La Convención Demócrata tuvo la noche más latina

El partido Demócrata hizo énfasis en el valor de los inmigrantes en Estados Unidos y recordó a los beneficiarios del programa DACA, que protege de la deportación a más de medio millón de jóvenes que llegaron al país siendo niños.

La Convención Nacional Demócrata celebró su tercera y penúltima noche con un evento muy reivindicativo en el que se puso de manifiesto el papel de las mujeres y de la comunidad latina en Estados Unidos.

La ceremonia, que volvió a contar con la participación de personas anónimas que narraban sus testimonios, arrancó con varios videos en el que se abordaban la problemática del uso de armas y los tiroteos que a lo largo de estos últimos cuatro años han impactado a la sociedad norteamericana.

El tiroteo de la escuela de Parkland, con 17 muertes, el de Las Vegas, con 59, o el de El Paso, con 23, fueron algunos de los trágicos eventos que más conmocionaron a Estados Unidos en los últimos años.

En las imágenes, los testimonios apuntaban a la "solidaridad de Joe Biden con las víctimas" de estos episodios que han marcado la historia del país. "Pedimos soluciones sistémicas, leyes que nos representen a todos", reclamaban algunas de las voces.

Según escribió Antoni Belchi en VOA, "era una noche que prometía, especialmente por los discursos de Barack Obama y Kamala Harris, pero también porque iba a ser una ceremonia para enaltecer el orgullo latino en esta nación.

Una joven soñadora latinoamericana, una dreamer, explicaba su experiencia sin tapujos. Había cruzado por la frontera sur de Estados Unidos ilegalmente cuando tenía menos de un año. Junto a su familia se instaló en el país norteamericano, pudo estudiar en la escuela y soñaba con convertirse en abogada. Pero ahora está en un limbo legal porque Trump quiere bloquear el programa que protege a los soñadores".

"Necesitamos a un líder que reforme el sistema de inmigración", reclamaba.

Ella, aseguró, calificaba para el programa de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA por sus siglas en inglés) pero lamentaba que el gobierno de Donald Trump haya dejado de aceptar nuevas solicitudes.

"Nuestro hogar está aquí; Carolina del Norte es el lugar que conozco, no tengo documentos", expresaba al tiempo que admitía que se le "rompía el corazón" al ver "cómo separan a los niños en la frontera".

En un vídeo en el que aparecían un sinfín de imágenes de inmigrantes que habían logrado el sueño americano, la voz del expresidente Barack Obama instaba a la población a preguntarse: "¿Qué país de país queremos ser?" y apelaba a la necesidad de impulsar programas migratorios para acoger a extranjeros, "aquellos que también forman parte de la historia".

"Los inmigrantes son los maestros que inspiran a nuestros hijos, son los médicos, son los artistas, los arquitectos, soldados, marineros, miembros de la Guardia Costera", expresaba Obama mientras recordaba que ellos, "los inmigrantes y los refugiados, son los que renuevan a Estados Unidos". "Eso es algo que debemos valorar", concluyó.

La exaltación del orgullo latino terminó con un vídeo musical de la versión de 'Stand by Me' ('Quédate a mi lado') del cantante Prince Royce, de ascendencia dominicana, grabado en el popular barrio de Wynwood en Miami. A lo largo de la noche también se pudo disfrutar de las actuaciones de artistas de la talla de Billie Eilish o Jennifer Hudson.

Además de enaltecer el orgullo latino y el poder de la comunidad inmigrante de Estados Unidos, también fue una noche en la que se puso de manifiesto el papel de la mujer. De hecho, fueron cinco (Gabrielle Giffords, Hillary Clinton, Hilda Solis, Elizabeth Warren y Kamala Harris) las mujeres que aparecieron en escena para apoyar la candidatura de Biden y todas ellas, en algún momento de sus discursos, aprovecharon para defender la presencia de las mujeres en la política.

Asimismo, por tercera noche consecutiva, se escucharon fuertes críticas por la gestión de Donald Trump al frente del ejecutivo estadounidense.

Esta nota habla de:
¿Qué reclamo apoyás en las universidades?