Martín Caparrós: "Milei y el kirchnerismo son dos caras de una moneda bastante parecida"

El escritor y periodista argentino Martín Caparrós contó cómo se vivió la tensión internacional tras la visita de Milei a España en los últimos días. Habló en el programa "Tenés que saberlo" por Radio Jornada.

Conte, Argüello y Bitar
Conductores del programa "Tenés que saberlo", de lunes a viernes a las 7 por Radio Jornada

La relación entre los gobiernos de España y Argentina llegó a un punto de tensión tras las declaraciones de los principales dirigentes de ambos países y la presencia de Javier Milei en la cumbre de Vox en España.

El escritor y periodista Martín Caparrós, residente en Madrid -y conocido polemista en las redes sociales- analizó la situación que se está viviendo.

"Es más grave la reunión con empresarios que se inventó a último momento Milei y la presidencia argentina con empresarios españoles para disimular que este era un viaje privado. Esa reunión con empresarios, de la que recién se empezó a hablar en los últimos días cuando hubo gente que empezó a preguntar por qué el Estado argentino tenía que pagar medio millón de dólares para que Milei fuera al acto de un amigo suyo en España como Santiago Abascal, el jefe de Vox", señaló Caparrós.  

"Son ellos o nosotros": el juego de suma cero de Javier Milei

Indicó que, a dicha reunión solo asistieron segundas líneas de las empresas españolas: "Si vos mandás un presidente, lo menos que podés esperar, es que vengan los presidentes, los jefes verdaderos de las empresas. Esto demuestra claramente cuál es la situación en España con respecto a la Argentina", señaló, y agregó que es improbable que las empresas elijan Argentina para invertir: "Hay 180 países en el mundo donde pueden poner su dinero y sus intereses ¿por qué se van a complicar la vida metiéndose en el gran defaulteador del mundo?".

Sobre la tensión política, el escritor marcó que existe una competencia entre Vox y el Partido Popular, ambos partidos de derecha: "Todos los jefes políticos de Vox vienen del Partido Popular, son gente que ha militado durante años en el PP. En realidad, tenían carguitos, o chiringuitos. Eso estaba contenido dentro del Partido Popular y hace 10 años en España empezó a romperse el bipartidismo férreo que había durado treinta años entre el PP y el Partido Socialista. Por izquierda apareció Podemos y a la derecha del PP se fueron estos oportunistas que formaron Vox y cuyo efecto más importante es el de haber corrido más a la derecha al Partido Popular, que ahora siente que no puede darse el lujo de que haya otros que ataquen a Sánchez más que ellos", explicó Caparrós.

Milei, junto a su anfitrión español, el ultraderechista Santiago Abascal.

Milei, junto a su anfitrión español, el ultraderechista Santiago Abascal.

El analista señaló que Sánchez puede utilizar esta pelea con Milei y usarla en su favor, a la vez que Milei puede salir beneficiado: "Con Milei me surge la pregunta de si es o se hace. Si estas peleas son una forma de estrategia política para mantenerse en el candelero y que además no se hable de la situación dramática en la que está la Argentina o si lo hace porque no tiene más remedio, es así y no puede hacerlo de otra manera. No sé cuál de las dos hipótesis me asusta más", señaló.  

Hasta la derecha española cuestiona los dichos de Milei en la cumbre de los "ultras"

Caparrós marcó que Milei pasó en 5 años de bufón de televisión a presidente con esta estrategia y tal vez por eso continúa con esa tónica: "No sirve para mucho, yo creo que ese primer momento del ministro de Transporte de aquí se ha exagerado mucho, porque era una reunión privada de militantes y mostrando un video famoso de Milei aquella vez que fue a un programa de televisión y decía que escuchaba rumores y que no conseguía hablar de corrido y dijo que no se sabía si había ingerido alguna sustancia antes o después. Eso fue todo lo que dijo, que es irrespetuoso, pero no es lo mismo que el comunicado de respuesta que sacó la Presidencia de la Nación Argentina oficialmente diciendo que Sánchez estaba llevando a España al hambre y la miseria, y que dejaba entrar a los inmigrantes que violaban a las mujeres españolas, una cantidad de disparates realmente extraordinarios", comentó.

Caparrós explicó que la visita de Milei sin saludar protocolarmente a sus pares, tampoco fue bien vista: "Lo de la mujer del Presidente fue la grosería que colmó el vaso, pero dijo que los socialistas habían matado a 150 millones de personas. Aquí el partido que gobierna, y que gobierna porque lo votaron los españoles, se llama Partido Socialista y no tiene nada que ver con lo que pensamos como socialismo, es un partido de centroizquierda", explicó.

El escritor argentino señaló que fue muy aplaudido por Vox y que el Partido Socialista no tiene nada que ver con aquel "socialismo" aludido por Milei, más allá del nombre: "Me parece que Milei vino a buscar roña y la encontró, porque cuando lo manifiesta e insiste, en algún momento hay algo que el otro dice, hasta acá, no lo tolero más", señaló. 

 Milei no se disculpa: comparte en X las palabras "que tanto incomodan"

Por otra parte, el escritor explicó que en ningún momento se habló de romper relaciones, sino de tomar las medidas oportunas: "Pueden ser cualquiera, sospecho que una medida que podrían estar pensando es que Milei tiene previsto volver acá dentro de un mes y quizás le hagan saber que es mejor que no venga. Es otra visita privada en la que no piensa saludar a nadie, en la que va a un instituto de ultraderecha en la que le van a colgar una medalla. Quizás le hagan saber que mejor espere un poco para venir, pero probablemente ni siquiera eso, seguro que no van a romper relaciones diplomáticas por esto", señaló.

Finalmente, Caparrós marcó que encuentra ciertas similitudes entre los manejos del actual gobierno y el kirchnerismo: "Son dos caras de una moneda bastante parecida, de pensar que son únicos, los únicos que saben y todos los demás son idiotas o enemigos y por lo tanto hay que tratar de destruir al otro. En ese sentido se parecen bastante", concluyó.

Esta nota habla de:
Más allá de nuestros deseos de triunfo, ¿quién creés íntimamente que ganará el primer partido de la Copa América?