Para el Gobierno, el feriado no hizo perder horas de clases porque fue una jornada de reflexión

La portavoz Gabriela Cerruti consideró que la jornada del viernes pasado sirvió para un proceso de educación informal y de educación cívica tras el intento de magnicidio.

Para el Gobierno nacional el feriado decretado por Alberto Fernández tras al atentado a la vicepresidenta, no hizo perder clases a los estudiantes del país porque se trató de una jornada de reflexión que también es parte de la educación de los chicos. Así lo manifestó la portavoz de la Presidencia, Gabriela Cerruti en Casa Rosada al ser consultada por la decisión de CABA de recuperar las horas de clases.

"En principio el gobierno no entiende que se hayan perdido horas de clase. Nosotros entendemos que la educación que hay que llevar adelante en las escuelas, y que es central para el futuro de los argentinos y las argentinas, de los niños y de las niñas, no solamente la educación formal es también la educación informal", manifestó.

La funcionaria nacional dijo además que "en un país como la Argentina, donde se cometió un intento de magnicidio el jueves pasado, que haya una jornada de reflexión, que puedan conversar los niños con sus padres, que puedan conversar con sus amigos, que puedan ver lo que se está manifestando democrática y pacíficamente en las calles de repudio a un intento de magnicidio, es parte de la educación que debemos recibir. Se llama educación cívica y es muy importante para todos y todas".

De esta manera, en el Ejecutivo consideran que lo que sucedió el viernes durante el feriado debe ser considerado como parte de la formación de los estudiantes argentinos.

Esta nota habla de:
¿Cómo son tus expectativas económicas para el segundo semestre?