La medicina, según el Turco Chediak: "El médico no es diferente a la sociedad de donde surge"

Roberto Chediak murió y partió corazones al hacerlo. Pero dejó libros y enseñanzas que en tiempos hipersanitarios deben tenerse en cuenta.

En 2018 murió el médico Roberto Chediak. Tal vez calificarlo por su profesión resulte insuficiente, atento a que fue un actor social relevante, dándole voz a sectores que por lo general no consiguen hacer notar sus carencias, olvidados por todos. No fue un marketinero de la pobreza, sino un combatiente en su contra en terreno. No quería caridad, sino calidad de vida. Junto a otros personajes de Mendoza trazó caminos que esperan todavía volver a ser recorridos, aunque tal vez esté sucediendo en silencio y no lo sepamos. Allí estaban sus compañeros incansables: Olga Ballarini, Luis Triviño, Esther López, Elsa Pizzi, Roberto Follari, Pedro Zalazar, Ennio Fattiboni, Jorge Barandica, Oscar Santarelli, Walther Marcolini entre otros con quienes movilizó a la Corriente de Opinión Ciudadana.

Allí están sus libros, hoy, como motor, para quien quiera sentirse intimado a actuar social y ciudadanamente. Hay que buscarlos, usarlos y pasarlos a otra persona: "Memoria y Futuro" y "Recuerdos y Caminos".

A raíz de su experiencia, en 2013, cuando ni se imaginaba que le quedaba solo un lustro de camino, y muchos menos podía imaginar el imperio de una pandemia con su autoritarismo, contradicciones y negocios, dialogó sobre la medicina y el resultado de aquella charla fue el que sigue, textual y en presente. Leamos escuchándolo, como si estuviera aquí:

"En un hospital te dicen: ´Que pase el número que sigue¨. En una obra social te llaman directamente por el apellido: ´¡Pase Gómez!". Y en un hospital privado ya te tratan de otra manera: ´Pase, señor Gómez´".

Roberto Chediak se queja de que el estado haya terminado por adaptarse a las reglas del mercado y que no haya sostenido su rol humanizado frente a la problemática sanitaria. Está convencido, además, de una falsa humanización de las prestaciones que tratan al paciente como a un cliente.

Martín Appiolaza: El adiós a Roberto Chediak

El médico pediatra que estudió con Maurín Navarro, que se sumó a las luchas sociales desde su militancia en el Partido Socialista Popular y que llegó a ser concejal de su municipio, Godoy Cruz, fue homenajeado de la mejor manera: en el Concejo Deliberante habló sobre un tema en el que muchos lo sentimos con autoridad para hacerlo, "Política y Valores: memorias de un militante".

"Y prefiero hablar desde la memoria de un militante porque es el testimonio que puedo dar: no desde la academia o como escritor, sino como un militante", nos cuenta Chediak en una breve charla que promete para más en algún momento en que se haga propicio el encuentro cuerpo a cuerpo.

Sobre el "seguro de salud" anunciado por el Gobierno, Chediak prefirió no puntualizar. "No lo he leído bien, pero me parece que no va a andar", dice, para luego argumentar desde el fondo del problema.

"El problema -aseguró- es que el sistema ya está pervertido y hay que afrontar esta situación a fondo. De todos modos, hay que admitir que tenemos infraestructura y lo que está faltando es una formación del recurso humano. Es decir: está muy tecnificado, pero es poco humano y con poca visión social".

El pediatra alerta en torno a que "siguen viejas prácticas y se ha aceptado el concepto de que la ´salud es mercado´. Las prepagas mandan. Algún funcionario dijo, en un momento, que los bancos estaban muy interesados en intervenir en el mercado de la salud. Eso lo decía un funcionario que pensaba que su objetivo era ´explorar el mercado de la salud´ y la salud no es un mercado". Al respecto, Chediak insistió en que "la base se ha deshumanizado en gran medida y se ha ido perdiendo el médico de cabecera y también el clínico de cabecera, porque las especialidades son las que dan rédito".

- El ministro de Salud reconoció que no se enseña en la Universidad sanitarismo público y que él ahora entiende la importancia de formar en ese punto...

- Estoy de acuerdo. La medicina social debe estar en todas las carreras. Maurín Navarro me enseñó cuando íbamos a primer año de la carrera de una manera muy particular: nos sacaba a los barrios. No solo hay que conocer la medicina, sino cómo funciona la sociedad. Nos daba fisiología de la sociedad. Nos sacaban a vacunar, a conocer el territorio y cómo vivía la gente. Hoy, coincido, hay una falta de formación en ese sentido.

Chediak recuerda que la suya, "era la época de Sánchez Guisande, un republicano exiliado del franquismo y que enseñaba anatomía. Él hablaba con Maurín Navarro de que había que conocer no solo la anatomía humana sino la de la sociedad. Se daba psicología medica para conocer al paciente y su entorno. Hoy son números, son usuarios".

"La salud es un reflejo de la sociedad y de las actitudes culturales y económicos de la sociedad. El médico no es diferente a la sociedad de donde surge y se amolda a lo que está pasando, en lugar de luchar por cambiar la realidad".



Y, tras su paso por el Ministerio de Salud, recuerda que allí "había un teléfono que era de ´atención al cliente´, no al ciudadano. Se empezaron a usar los términos del mercado. Las personas fueron tratadas como cosas. Y ahora hay que volver a impregnarla de humanismo".

Como ejemplo del abordaje humanizado de la medicina que hace falta, cuenta que "una psicóloga que atiende chicos me decía hace unos días: ´Qué hago yo dándole una hora de atención a un chico en donde vive en su casa con un padre alcohólico que golpea a la madre y a cinco hermanitos más´. La respuesta médica también es que hay que trabajar desde lo social".

Su diagnóstico es negativo: "Hay infraestructura, pero sin humanidad. Algunas obras sociales que dan turnos a dos meses, mientras las multinacionales de medicamentos haciendo sus negocios, pagando viajes y congresos, algo muy parecido a una coima".

- ¿Qué consejo le daría a las autoridades de Salud que acaban de lanzar un plan?

- Yo diría que tiene razón: hay que implicar a las universidades. Pero el problema es que tendrán que encontrar profesores muy formados en lo social. Están muy condicionados por las especialidades. Hay que respaldar la atención primaria de la Salud. Yo quiero ver cómo se implica la Osep el Pami en una política más conjunta y en la misma línea.

Finalmente, Chediak insiste: "La salud es un reflejo de la sociedad y de las actitudes culturales y económicos de la sociedad. El médico no es diferente a la sociedad de donde surge y se amolda a lo que está pasando, en lugar de luchar por cambiar la realidad".

Quién fue Roberto Chediak. Médico pediatra, estudió en la Universidad Nacional de Cuyo. Trabajó como médico en el Hospital Emilio Civit (1965-1975). Fue médico Ad Honorem en el Barrio Flores de Mendoza (1970-1973). Exiliado entre 1976 y 1984 en Colombia y Costa Rica. En ese periodo integró la Comisión de Solidaridad con el Pueblo Argentino contra la Dictadura Militar en Colombia y Costa Rica. Master en Salud Pública en la Universidad Nacional de Colombia (1979), investigador en Salud Laboral y Medio Ambiente en el Consejo Superior Universitario Centroamericano de Costa Rica (1979-1984), consultor de la Organización Panamericana dela Salud en varias oportunidades (1980-1984). Integró la Brigada de Salud en Nicaragua (1979-1981). Fue médico en el Centro de Salud del Barrio La Gloria (Godoy Cruz, Mendoza, 1985-1995). Subcoordinador de Salud en el Área de Godoy Cruz. Concejal en esa misma ciudad por el Partido Socialista en el Frepaso (1995-1999). Miembro de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, de la Comisión por la Memoria de la Legislatura Provincial y militante de Movimientos Pacifistas. Autor de innumerables publicaciones en periódicos locales y de los libros "Memoria y Futuro" y "Recuerdos y Caminos". Fue miembro fundador del Movimiento Integral de Salud en Mendoza y del Foro de Opinión Ciudadana. Integró la Comisión de Seguimiento de Políticas Penitenciarias junto a Jorge Contreras y Luis Triviño. Trabajó en Educación Popular en Salud durante varios años. También en Salud Pública y Medicina Social a nivel de investigación Provincial e Internacional. Realizó publicaciones científicas en ambitos nacionales e internacionales en temas relacionados con la salud pública. Realizó disertaciones sobre salud, temáticas sociales y políticas en diversos ámbitos provinciales, nacionales e internacionales. Recibió numerosas distinciones: Distinción Sanmartiniana de la Legislatura Provincial, de la Cámara Empresarial de la Ciudad de Mendoza (2005), distinción de "Los Vecinos" (2000). Fue candidato a distintos cargos electivos por el Partido Socialista.

Esta nota habla de: