El Código de Aguas estará listo en noviembre

El Departamento General de Irrigación tiene un primer borrador que está siendo revisado por expertos en la materia. En junio se podrá leer en el portal creado para la participación de los mendocinos y en primavera llegaría a manos del gobernador antes de su ingreso a la Legislatura

El Departamento General de Irrigación pretende entregar en el mes de noviembre el texto del nuevo Código de Aguas para su tratamiento legislativo, tras la realización de un amplio recorrido de consultas a diversos sectores involucrados en el uso del agua, incluyendo a la ciudadanía mendocina. Además del compendio de toda la normativa vigente respecto del agua ( superficial, subterránea y precipitaciones) la nueva norma tendrá un plan de gestión hídrica con proyección al 2050 de acuerdo al Cambio Climático instalado en Mendoza.

Por ahora, el primer borrador realizado con expertos de universidades e institutos científicos locales, más la consulta de las Inspecciones de Cauce, fue enviado por capítulo para su revisión a otros juristas en la materia de nivel local, nacional e internacional. De este modo, se espera que para el 15 de mayo próximo ese primer borrador tenga una serie de comentarios sobre cada artículo y nuevamente será revisado. En junio, el anteproyecto del Código estará disponible en la página participa.irrigacion.gov.ar para que todos los mendocinos opinen;  luego se realizarán una serie de encuentros para su explicación y divulgación a los sectores interesados en el uso del recurso hídrico como los Consejos de Cuenca, los municipios, las Cámaras empresariales y las organizaciones civiles.

Por esto mismo, se cree que en primavera estará en manos del gobernador Alfredo Cornejo y si da su conformidad, finalmente llegará a manos de los legisladores mendocinos para su debate parlamentario entre octubre y noviembre.

El rescate de todas las normas establecidas en la Constitución Nacional, Provincial, el Código Civil,  las leyes locales partiendo desde la época colonial en adelante, las diversas modificaciones a la Ley de Aguas de 1884, la Ley de Agua Subterránea de 1974, la centena de resoluciones específicas para la gestión práctica del agua -a través de todo estos años- , las regulaciones sobre el cuidado ambiental del agua, la prevención de la contaminación, el uso urbano del agua, etc son la base del Código; pero no todas formarán parte de él, a modo de un digesto, sino solo aquellas que tengan sentido en la actualidad, las que no sean contradictorias entre sí y las nuevas normas para cumplir el Plan Hídrico ( que tendrá la obligación de actualizar cada 5 años quién ejerza el cargo como director en el DGI). También tendrá todo un capítulo nuevo sobre ríos interprovinciales que hasta ahora no existía en la legislación mendocina.

Por otra parte, tiene un Plan Hídrico que contempla toda la protección el agua de acuerdo a las proyecciones de la disponibilidad del recurso hídrico afectada por el Cambio Climático, que puede ser que alterne períodos de extrema sequía con otros de extrema cantidad de fenómenos como precipitaciones níveas abundantes, en alta montaña y lluvias violentas en el llano.

Marcela Andino, asesora de la DGI y experta en Derecho de Agua explicó que las "pautas de planificación que va a contener el Código se están tomando por etapas. Como cualquier plan, una etapa de diagnóstico sobre la oferta actual de agua, las proyecciones sobre la demanda al 2050 en función de lo que nos dicen los expertos en clima. Vamos a necesitar un plan específico para la sequía o un plan especial si nos dicen, de ahora en más va a llover un montón y vamos a empezar a tener inundaciones. Bueno, tendremos que tener un plan especial de inundaciones, entonces como mínimo el Código va a tener que tener estas distintas etapas. Una vez que el plan se construye lo importante que va a contener el Código es la obligatoriedad de todos los superintendentes de actualizar ese Código, porque tenemos que pensar que este plan, no es un plan de gestión de Irrigación, es un Plan Hídrico de Mendoza"

Por otra parte, la funcionaria indicó que están consultando a expertos de todo el mundo, en particular de España e Israel por su amplia experiencia en la materia, pero aclaró que el plan para desarrollar el Código lo están haciendo profesionales locales con el financiamiento del Consejo Federal de Inversiones y de la propia DGI.

Esta nota habla de:
¿Cuál es el futuro del Partido Verde en Mendoza?