Marinelli: "El del río Atuel no es un tema del sur, sino de toda Mendoza"

El superintendente general de Irrigación Sergio Marinelli explicó la postura de Mendoza sobre el nuevo foco de conflicto con La Pampa por el agua del río Atuel.

Diversos actores de la política mendocina se reunieron ayer para presentar un frente común ante un nuevo reclamo pampeano por las aguas del río Atuel. El superintendente general de Irrigación Sergio Marinelli habló con Gabriel Conte y Hernán Bitar en "Tenés que saberlo", por Radio Jornada 91.9, y explicó la postura de Mendoza.

Una aerolínea ya ofrece 12 cuotas sin interés para volar por Argentina

"Los pampeanos creo que han hecho de esto una política permanente, que tenía connotaciones internas y lo mejor que le puede pasar a la política pampeana es que no suceda nada porque pareciera que es el único motivo que tienen para gobernar. Ellos tienen un régimen de agua importantísimo a partir de la lluvia, son parte de la Pampa Húmeda. Solamente el noroeste pampeano, cuando hay lluvias de verano, tienen problemas serios de inundaciones. Yo creo que es más una cuestión política que otra cosa", señaló Marinelli.

El superintendente de Irrigación señaló que este año ha sido normal en cuanto al recurso hídrico y que de eso se toman los pampeanos para presentar un nuevo reclamo: "Aprovechan esto para decir que es la prueba evidente de que Mendoza tiene agua y no la quiere dar cuando la tiene. Hemos contestado, ellos han hecho una presentación a la Corte, que corrió el traslado, que llama la atención porque en otras ocasiones no se ha tomado tan poco tiempo para hacerlo. Ante esta campaña y el eco que ha tenido en algunos medios a nivel nacional, nos pareció importante que la política en su conjunto en Mendoza, empezando por los interesados directos de la cuenca, tengamos criterios comunes. Por eso la reunión de los tres intendentes conmigo y todos los legisladores provinciales, además de los inspectores de cauce que son los que están vinculados directamente a la distribución del agua", explicó.


El titular de Irrigación señaló que La Pampa también está trabajando en una comisión por el río Desaguadero, lo cual obligaría a todos los ríos de Mendoza a aportar a dicho río, y que lo importante es presentar un frente común: " El tema del río Atuel no es un tema del sur, sino de Mendoza. Lo importante es tener criterios comunes, lo que quedó claro con tres intendentes de distintos signos políticos, legisladores de 3 o 4 vertientes, todos coincidiendo en las posiciones y en las acciones a futuro. Primero, mostrar que acá no hay discrepancia, que estamos todos dispuestos a defender nuestros recursos".

Marinelli manifestó que el pueblo mendocino está defendiendo su recurso hídrico y que pese a que este año fue mejor, la demanda no se pudo satisfacer. Además, mencionó que la solución deberá ser a través del diálogo y la política: "Creo que los pampeanos no han demostrado nunca esta voluntad, pero sin duda que no hay otra salida. Seguir juntándose con comisiones técnicas, en reuniones de distintas provincias, con representantes designados a tal efecto, es una pérdida de tiempo cuando hay posiciones tan extremas. La única salida es política, esta fue la principal conclusión de la reunión de ayer. La idea es juntar la fuerza política y buscar instancias de negociación porque es la única salida a esto, apoyados en la técnica y con una solución lógica en donde la Nación tendrá que ser parte de esto", analizó.

El funcionario marcó como necesaria la participación de Nación en este conflicto debido a su implicancia al momento de realizar obras como los diques Nihuil y Valle Grande: "Bienvenidas y nos han beneficiado en todos los aspectos socioeconómicos, pero la Nación fue la que las hizo y en ese momento La Pampa no era una provincia, era un territorio nacional. La Corte nos dio 75 mil hectáreas en un fallo que terminó con 70 años de discusión para que Mendoza, hasta que no pudiera cultivar 75.600 hectáreas con agua del Atuel, recién con esos excedentes se sentara a discutir con La Pampa qué hacer con el resto del agua. Y luego aparece el tema ambiental producto de la modificación de la constitución, hay una sala de la Corte que es proclive a apoyar este tipo de cosas".

El superintendente de Irrigación señaló que Mendoza presentó un proyectos con obras e inversiones que no fue aceptado por La Pampa y que debe darse una charla entre los gobernadores, con la presencia de la Nación: "Quizás hoy con lo que está pasando a nivel económico y con esta etapa de gobierno, no sea factible que este sea un tema de agenda. Pero esa sería la salida más lógica".

Por otro lado, Marinelli comentó que han presentado diferentes proyectos para realizar con los fondos de Portezuelo del Viento, algunos que se encuentran paralizados: "Si esto no tiene solución, estos proyectos serían los primeros porque están listos y aprobados con todas las exigencias. Después tenemos 3 o 4 proyectos más, a nivel ejecutivo, que son otros 40 millones de dólares, que están muy avanzados y a fin de mes estarán terminados. Estamos trabajando conjuntamente con el ministerio de Obras de la provincia en una cartera nueva de proyectos para desarrollar el año que viene. La idea de esto es que sea cíclico, que se vayan repagando las obras y a medida que se van generando nuevos fondos, se vaya continuando permanentemente haciendo obras".

Sobre uno de los proyectos en específico, el de Luján Oeste, el funcionario explicó que se trata de un reservorio en la zona de Las Compuertas: "Sirve para mejorar el riego de la zona de Las Compuertas pero también para cuando hay tormentas y turbiedades en el río, o cuando hay que limpiar el dique, el agua guardada allí serviría para evitar las interrupciones de servicio de Aysam y de Luján. De allí sale una tubería que llega hasta las plantas potabilizadoras, sirve para regar pero también le da mucha seguridad hídrica a las plantas de Luján y de Aysam. Es una obra que tiene una mejora sustancial, dando más garantías a la continuidad y la calidad al servicio público"

Finalmente, Marinelli comentó que están trabajando en un plan hídrico que se encuentra en su quinta etapa, ya que se firmó el quinto documento: "El documento 5 impone otras soluciones a futuro, basado en cómo bajar la incertidumbre que nos genera el cambio climático en cuanto a oferta y nos obliga a atender la demanda de manera diferente. Ese plan lo estaremos terminando en unos dos meses y medio y con el proyecto del código de agua son dos herramientas que, sumadas al financiamiento, son necesarias para que en un futuro Mendoza tenga una seguridad hídrica en todas sus necesidades", concluyó.

Esta nota habla de:
Más allá de nuestros deseos de triunfo, ¿quién creés íntimamente que ganará el primer partido de la Copa América?