Marinelli reclamó más fondos para obras hídricas: "Nación somete a Mendoza a una marginación"

A cuatro meses de que venza su mandato, el titular de Irrigación destacó la necesidad de obras para contrarrestar el cambio climático. En este marco, cuestionó el escaso financiamiento que llega desde Nación.

Año tras año, el gobierno de turno va prorrogando la emergencia hídrica que, sencillamente, significa que los ríos de Mendoza escurren una caudal muy por debajo del promedio histórico. Esto, sumado a los efectos esperables por el cambio climático, ponen al Departamento General de Irrigación ante un principal desafío: cómo administrar el agua en tiempo de escasez. Le tocó al actual titular del organismo, Sergio Marinelli, y pasará con la nueva gestión.

En este contexto, en diálogo con Memo, Marinelli destacó el plan de obras que implementó Mendoza, especialmente vinculado a la impermeabilización de canales de riego, y enfatizó la necesidad de encarar nuevas obras, algunas de las cuales se encuentran en proceso de licitación. Asimismo, el titular de Irrigación aprovechó para reclamar/criticar al Gobierno nacional por algunas demoras y discriminación hacia la provincia.

"La llegada de fondos se complica más por una cuestión política que macroeconómica. La inflación nos afecta mucho porque si uno planifica obras, por ejemplo, para ejecutar en abril, ¿cuál será el precio final de ese proyecto? Pero también nos complica la situación de marginación a la que somete el Gobierno nacional a Mendoza y que no le pasa tanto a otras provincias", manifestó Marinelli.

Al respecto, acotó: "Estan por 'llegar' dos obras de la Nación, que se ha demorado muchísimo. Ya las podríamos haber ejecutado y recién vamos a estar licitándolas. Mientras tanto, estamos viendo de dónde se obtienen recursos para mejorar la eficiencia de riesgo, planificando obras con un criterio distinto, coordinando con el gobierno para que sea útil dentro de un plan general".

Sobre su gestión, que comenzó en 2017 y que finalizará a fines de abril próximo, el superintendente de Irrigación destacó como uno de los principales logros haber logrado "una buena sintonía entre todos los que manejamos el agua, incluyendo las inspecciones de cauce y los usuarios organizados. Logramos instalar una nueva lógica: cambiar la cultura de cómo usar y administrar el agua. Estamos mucho mejor en lo organizativo".

Por otra parte, ante la masiva concurrencia que habrá durante el verano en los diques de Mendoza y la repetitiva advertencia de turistas sobre la escasez de agua, Marinelli explicó: "Siempre van a ver que baja el nivel en el verano porque los usuarios usan más agua de la que desciende de la cordillera. Por eso nos toca pasar los veranos con menos agua en los diques que después reponemos hacia la primavera".

En la última semana de abril vence el mandato de cinco años de Marinelli al frente de Irrigación. Para entonces, el gobernador Rodolfo Suarez deberá definir si vuelve a proponerlo ante el Senado para continuar en el cargo o si, por el contrario, envía el pliego de otro candidato. Consultado al respecto, el actual superintendente evitó dar precisiones, aunque sugirió que le gustaría seguir en el cargo.


Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...