Quién es el cónsul de Perú en Mendoza que trabajó para seis presidentes

Nelson Ortíz Argumedo tiene bajísimo perfil, fue nombrado en 2017 y ya va por su sexto Jefe de Estado peruano.

Nelson Freddy Ortiz Argumedo, Cónsul General del Perú en Mendoza, fue nombrado en 2017 y, desde entonces, ha trabajado para cinco presidentes distintos y que probablemente siga en el cargo con su sexta gestión. Su perfil es tan bajo que no existe en internet una sola del cónsul y ni siquiera figura su nombre en la página web del consulado. 

Su mandato en Mendoza comenzó en 2017 bajo la presidencia de Pedro Pablo Cuzcynski, que asumió en julio de 2016 y terminó renunciando en marzo de 2018. 

Hay muy pocas fotos del cónsul. Aquí, de traje y bufanda roja y negra

La presidencia fue ocupada entonces por el vicepresidente de Kuczynski, Martín Vizcarra, quien asumió el cargo hasta que el parlamento peruano lo declaró moralmente incapaz en 2020, luego de que Vizacarra disolviera el Congreso en un golpe de Estado como el que este miércoles hizo Pedro Castillo. Sin embargo, el Tribunal Constitucional declaró que las acciones de Vizacarra fueron válidas. 

Vizcarra fue sucedido por el presidente del Congreso, Manuel Merino, pero hubo manifestaciones en su contra que terminaron con dos muertos y Merino terminó renunciando tras una presidencia de solo 5 días

A merino lo sucedió el presidente del Congreso, Francisco Sagasti, que ejerció la presidencia desde noviembre de 2020 hasta julio de 2021. Él terminó el mandato y llamó a elecciones, donde ganó Pedro Castillo. Este miércoles, Castillo disolvió el Congreso, dijo que ejercería la presidencia por excepción y por decreto hasta llamar a elecciones y declaró estado de sitio.

Sin embargo, pocas horas depués del anuncio de Castillo, las fuerzas armadas y de seguridad advirtieron que no harían caso a ese golpe de Estado y Castillo terminó detenido. La presidenciua ahora está en manos de quien fue su vicepresidenta, Dina Boluarte y ahora resta ver si se quedará a culminar el mandato hasta 2026 o llamará a elecciones. 

Seguramente, el cónsul Ortiz Argumedo seguirá en su cargo y con su bajísimo perfil.  

 


Esta nota habla de:
¿Argentina debe tomar partido activo en el conflicto del Medio Oriente?