Mario González reclamó reglas claras para ser más competitivos

Además, aseguró que la Ley de Tolerancia 0 tuvo efectos muy negativos para el sector

El titular de Coviar, Mario González  aseguró que si bien la vitivinicultura en Argentina ha crecido gracias al Plan Estratégico Vitivinícola que se convirtió en una verdadera política de Estado en los últimos 20 años, "necesitamos previsibilidad, reglas claras y lograr competitividad".

De todos modos, reclamó un esquema impositivo que facilite la inversión en el país, y al mismo tiempo, agradeció que finalmente el gobierno nacional haya desistido de gravar las exportaciones.

Este es el texto completo de González:

La Viticultura Argentina tiene enormes posibilidades de crecer en el mercado mundial de vinos, muchos años de arduo trabajo nos posicionaron entre los principales países exportadores, queremos crecer y podemos hacerlo, pero necesitamos previsibilidad, reglas claras a largo plazo y condiciones que contribuyan a la competitividad de nuestra producción. En el mismo sentido y para lograr crecer en el exterior, necesitamos aumentar la promoción y la presencia en el Mundo, como así también lograr acuerdos comerciales favorables que nos aumenten la competitividad.

La Vitivinicultura es una actividad económica de mano de obra intensiva, que genera valor y arraigo en el campo argentino.

Soportamos una presión impositiva que en muchos casos hace inviable la producción y nos dejan fuera del mercado a nivel internacional, en especial a las pymes y a los productores más chicos, que tienen una presión mayor sobre sus costos.

Pedimos de forma prioritaria un esquema impositivo que priorice la inversión y la generación de empleo de calidad en Argentina. En este contexto agradecemos el trabajo de Gobernadores, especialmente al Gobernador de Mendoza y al Gobernador de San Juan, a los ministros de Producción de ambas provincias como así también a los legisladores Nacionales de las distintas zonas Vitivinícolas de Argentina, por haber acompañado en el pedido de evitar que reaparezca el concepto de Derechos de exportación al Sector.

Destacamos el trabajo articulado y la recepción al dialogo de las autoridades nacionales, quienes nos recibieron, nos escucharon y se entendió que no se debía avanzar este concepto, y logramos continuar con el cero % de Derechos a la exportación, que habíamos logrado, luego de mucho trabajo, en el mes de septiembre del año pasado y que para el sector había sido un logro más que importante.

El vino es un alimento presente en la cultura y en la mesa de los argentinos. Por eso rechazamos los ataques y agravios que sufre, la Ley de Tolerancia Cero fue uno de ellos, y trajo consecuencias muy negativas hacia el sector. Desde el punto de vista de la Salud, hay que promocionar los beneficios probados que tiene el consumo moderado de vino para la salud cardiovascular de las personas.

Con 72 empleos por hectárea, la vitivinicultura es la actividad agrícola que más empleo genera en la Argentina. Por eso es fundamental avanzar hacia un contexto macroeconómico estable, con reglas claras que nos den un marco de previsibilidad y competitividad.

Necesitamos ir hacia un esquema de disminución de la alta carga impositiva que pesa sobre nuestra actividad como condición indispensable para promover inversiones y productividad.

Y junto con condiciones macroeconómicas de mayor estabilidad y reducción de la inflación, (un verdadero flagelo de la argentina de las últimas décadas), necesitamos líneas de crédito acordes con la realidad productiva de las economías regionales.

Necesitamos un sistema Financiero a favor del sector privado.

Es imposible para los productores y bodegas adaptarse a la velocidad de los cambios en las tendencias de consumo, a los nuevos esquemas tarifarios, cuando muchas producciones son electro-dependientes, y a los desafíos que plantea la crisis climática sin un sistema financiero que acompañe con créditos productivos en cuanto a plazos y tasas de interés. Los cambios en la matriz energética, como el aumento de la eficiencia del uso del agua son dos aspectos imprescindibles en el cual el sector necesita y tiene que avanzar de forma urgente.

Necesitamos cuidar a los productores de Argentina.

Con el Plan Estratégico de la Vitivinicultura reafirmamos la conciencia de progreso y desarrollo. Necesitamos una Argentina integrada, con diversidad de zonas, de productores, de empresas.

Queremos una Viticultura con productores dentro del sistema, evitando las grandes concentraciones.

Para ser competitivos y aspirar a ganar mercados, en Argentina y el mundo, necesitamos de todos y a todos.... Necesitamos a cada uno de los 17.000 productores de uva que tiene el país, de los que el 72% tienen superficies menos a las 10 hectáreas, por lo que es fundamental avanzar el proceso de integración que le den escala y sostenibilidad a la producción primaria.

Después de una ardua tarea de articulación con Diprose, con el BID, con el Instituto Nacional de Vitivinicultura y el INTA, se logró lanzar en 2023 la primera convocatoria del Programa de Apoyo para Pequeños Productores Vitivinícolas -PROVIAR II- en donde se presentaron 2.071 ideas proyecto y 368 grupos asociativos de 14 provincias, para acceder a aportes no reembolsables por U$S7 millones de los U$S40 millones que el BID le asignó al programa. Esperamos poder avanzar con la primera etapa y darle continuidad a todo el programa que tendrá un fuerte impacto en el sector con desarrollo territorial a lo largo de todas las provincias Vitícolas.

La Sostenibilidad es uno de los ejes estratégicos de la vitivinicultura. En 2023 logramos que la Guía de Sostenibilidad de la Vitivinicultura Argentina sea Certificable. Primero, se creó en alianza con la Universidad Nacional de Cuyo la Guía de Sostenibilidad y luego se trabajó en el desarrollo y validación de un esquema de certificación que habilite a la obtención del sello "Vitivinicultura Argentina Sostenible".

Se avanzó también con la Guía de Sostenibilidad del Enoturismo, en alianza con el Gobierno de Mendoza, y nuestro objetivo es continuar con el CFI y los gobiernos provinciales generando acciones directas y beneficios para que más productores, establecimientos y bodegas puedan ser sustentables.

Argentina es el primer país del mundo en tener toda su superficie cultivada con vid relevada y caracterizada bajo una misma metodología científica. Con el Consejo Federal de Inversiones (CFI) a quien agradecemos todo el apoyo brindado y los gobiernos de las provincias, logramos completar y presentamos los estudios de Caracterización de las Regiones Vitivinícolas de la Argentina, una investigación que completa el trabajo iniciado desde COVIAR con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Mendoza, San Juan y Salta. En el presente año, hemos organizado junto al CFI la presentación itinerante en cada una de las provincias relevadas.

Hoy todo este material está disponible de forma libre y gratuita para todas las bodegas y productores del país desde el sitio web del Observatorio Vitivinícola Argentino, lo que permite conocer las particularidades y diferenciales de cada región y agregar valor en una vitivinicultura cada vez más federal y diversa.

Estamos atravesando momentos difíciles en nuestro país, y necesitamos estar más unidos que nunca. Somos optimistas, como siempre lo hemos sido. Tenemos un potencial productivo muy grande, pero para desarrollarlo tenemos que trabajar todos juntos, codo a codo, sin egos, ni mezquindades, sabiendo que vamos a tener un futuro mejor.

El Plan Estratégico Vitivinícola que supo mirar a largo plazo y con intereses diversos, puede ser tomado como un pequeño ejemplo. Nuestro compromiso es revisar los objetivos trazados y ajustar las metas a las nuevas realidades del mundo. Durante este año nos proponemos realizar Jornadas Estratégicas que nos permitan intervenir y ajustar nuestras acciones en función de los cambios constantes que se suceden en todos los ámbitos.

La viticultura argentina merece estar mejor y Argentina merece estar mejor, trabajemos todos juntos para que esto suceda.

Esta nota habla de:
¿Argentina debe tomar partido activo en el conflicto del Medio Oriente?