Jésica Laferte: "Ser la 'esposa de' hace que las cosas te cuesten el doble"

La senadora, pareja del intendente Ojeda, insistió para que se habilite la minería metalífera en Malargüe, sin las restricciones de la 7722.

Jésica Laferte es malargüina, defiende la idea de zonificar la minería para el desarrollo y el empleo en su departamento y es, además, la esposa del intendente Juan Manuel Ojeda. 

En diálogo con Memo, la senadora asegura que se complementan con el intendente y que no le gustan los políticos que mienten.

- En estos meses como senadora, ¿cómo ve la política mendocina? ¿Tiene buena relación con el resto de los legisladores?

- Veo en muchos el "no por el no", como pasó con Portezuelo, El Azufre, minería... En los temas importantes y urgentes para el desarrollo de Mendoza, las trabas son muchas. Se sacan cosas de contexto, se manipula información, e intentar administrar un departamento o una provincia dentro de "la nave nacional", que anda sin rumbo, es muy difícil.

Con mis pares de Cambia Mendoza tengo una excelente relación y saben que soy inamovible en mis valores y principios. Con respecto a la oposición, me he llevado bien con los que he tenido la oportunidad de trabajar. Considero que el diálogo es la base de la resolución de problemas. Igualmente es necesario elevar el nivel de discusión y terminar con la chicana política.

- ¿En algún momento la han tratado de "la esposa de"? ¿Tuvo que demostrar más que cualquier otro senador?

- Muchas veces me han tratado de "la esposa de"... Es real que este tipo de etiquetas hace que las cosas cuesten el doble, pero esto me potencia para ponerle garra y focalizar los objetivos. Es verdad que muchas mujeres sufren por sus relaciones o el apellido, en vez de ser juzgadas por sus capacidades, aptitudes o el trabajo que han realizado. Una verdadera injusticia.

- ¿Está de acuerdo con que la plata de Portezuelo se use en El Baqueano o preferiría que se trate en la Legislatura el destino de esos fondos? 

El "solitario" senador de Cambia Mendoza al que le gustaría ser concejal

- Considero que los fondos tienen que ser destinados a Portezuelo y el Trasvase (del río Grande al Atuel), porque esta obra va a beneficiar a Alvear, San Rafael y Malargüe. Tenemos que estar unidos como región para no dar lugar a una discusión de nunca acabar donde cada uno de los departamentos se quiera apropiar de los fondos.

En Malargüe, dándole una mano al intendente en una actividad departamental 

- ¿Qué es lo que más le molesta del mundo político? ¿Y lo que más le atrae? 

- La política considero que es la herramienta que hace que las cosas imposibles sean posibles, y por medio de ella se puede transformar la realidad de las personas, llevar una sonrisa, tranquilidad, y para vivirla nunca hay que perder el contacto y compromiso con los vecinos. Lo que más me molesta de algunos políticos es la falsedad o que se embanderen con temas con los cuales no tienen un verdadero compromiso. No se puede defender lo que no se conoce o no se siente.

- ¿Qué es lo que querría lograr como senadora?

- Como senadora tengo algunos objetivos, y no son un secreto: que Malargüe participe en las decisiones que afecten nuestros recursos y producción. Fortalecer la matriz productiva de Malargüe. Fortalecer la región sur a nivel productivo y turístico. Trabajar en la accesibilidad y eliminación de barreras en la información y comunicación. Trabajar en el comercio, el intercambio, la conectividad vial y logística.

Baldasso, el exministro peronista de Cambia Mendoza, pone reparos a El Baqueano

Obviamente, defender la minería para Malargüe, ser la voz y el voto de los que represento. No son simples expresiones, porque todos mis proyectos están enfocados en ello, además del trabajo concreto como por ejemplo las capacitaciones para adultos en LSA (lengua de señas). Estos pequeños pasos me hacen feliz.

Esta nota habla de: