Escribió 4 libros junto a Milei: Giacomini hoy considera que se volvió "un populista conservador" en la presidencia

El economista Diego Giacomini dijo en el programa "Tenés que saberlo" que fue él quien involucró a Milei en la Escuela Austriaca. Lo criticó con dureza y descalificó su plan económico.

Diego Giacomini fue uno de los laderos de Javier Milei durante su etapa menos mediática. Antes de lanzar su carrera política, junto al actual presidente escribieron 4 libros entre el 2014 y el 2019 que representaban sus ideas. Hoy, alejado de Milei y en clara oposición de las políticas económicas actuales, Giacomini levanta la voz y crítica el rumbo tomado. En diálogo con Gabriel Conte y Hernán Bitar en "Tenés que saberlo", por Radio Jornada 91.9, el economista planteó su posición al respecto.

"En el centro neurálgico del plan económico hay una pretensión del desahorro privado", explicó Giacomini, argumentando: "Están buscando que el sector privado desahorre y escupa dólares. En la realidad y en términos macroeconómicos, se para exactamente en la vereda opuesta de la escuela austriaca, la escuela de pensamiento más liberal de todas, a la que adhiero y a la que Javier Milei adhería". Explicando esta línea de pensamiento, el economista resaltó que la escuela austríaca dice que "la base del crecimiento económico es el ahorro, cuando uno ahorra más, está sentando las bases para un mayor crecimiento sólido y sustentable en el futuro" y que esto es "todo lo opuesto": "Patricia Bullrich cuando era precandidata a presidente dijo en una entrevista en agosto que Argentina va a tener que salir con el ahorro de los argentinos porque no van a haber capitales. Milei y su gobierno suben el dólar oficial 121% y esto genera aumento del costo de los insumos, los bienes intermedios, los bienes de capital. Al mismo tiempo suben las tarifas, al mismo tiempo aumenta la presión tributaria. Todo esto acompañado, como el mismo Javier admite, por una fuerte recesión y una fuerte aceleración inflacionaria".

Frente a eso, Giacomini explica que el flujo de facturación de las Pymes "no va a alcanzar para poder pagar todo el circo que tienen las empresas": "Si quieren pagar sueldos, mantener la producción, comprar insumos, van a tener que echar mano en los ahorros en dólares que tienen. Por el lado de la familia, que en una economía son los ahorradores, se les hace la doble nelson: por un lado se encarecen los alimentos, el transporte, suben las tarifas, la medicina prepaga y los salarios en términos reales van a caer muy fuerte. Las pocas familias que ahorraban van a tener que desahorrar los dólares del colchón para mantener el circo", explicó el economista, y agregó: "La segunda parte es que el ahorro va a desaparecer con el ingreso y el flujo de ahorro va a dejar de existir. El ahorro es dejar de consumir en el presente para conseguir más en el futuro. Ese ahorro en el presente baja la tasa de interés genuinamente y, al bajar, los proyectos de inversión de las empresas se vuelven más rentables y el crédito se hace más barato", a lo que agregó: "Este plan económico lo que está haciendo es disminuir toda estructura de capital de la economía, toda la capacidad de producción de la economía a lo largo del tiempo".


Escuchá la entrevista completa a Giacomini con clic aquí.

En referencia al consumo, el economista explicó que no se puede crecer a partir de él, sino que es un resultado: "Es como poner el carruaje delante de los caballos. La demostración de que tengo razón es que entre el 2011 y el 2023 hay una caída de la generación de riquezas sostenida. Pretender hacer eso, en el largo plazo te hace más pobre". Además, Giacomini explicó que el cepo es "un exceso de demanda de dólares en el mercado cambiario que te asegura que la brecha tenga en el largo plazo una tendencia alcista, igual que el tipo de cambio": "Si sigue habiendo cepo, en el largo y mediano plazo la brecha se va a ampliar y el dólar va a subir. Además genera un exceso de oferta en todos los demás mercados en la tendencia de mediano y largo plazo", a lo que concluyó que "Si no se levanta el cepo vamos a estar cada vez peor, no se puede levantar de a poquito. No es necesario tener dólares, hay que tener dólares para dolarizar".

Sobre este punto, el economista apuntó que para poder levantar el cepo sin dólares se necesitan dos factores claves: "Se necesita que haya cada vez menos pesos para correr contra los dólares por un lado y por otro que haya un plan económico en el cual la gente crea. Si la gente cree en el plan económico, va a tener una tentación más baja de correr contra los dólares". De estas dos condiciones, Giacomini señaló que "se está generando la condición de que cada vez hay menos pesos, se están licuando los agregados monetarios y los depósitos, pero ¿la gente cree en este plan? Pareciera que todavía no".

Finalmente, Giacomini señaló que uno de sus miedos es que las cosas no terminen bien y se señale equivocadamente al liberalismo como culpable "y que las ideas del liberalismo y la libertad queden sepultadas por 50 años": "Así le pasó al menemismo, el liberalismo quedó sepultado 30 años. Menem no era liberal, era un peronista populista de derecha. ¿Hoy quién está con Javier Milei? No hay ningún liberal en el gobierno, esto es conservadurismo rancio de derecha populista. Si esto termina mal, terminará mal porque no es liberalismo". Además, señaló que la ciudadanía está "lejos del liberalismo" porque la educación pública desde chicos "nos adoctrina en la religión del estado, los mandamientos de las políticas públicas y los profetas burócratas del estado": "Se nos enseña desde chiquito que tiene que haber un estado presente. Tenemos una sociedad que cree en la filosofía opuesta al liberalismo y esto se ve reflejado en la casta política, los burócratas no salen de un repollo. No es que el liberalismo fracase, es que la gente no lo entiende, no lo quiere y no desea que cambien las cosas en el fondo. Dicen estar agobiados, pero después demanda el seguro paternalista del estado presente".

Esta nota habla de:
¿Qué vas a hacer con el ocio el fin de semana?