Cupón PBI: Loretta Preska falló a favor de la Argentina pese a supuesta manipulación de datos del INDEC

La jueza de Nueva York falló a favor de la Argentina en primera instancia, en la causa por el pago del cupón PBI del año 2013, donde se había denunciado al país por la supuesta manipulación de datos estadísticos públicos.

Hernán Bitar

La jueza Loretta Preska, del distrito Sur de Nueva York, falló a favor de la Argentina en el causa por el cupón PBI de 2013, iniciada originalmente en 2019 y que ordenaba al país a pagar $1300 millones de euros

La Argentina había apelado el fallo en la causa que se originó en 2019, por el fondo "Ape Group S.A",  en los tribunales de Nueva York que obligaba a pagar casi 1.500 millones de dólares a cuatro fondos de cobertura por manipulación de datos en 2013.

Los demandantes fundaban su reclamo en la supuesta manipulación de datos del por entonces secretario de Comercio y responsable del INDEC, Guillermo Moreno, para evitar los pagos a bonistas por los llamados "Cupones PBI".

Un poco de historia: 

Los cupones PBI se emitieron en 2005, durante la administración del entonces Presidente Néstor Kirchner, como parte de la reestructuración de la deuda defaulteada en 2002. 

Estos instrumentos debían pagar rendimientos a los bonistas cada vez que la Argentina alcanzase un crecimiento de su Producto Bruto del 3,3% anual.

En el último trimestre del 2013, durante el Gobierno de Cristina Fernández, se tomó la decisión de cambiar la fórmula de cálculo del PBI y precisamente ese año, el crecimiento anual cerró en 3,2%, un 0,1% por debajo del 3,3% que obligaba al pago. 

Con las estadísticas públicas cuestionadas por la intromisión en el INDEC del ex Secretario de Comercio de la Nación, Guillermo Moreno, en 2013, Argentina dejó de realizar esos desembolsos por el pago del "Cupón PBI".

En 2023, el Estado Argentino ya había sido condenado en los tribunales de Londres por cambios en las estadísticas del INDEC durante la presidencia de Cristina Kirchner, en detrimento de los bonistas y condenado a pagar, hace menos de un año, $1330 millones de euros.

En este caso, Preska negó el reclamo de los demandantes, que sí consiguieron un fallo favorable en los tribunales británicos.



Esta nota habla de:
¿Qué vas a hacer con el ocio el fin de semana?