El rabino Wahnish será embajador y vivirá en Jerusalén

Se trata del guía espiritual del Presidente Milei, quien dice y repite que la embajada argentina será trasladada como ya lo hicieron las representaciones de Honduras, Guatemala, Guinea Papúa y Estados Unidos. La canciller Diana Mondino desmiente ese movimiento cada vez que puede. Hoy lo hizo en una carta que envió al bloque UCR del Senado. Pero Wahnish ya le explicó a sus amigos que vivirá en Jerusalén.

Silvia Mercado
Periodista acreditada en Casa Rosada

Pocas cosas le costaron tanto a Diana Mondino como cumplir con un capricho de Javier Milei, quien le había prometido a su guía espiritual, Axel Wahnish, que si ganaba la Presidencia lo designaría embajador en Israel. Fue como tirarse un tiro en el pie, porque el rabino ejerce una tarea de contención crucial en la vida del Presidente, un abrazo cuando pasa por algún momento difícil o una cena de Shabat en la casa de los Wahnish, lo que es por cierto muy distinto a alguna charla por videollamada que podrá mantener a partir de ahora.

  Apurados, los senadores se aprobaron una dieta de 4 millones de pesos  

"Fue una estudiantina que le costará mucho emocionalmente a Javier" le dijo a Memo alguien que conoce mucho a ambos. Y dio un detalle inquietante: "todos sabían que el rabino no tenía formación política ni mucho menos diplomática, pero no imaginaron que sería tan tortuosa su aprobación. Ahora felizmente se resolvió, pero los problemas continuarán, porque Alex (Wahnish) ya anticipó que vivirá en Jerusalén, lo que seguirá haciendo ruido en la Argentina".

La futura residencia del embajador no pudo ser confirmada por Cancillería, donde simplemente dijeron que desconocían dónde decidió vivir (Argentina paga hace décadas por una residencia oficial en Hertzilia Pituaj, cerca de Tel Aviv), aunque tampoco lo negaron. Sin embargo, dos fuentes independientes confirmaron haber escuchado ese dato del propio embajador.

El dato no es menor y está basado en una compleja controversia generada por Milei, quien antes de acceder a la Presidencia anticipó que, si ganaba, trasladaría la embajada en Israel porque "cuando el UNO le hizo romper las tablas de la ley a Moisés, la primera palabra que pronunció fue Jerusalén".

Lo recordó en el recinto el senador Martín Lousteau, quien destacó algo simple: "no es una razón de Estado". En cambio, "sí es una razón del Estado argentino la soberanía en las Islas Malvinas", cuyo reclamo perdería fuerza y credibilidad si nuestro país desconoce el consenso y la ley internacional en materia de descolonización y autodeterminación.

Milei muchas veces insistió en el asunto. Y la Canciller muchas veces dijo lo contrario. La última, en una carta que envió al bloque radical del Senado. (El traslado) "podría complicar los intereses argentinos del reclamo de la soberanía de Malvinas, porque Jerusalén está considerado por la ONU como un territorio en disputa, lo mismo sucede con las Islas". Y, finalmente, "la cancillería argentina no realizará ninguna acción en el ámbito de la política exterior que perjudique el interés nacional para lograr el objetivo de recuperar el ejercicio pleno de la soberanía en las Islas Malvinas".

Pero si se le vuelve a preguntar a Milei, de nuevo insiste en que la embajada será trasladada a Jerusalén. En un reportaje reciente, por ejemplo, dijo lo mismo que Wahnish en la comisión de Acuerdos del Senado: "iremos a Jerusalén occidental". Un verdadero disparate. Hoy está dividida en los barrios judíos y los barrios musulmanes, como en su momento se acordó en las Naciones Unidas, pero si lo que quieren Milei y Wahnish es quedar bien con Israel, lo ofenden, porque nunca hablan de Jerusalén oriental y occidental. Tal como fue votado por la Kneset, el parlamento israelí, Jerusalén es una e indivisible.

Otro asunto que mencionó el senador Lousteau es que de tomarse esa medida, se trataría de un "riesgo de múltiples dimensiones", tal como lo reconocen expertos en relaciones exteriores de todas las tendencias.

Entre otras cuestiones, porque es esa misma la posición que expresó el ex canciller Jorge Faurie cuando el presidente Donald Trump mudó la embajada de los Estados Unidos a Jerusalén. "No contribuye al equilibrio regional y a fortalecer la paz", dijo el actual embajador en Chile cuando era funcionario de Mauricio Macri.

"Estos son momentos a ser muy cuidadosos con las palabras, muy moderado, entre tantas razones, porque de los 117 secuestrados hay 9 que son argentinos", reclamó Lousteau.

El senador también reveló en las conversaciones a las que convocó la vicepresidenta Victoria Villarruel con Mondino, la canciller contó que Wahnish va a tener la asistencia de un número dos formado en los asuntos diplomáticos de la región, "lo que nos dio más tranquilidad".

Así fue que Wahnish, que llegó al recinto en un pliego separado al de los otros cinco embajadores propuestos por Milei (Gerardo Werthein para Estados Unidos, Guillermo Nielsen para Paraguay, Mariano Caucino para India, Ian Sielicki para Francia y Sonia Cavallo para la OEA), fue votado favorablemente por unanimidad y llegará a Israel apenas la Cancillería apruebe su traslado.

La embajada seguirá funcionando en Tel Aviv. Pero Wahnish, como anticipó, vivirá en Jerusalén. Muy cerquita de él dicen: "es que nosotros no nos resignamos a las puras razones de Estado". La fuente se refiere a los religiosos. Otro caso inédito para Israel donde llega, por primera vez, un representante diplomático que es rabino.

¿Hay que prohibir el uso de celulares en las aulas?