India bloqueó los fondos extranjeros a la orden de la Madre Teresa

La entidad misionera opera cientos de albergues que atienden a algunas de las personas más necesitadas del mundo, a quienes la madre Teresa describió como "los más pobres de entre los pobres''.

El gobierno de India bloqueó fondos extranjeros para el organismo benéfico de la madre Teresa, bajo el argumento de que la organización católica no cumplió con las condiciones estipuladas en las leyes locales, lo que representa un golpe para uno de los grupos más prominentes en operar albergues para los pobres.

El Ministerio del Interior informó en un comunicado el lunes que la solicitud de las Misioneras de la Caridad para renovar una licencia que les permite recibir fondos del extranjero fue rechazada en Navidad. El organismo gubernamental añadió que encontró "contribuciones adversas'' mientras consideraba la solicitud de renovación de la fundación. No dio más detalles.

Sus problemas se desarrollan tras una serie de ataques contra cristianos en algunas partes de India perpetrados por grupos hindúes de derecha, que acusan a sacerdotes e iglesias de conversiones forzadas. Los ataques han sido particularmente prominentes en el estado de Karnataka, en el sur, que este año ha sufrido unos 40 casos de amenazas o actos violentos contra cristianos, según un reporte de la Hermandad Evangélica de India.

Hitchens y el lado oscuro de la Madre Teresa de Calcuta

El lunes, la ministra en jefe del Estado de Bengala Occidental, Mamata Banerjee, provocó indignación cuando tuiteó que el gobierno había congelado las cuentas bancarias del organismo. Pero al poco tiempo el gobierno clarificó que no había congelado ninguna cuenta.

El organismo confirmó en un comunicado que el gobierno no había congelado sus cuentas, pero agregó que no se había aprobado la solicitud de renovación de la Ley de Regulación de Contribuciones Extranjeras. "Por lo tanto, pedimos a nuestros centros no operar ninguna de las cuentas (de contribuciones extranjeras) hasta que se resuelva este asunto'', indicó la congregación.

Hace unas semanas, las Misioneras de la Caridad, que la madre Teresa fundó en Calcuta en 1950, fue investigada en el Estado occidental de Gujarat luego de quejas de que las niñas en sus albergues eran obligadas a leer la Biblia y recitar oraciones cristianas. La fundación negó las acusaciones estipulando que las misioneras "no imponen su fe católica a nadie".

El organismo opera cientos de albergues que atienden a algunas de las personas más necesitadas del mundo, a quienes la madre Teresa describió como "los más pobres de entre los pobres''.

Los defensores de los derechos humanos están preocupados por el aumento de la discriminación y la violencia contra las minorías religiosas desde que el primer ministro nacionalista Narendra Modi asumió el poder en 2014. Su gobierno niega todo proyecto de hegemonía hindú, e insiste en la igualdad de derechos entre todas las religiones.

Sin embargo, en 2020, la comisión estadounidense sobre la libertad religiosa internacional incluyó a India en la lista de "países especialmente preocupantes" por primera vez desde 2004.

Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...