Cuánto gasta China en medios de EEUU para mejorar su imagen

Un informe publicado por La Voz de América (VOA Noticias) da cuenta de un millonario desembolso chino en medios estadounidenses.

Este mes China reportó al Departamento de Justicia que una de sus publicaciones en inglés le ha pagado unos 19 millones de dólares a medios de comunicación estadounidenses desde noviembre del 2016, incluyendo 12 millones en pagos a periódicos como The Washington Post y el financiero The Wall Street Journal. Así lo reporta la agencia estatal de noticias de Estados Unidos, VOA.

Las compras de anuncios publicitarios por el oficialista chino China Daily son una pequeña muestra de la campaña de influencia global de China. Los anuncios de The China Daily, llamados "China Watch", con frecuencia aparecen claramente identificados como un inserto en los periódicos. Aunque similares a anuncios publicitarios de varias páginas de anunciantes como desarrolladores de bienes raíces o supermercados, "China Watch" luce más como reportes de noticias reales cuyos reportajes usualmente le dan un toque positivo a la vida en China y a sus políticas, para mejorar la imagen del Partido Comunista de China (PCC).

En su página web, China Daily ha descrito "China Watch" como una publicación mensual con una circulación global de 4 millones de ejemplares.

La publicación The Daily Caller fue el primero en reportar el multimillonario gasto en publicidad el 8 de junio, basado en un documento de 86 páginas del Departamento de Justicia con fecha del 1 de junio.

Esta no es la primera vez que el oficialista China Daily ha reportado sus gastos al Departamento de Justicia. Fue designado como un agente extranjero en 1983 y desde entonces se le ha requerido reportar sus transacciones financieras bajo la Ley de Registro de Agentes Extranjeros.

Pagos a periódicos estadounidenses

La declaración de junio fue inusual por los detalles que contenía. En el pasado, el periódico China Daily, controlado por el Partido Comunista de China, había presentado reportes de gastos publicitarios, pero sin ofrecer detalles. Pero a inicios de este año, un grupo de 35 congresistas republicanos encabezados por Jim Banks, de Indiana, y el senador Tom Cotton, de Arkansas, acusaron al China Daily de violar las leyes que rigen a los agentes extranjeros al no informar en detalle de sus operaciones financieras en Estados Unidos.

Los detalles rebelaron que el China Daily le pagó por servicios publicitarios casi 6 millones de dólares al The Wall Street Journal, casi 4,6 millones de dólares al The Washington Post, 50.000 dólares al The New York Times, así como 260.000 dólares a Twitter, de noviembre del 2106 a abril del 2020.

El reporte se produce en un momento de tensión en las relaciones entre Washington y Beijing, y en medio de preocupaciones de injerencias chinas en el proceso de elecciones presidenciales estadounidenses de este año.

Y se produce luego que los anuncios publicitarios del China Daily generaron atención durante las muy disputadas elecciones de mitad de término cuando el China Daily compró un inserto de "China Watch", de cuatro páginas, en el The Des Moines Register, el principal periódico de Iowa. El más reciente reporte de agentes extranjeros muestra que la publicación china pagó 34.600 dólares al The Des Moines Register, por el anuncio en septiembre del 2018.

En el inserto, el China Daily criticó al presidente Donald Trump por sus medidas arancelarias y enfatizó los beneficios del libre mercado para los agricultores de Iowa, generando un fuerte respaldo de Trump, quien atacaba a China por interferir en las elecciones.

En ese momento, un estudio de la Universidad Estatal de Iowa, sugirió que el sector agrícola del estado podría perder unos 2.200 millones de dólares por la guerra comercial con China.

The New York Times, en un correo electrónico a la Voz de América en idioma mandarín, dijo que había dejado de aceptar anuncios de medios de comunicación controlados por gobiernos extranjeros a partir de inicios del 2020 y enfatizó que en ningún momento la publicidad había influenciado su cobertura de China. La declaración señaló que su reporte del 2012 sobre la fortuna oculta de la familia del primer ministro chino resultó en que sus plataformas en internet fueran bloqueadas desde entonces en ese país.

Twitter dijo que cambió su política publicitaria en Agosto del 2019 y que ya no acepta compras de publicidad de medios estatales. "También recientemente publicamos operaciones de información atribuídas a China al único registro público de esta actividad en la industria", le dijo Twitter a la VOA en mandarín, agregando que había suspendido 23.750 cuentas y unas 150.000 cuentas amplificadoras que estaban "publicando predominantemente en idiomas chinos y esparciendo narrativas geopolíticas favorables al Partido Comunista Chino, mientras al mismo tiempo promoviendo narrativas engañosas sobre la dinámica política en Hong Kong."

El reporte de gastos de China Daily del 1 de junio muestra que sus pagos por publicidad al The Washington Post, The New York Times y Twitter, cesaron desde finales del 2019. The Wall Street Journal y la publicaión en línea Foreign Policy, son las únicas dos publicaciones en el reporte que continúan aceptando fondos chinos a abril del 2020, el final del período cubierto por el reporte. Estos dos medios no han regresado las llamada de la VOA en mandarín para conocer sus comentarios.

Mal interpretando a los medios

Jonathan Hassid, un profesor de ciencias políticas de la Universidad Estatal de Iowa, dijo que el Partido Comunista Chino, malinterpretó a los medios estadounidenses.

"El Partido Comunista de China fundamentalmente no entiende cómo funcionan las sociedad occidentales y sus medios de comunicación", le dijo a la VOA en mandarín recientemente en una entrevista por videoconferencia.

"Ellos piensan que los medios occidentales son como los medios chinos. Y así, tratan de influenciarlos en la misma forma. Esto, por supuesto, es fundamentalmente un error de apreciación de la situación. Y fundamentalmente, quiero decir, su credibilidad es pobre alrededor del mundo y se está empeorando. La situación del COVID-19, obviamente, no ayudó del todo".

Una encuesta realizada entre el 3 y el 29 de marzo, mientras la pandemia empezaba a afectar a Estados Unidos, encontró que cerca de dos terceras partes de los estadounidenses tienen una opinión negativa de China. Este es el nivel más alto desde que el Centro de Investigación Pew empezó en el 2005 a hacer sus sondeos anuales. Sólo una cuarta parte en Estados Unidos reportó una actitud favorable hacia China. La más reciente encuesta muestra que el 90 por ciento de los estadounidenses ven la influencia y el poderío de China como una amenaza.

Esta nota habla de:
Más de Poder
No hay inmunidad absoluta para Trump: "explosivo" fallo de la Corte de EEUU

No hay inmunidad absoluta para Trump: "explosivo" fallo de la Corte de EEUU

El presidente de los Estados Unidos había afirmado que podía bloquear las citaciones del fiscal de distrito de Manhattan, vinculadas a la contabilidad de su empresa Mazars USA, alegando que es inmune a los procesos penales mientras está en el cargo.
El duro informe de la OMS tras las medidas que tomó AMLO en México

El duro informe de la OMS tras las medidas que tomó AMLO en México

La Organización Mundial de la Salud alertó sobre los peligros de reabrir las economías prematuramente en aquellos países con altos índices de contagios. Puso como ejemplo a Andrés Manuel López Obrador, presidente mexicano.
Tildan de "retórica populista" al discurso económico de Joe Biden
Build Back Better

Tildan de "retórica populista" al discurso económico de Joe Biden

El plan Build Back Better de Joe Biden fue señalado como "populista" por medios especializados que lo ven intentando luchar contra Trump en el terreno del actual presidente, y no superándolo ni mejorando sus planes.
Cafiero: "Si se busca instalar un discurso de odio, hay que ir desarmándolo"
El día después del "banderazo"

Cafiero: "Si se busca instalar un discurso de odio, hay que ir desarmándolo"

El jefe de Gabinete de Alberto Fernández dijo que se entienden los reclamos y las necesidades que van surgiendo y señaló que "algunas son atendibles, otras más difusas".