Flashes de historia en TikTok: La liberación de Cámpora a los guerrilleros

TikTok ofrece de todo como entretenimiento y hasta puede convertirse en un vicio. Pero también dispara flashes que, lejos de conformar "historia" en sí mismos, invitan a profundizar el tema en otras fuentes.

Irrumpe la voz de un presidente poco difundido, aunque del que se ha hablado muchísimo: Héctor J. Cámpora, el breve. Ya es algo atrapante poder verlo y escucharlo. Lo que anuncia suena raro: liberar presos. Y lo que sigue es una invitación a profundizar: ¿qué pasó en el breve gobierno de Cámpora, aquel que le da el nombre a la agrupación más fiel a Cristina Kirchner, que duró apenas 49 días, del 25 de mayo al 13 de julio de 1973?


El ascenso al poder de los herederos de Montoneros y también, el de sus contrincantes

En el video que puede hallarse en una cuenta de TikTok a la que se puede acceder con un clic aquí para ver más, se ve a gente cantando una venganza por matanzas de peronistas y a presos leyendo una proclama detrás de las rejas. Lo que siguió, es su liberación.

Hay muchos libros documentados para leer sobre el tema. Pero para introducir a lo que ha investigado uno de los más prolíficos autores, como es Marcelo Larraquy, él contó en un artículo publicado por Infobae cómo fue la liberación de los presos políticos del 25 de mayo de 1973, el día de la asunción de Cámpora.

Escribió Larraquy:

En el atardecer del 25 de mayo de 1973, atrincherado en su despacho de la planta baja del penal de Villa Devoto, el prefecto Romualdo Díaz recibió con decepción la respuesta de su Ayudante de Órdenes.

Le había encomendado que llamara a la Dirección Nacional del Servicio Penitenciario, al juzgado de turno y al Ministerio de Justicia. Pero nadie atendía los teléfonos. La Policía Federal había levantado a su personal de los pabellones y un escuadrón de la Gendarmería, que estaba en los galpones, se había ido hacía unos días.

El penal hervía.

Desde el miércoles 23 a la madrugada los presos políticos, hombres y mujeres del ERP, Montoneros, FAR, FAL, militantes estudiantiles, dirigentes obreros, habían tomado los pabellones. Eran 135 hombres y 87 mujeres. Circulaban por el hall, moviéndose entre el segundo y el quinto piso. Las celdas estaban abiertas. El día 24, las visitas les habían ingresado telas, una cámara de fotos, un grabador, radios y un megáfono para que se comunicaran con la movilización, prevista para el 25 de mayo.

Completo, con audio, el histórico debate entre José Ignacio Rucci y Agustín Tosco

Ese día, al atardecer, en la oficina de Díaz, una radio informaba que una multitud caminaba con antorchas hacia Devoto para presionar por la liberación de los presos. Su artículo completo, con clic aquí.

Esta nota habla de:
Más allá de nuestros deseos de triunfo, ¿quién creés íntimamente que ganará el primer partido de la Copa América?