El Ejecutivo nacional empieza un mes clave para lograr aprobar la Ley Bases

Luego del fin de semana largo, el gobierno nacional retomará las negociaciones con los gobernadores y con los legisladores dialoguistas para darle un impulso a la Ley Bases en su nueva versión

Luego del fin de semana largo, el gobierno nacional retomará las negociaciones con los gobernadores y con los legisladores dialoguistas para darle un impulso a la Ley Bases en su nueva versión.

Tal cual ya había adelantado el ministro del Interior Guillermo Francos, el jueves habrá una nuevo encuentro con algunos de los gobernadores-en principio con los mandatarios patagónicos- para destrabar los cuestionamientos sobre la restitución del impuesto a las Ganancias, pero la idea es hablar con todos y conseguir los votos suficientes para aprobar la ley antes de fin de mes, algo que todavía no tiene asegurado.

Durante las últimas dos semanas, diferentes funcionarios del Poder Ejecutivo, como el jefe de Gabinete, Nicolás Posse, se reunieron con bloques de diputados opositores para escuchar críticas y sugerencias.

En tanto, en la oposición dialoguista (PRO, UCR, HCF e Innovación Federal), hay mucha expectativa sobre estos acercamientos pero aún no logran cerrar ninguno de los temas en debate. Hasta ahora, desconocen cuál será la postura de la Casa Rosada ante los planteos sobre la restitución del Impuesto a las Ganancias y tampoco saben qué cambios hará el oficialismo al borrador de la Ley Bases que circuló informalmente hace dos semanas.

El clima de conversación quedó enrarecido después de la decisión del Gobierno de modificar la fórmula de actualización de las jubilaciones por decreto, ya que el Ejecutivo optó por una salida unilateral en medio de las negociaciones que se estaban llevando adelante en la comisión de Previsión Social de la Cámara de Diputados. 

Además, ignoró los reclamos de todo el arco opositor relacionados con compensar el empalme entre las dos fórmulas (otorgó un 12% extra mientras que la inflación de enero superó el 20%).

De hecho, el nuevo decreto propone una esquema muy similar al que había sido incluido en las últimas versiones de la primera Ley Bases (que terminó fracasando por falta de consenso). La oposición ya adelantó que buscará imponer desde el Congreso una compensación mayor para que el cambio de fórmula no termine consolidando una pérdida de poder adquisitivo en las jubilaciones.

El otro tema delicado es el controvertido impuesto a las Ganancias, ya que es uno de los principales impuestos coparticipables para las provincias, que vieron sus arcas perjudicadas luego de los recortes aplicados en varias partidas. En este contexto, los gobernadores buscan garantizarse fondos, sin embargo, no hay acuerdo sobre la mejor forma de hacerlo.

Los que rechazan volver atrás con Ganancias pretendían coparticipar el impuesto al Cheque o el impuesto PAIS. Pero esta opción fue totalmente descartada por la Casa Rosada y por lo tanto ahora la discusión gira en torno al mínimo no imponible y las excepciones. 

Estas dos variables podrían servir para lograr consenso con las provincias patagónicas, que son las que mostraron mayor rechazo, principalmente porque gran parte de sus trabajadores del ámbito privado y estatal volverían a tributar debido a que tienen sueldos altos por el régimen salarial de las zonas desfavorables y las actividades que realizan los petroleros, por ejemplo.

El Gobierno planteó un cronograma muy ambicioso para el tratamiento de la acotada Ley Ómnibus -que tiene 269 artículos en lugar de los 664 originales- y espera obtener dictamen de comisión entre el 15 y el 20 de abril para poder debatir en el recinto el miércoles 24. 

Ese esquema dejaría suficiente tiempo al Senado para sancionar la ley antes del 25 de mayo, la fecha simbólica que propuso el gobierno para sellar un acuerdo político con los gobernadores y la oposición sobre políticas de Estado.



¿En dónde hacés rendir tu plata?

Tenés que saberlo