentino incluso aseguró que "Todos los que están aquí han sido elegidos por sus pueblos y sus pueblos los legitiman como gobernantes".

Esta afirmación no fue compartida ni siquiera por el presidente Boric que sí se considera dirigente de izquierda. El chileno resultó tener un discurso más centrado en la democracia y las instituciones: "La democracia se debe respetar especialmente en elecciones libres cuando gana aquel con quien no estoy de acuerdo y los derechos humanos son avances civilizatorios que deben ser respetados", expresó.

Además, Boric incluso pidió la liberación de los "opositores que aún se encuentran detenidos de forma indigna" en Nicaragua.

El presidente uruguayo Luis Lacalle Pou, que se define como un liberal, insistió en la oportunidad para crear una zona de libre comercio desde México hasta Argnetina, pero también criticó a los regímenes políticos autoritarios.

Señaló que la declaración de la cumbre de la CELAC "habla de respeto a la democracia, los derechos humanos y el cuidado a las instituciones", pero que, a pesar de ello, "claramente hay países acá que no respetan ni las instituciones, ni la democracia ni los derechos humanos".

"No tengamos una visión hemipléjica según el perfil ideológico", remarcó. 

Mirá los discursos de Boric y Lacalle Pou

Esta nota habla de: