La reaparición de Cristina incomoda al peronismo no K: "Sale a hablar justo ahora que a Milei le empiezan a entrar las balas"

La vida del peronismo después de Cristina Kirchner es con ella moviendo la aguja. Aquí, un panorama de la situación preparado por Emiliano Rodríguez (NA)

El Gobierno se prepara para dar el primer paso en lo que espera que sea la aprobación en el Congreso de la Ley de Bases bis, cuando la iniciativa se discuta en la cámara de Diputados, en el comienzo de otra semana que se presume tensa, con la demostración de fuerza que prevé desplegar el movimiento obrero durante el feriado del 1° de mayo y después de la reaparición en público de Cristina Fernández de Kirchner.

Se avecina una extensa jornada de deliberaciones el próximo lunes en el Parlamento en función de poder otorgarle luz verde a una propuesta largamente trabajada entre funcionarios nacionales y referentes de agrupaciones dialoguistas, desde aquel fracaso de la primera versión de Ley Ómnibus, a comienzos de febrero pasado.

Cristina en Quilmes: "La gente se caga de hambre"

En esta ocasión, salvo que ocurra algún imponderable, el proyecto debería validarse en la Cámara baja, incluso a pesar de cierta "falta de oficio" por parte del oficialismo y de su "alto nivel de soberbia", además, para atender sugerencias de índole organizativa que le acerca la oposición, según confiaron a Noticias Argentinas fuentes de esa bancada.

Luego, llegará el momento de discutir la iniciativa en el Senado, donde la influencia de los gobernadores a los que el presidente Javier Milei busca seducir para que rubriquen el tan mentado Pacto de Mayo podría ser determinante para inclinar la balanza en favor de las expectativas de la Casa Rosada. Sin embargo, aún faltan largos y agitados días para que todo ello acapare la atención pública nacional.

El Gobierno no resigna la privatización del Banco Nación 

Por lo pronto, las miradas estarán depositadas en lo que vaya a ocurrir este lunes en Diputados. El oficialismo volverá a rendir examen ese día, ya que deberá demostrar ductilidad para llevar la sesión a buen puerto tras los errores cometidos durante el debate en particular de la anterior versión de la Ley de Bases. Si bien se prevé que la oposición dialoguista acompañará en general, es probable que el camino hacia una esperada aprobación del proyecto se torne pedregoso durante la jornada.

En este sentido, el peronismo y el sector crítico del radicalismo, es decir, los legisladores que no están de acuerdo con sus correligionarios que respaldan las iniciativas de la administración libertaria "por especulación electoral o por temor a convertirse en funcionales al kirchnerismo", según comentan fuentes del centenario partido, planean -por ejemplo- solicitar durante la discusión en el recinto que se establezca por escrito la necesidad de proteger al Banco Nacional de Datos Genéticos.

"Es un asunto sensible, que incluye un costado ideológico"

Se trata de un organismo que depende de la Jefatura de Ministros de la Nación y que guarda información genética con el fin de que pueda ser utilizada para determinar la identidad de personas que hayan sido víctimas de la última dictadura militar. "Es un asunto sensible, que incluye un costado ideológico también, y quizás el oficialismo se niegue a incorporarlo -en el articulado de la Ley Ómnibus bis-. Nosotros tenemos previsto presentar una moción y es algo que seguramente va a producir ruido", dijo la fuente de la oposición consultada por esta agencia. "La decisión que ellos tomen, por sí o por no, puede generar que al final terminen ganando o perdiendo votos", agregó.

¿Qué le contestó Milei a Cristina por X?

El tratamiento de la iniciativa oficial en Diputados significará el primer gran acontecimiento político de otra semana que se avecina intensa, sobre todo con motivo de la marcha convocada por la CGT para el próximo miércoles 1° de mayo, con el propósito de conmemorar el Día Internacional de los Trabajadores, y al mismo tiempo rechazar el ajuste y el plan "motosierra" que impulsa Milei.

Será la segunda gran manifestación en contra de las políticas del Gobierno después de la masiva movilización del pasado martes 23 de abril, en defensa de la educación pública superior en la Argentina. En esta ocasión, se espera que sea el movimiento obrero el que colme las calles del centro porteño ese día feriado, en la antesala del paro nacional que lanzó la Confederación General del Trabajo (CGT) para el 9 de mayo venidero.

Moyano encabezó un acto de las 62 Organizaciones y criticó a Milei: "No se entiende la política que quiere llevar"

 El comienzo de la semana será distinto también dentro del ecosistema político doméstico con motivo de la reaparición en público de Cristina este sábado en un acto en Quilmes, en medio de un "momento catártico" de la dirigencia peronista, tras la fallida administración colegiada que encabezó Alberto Fernández hasta el 10 de diciembre pasado, y de una interna cada vez encendida en el ámbito justicialista bonaerense.

En ese terruño pejotista se vienen sacando chispas el gobernador Axel Kicillof y el diputado y líder de la agrupación ultra-K La Cámpora, Máximo Kirchner. "El nivel de debate público está alcanzando ribetes excesivos, se les está yendo de las manos la discusión y me parece que lo que intenta hacer Cristina, es decir, ‘Basta de pegarnos con el bastón de mariscal'", comentó una fuente del peronismo de ese distrito en diálogo con NA.

La disputa en la Provincia entre dos ¿exaliados? camporistas se desarrolla en un contexto bastante particular, ya que por un lado el justicialismo en general transita por un proceso de metamorfosis en el cual se están discutiendo, además, liderazgos internos, con Kicillof intentando construir su proyección nacional mientras gobierna uno de los territorios más populosos y complejos de la Argentina. Y al mismo tiempo, la carrera por la sucesión del ex ministro de Economía en el sillón de mando allí en La Plata está abierta y da la sensación de que son varios los dirigentes que procuran anotarse para competir de cara a 2027.

"Justo ahora que a Milei le empiezan a entrar las balas"

En filas de La Cámpora, quien atesora sueños de pegar el salto a la Gobernación bonaerense justamente es la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza. Por ese motivo, dentro del kirchnerismo duro existen quienes interpretan la presencia de Cristina en ese partido del sur del Gran Buenos Aires este sábado como un espaldarazo a esa ambición de la jefa comunal de 40 años y que lleva tatuada una imagen del fallecido expresidente Néstor Kirchner en su hombro izquierdo.

En cambio, del lado del peronismo más tradicional, algunas voces se alzaron en las últimas horas para cuestionar la aparición pública de la exmandataria y ex vicepresidenta de la Nación "justo ahora": "A Cristina le cuesta dejar la centralidad. Es un derecho adquirido, es cierto, pero también es un obstáculo en este momento, sabiendo que el principal enemigo del Gobierno es el kichnerismo. A Milei le viene bárbaro que ella salga a hablar, porque Cristina habla una hora y le da de comer a los diarios durante dos semanas, y en estos últimos días a Milei le estaban empezando a entrar las balas", resaltó una fuente pejotista en declaraciones a Noticias Argentinas.

Jubilaciones: el cambio clave que intentará aprobar Diputados que impediría a muchas mujeres jubilarse antes de los 65 años 

"Nosotros lo que estamos viendo es que así como en algún otro momento decíamos que con Cristina sola no alcanzaba -para ganar elecciones-, ahora con el peronismo solo no alcanza, porque toda la derecha en la Argentina indefectiblemente se irá encolumnando por detrás de Milei, y entonces lo que necesitamos nosotros es armar algo diferente, algo más amplio y pragmático, con dirigentes con los que tengamos coincidencias, y no seguir insistiendo por el lado de los personalismos", acotó la fuente, un ex funcionario del gobierno de Fernández.

Por último, y no por ello menos importante, la administración libertaria que conduce Milei, que claramente acusó impacto de la multitudinaria marcha universitaria del martes pasado en rechazo a su plan "motosierra" en el ámbito de la educación pública superior, cruzará los dedos a comienzos de la próxima semana a la espera de que lleguen noticias alentadoras desde China, aquel país "comunista", según el primer mandatario.

Hacia el Lejano Oriente viajaron la canciller Diana Mondino e integrantes de un equipo económico liderado por el presidente del Banco Central, Santiago Bausili, con el objetivo de renovar el swap (intercambio financiero) con esa nación y bajar la tensión bilateral, tras los pirotécnicos comentarios de Milei tiempo atrás sobre el gigante asiático: "No solo no voy a hacer negocios con China, no voy a hacer negocios con ningún comunista", bramó el fundador de La Libertad Avanza en septiembre pasado.

Desde aquel país, con el que Argentina ahora procura mantener bien lubricados sus vínculos comerciales, Mondino, Bausili y compañía buscarán también anunciar inversiones en litio y una nueva línea de créditos para obras públicas que el gobierno libertario decidió dejar de financiar -y de hecho paralizó- con fondos del Estado: ¿estarán dispuestos los chinos a hacer borrón y cuenta nueva?

Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...