Mendoza, cerca de ser la primera provincia del interior en dar licencias equitativas a los empleados públicos

Un proyecto de la diputada Daniela García, que ya tiene media sanción del Senado, propone que las licencias de maternidad/paternidad sean compartidas. La persona gestante es quien puede decidir cómo repartir el tiempo de descanso con la persona no gestante.

Hace más de un año, precisamente en febrero de 2020, una pareja de mujeres, que trabajaban como oficiales de la Policía de Mendoza, tuvo un hijo. El conflicto surgió cuando quisieron pedir la licencia por maternidad. Ya que si bien, lógico, las dos tramitaron el permiso correspondiente, el Gobierno de Mendoza le rechazó el pedido a una de ellas por no ser la madre gestante.

Con la intención de que esas situaciones no vuelvan a ocurrir, de ampliar los derechos civiles y de adaptarse a las concepciones familiares actuales, la Legislatura tratará hoy un proyecto de avanzada. 

Se trata de una iniciativa de la diputada provincial, Daniela García (UCR), que este miércoles se tratará en la sesión de la cámara baja. El objetivo es que las licencias de maternidad/paternidad en el ámbito de los empleados públicos sean compartidas y no sólo para la persona gestante, como es actualmente.

El proyecto de ley, que ya tiene media sanción de Senado (en donde la senadora Natacha Eisenchlas -UCR- introdujo la iniciativa), tiene varios expedientes anteriores que ahora se unificaron y ayer, justamente, recibió dictamen favorable por unanimidad en la comisión de Legislación y Asuntos Constitucionales. Por lo que, muy probablemente se convierta en ley y sea, así, la primera del interior del país de este estilo.

Mendoza, cerca de ser la primera provincia del interior en dar licencias equitativas a los empleados públicos

Concretamente, se trata de una propuesta de modificación de la Ley 5.811 que contiene el Régimen de Licencias de los Empleados Públicos de Mendoza. "El espíritu de la ley es que las licencias de maternidad/paternidad o la gestación de persona gestante y no gestante, se dé en forma compartida. Entendiendo que debido a las diferentes modificaciones que hubo en el código civil y comercial, la ley de entidad de género, la de matrimonio igualitario, se requería una reforma en el estatuto del empleado público", explicó García.

En primer lugar, continuó la legisladora, la intención de la iniciativa es adecuar la terminología. Esto es porque actualmente, el concepto de familia heteronormativa, no es el mismo que años atrás. "Entonces, al haberse modificado la concepción, también es necesario adecuar la legislación al respecto", acotó la radical.

Mendoza, cerca de ser la primera provincia del interior en dar licencias equitativas a los empleados públicos

Y añadió: "Antes, cuando querías darle una licencia por maternidad/paternidad a una pareja del mismo género por ejemplo, se complicaba respecto al texto de la ley. Lo que se hace hoy es modificar para que la puedan compartir entre el gestante y el no gestante".

También, se trata de un progreso en lo que hace a los cuidados que habitualmente se dan para las mujeres, que en diferentes convenios o incluso en la Organización Internacional del Trabajo (OIT) se recomienda que sean compartidos entre ambas personas.

"Esto es porque en muchas ocasiones la maternidad ha postergado la decisión, por parte de las mujeres, de seguir en un trabajo por un tema cultural. Esto también beneficia a la mujer en ese sentido, ya que puede tomar los días que le corresponden y que son inamovibles en el caso de un puerperio o en el posparto. Y el resto, modificarlo y dárselo a la persona que está acompañándola", comentó García.

No se aumenta la cantidad de días sí la forma de repartirlos

Justamente, a lo que apunta la modificación impulsada por la legisladora del oficialismo, es a que se pueda compartir la licencia. "Queremos tratar de que sea más equitativa. No se incrementan días en general si no que se modifica en relación a la necesidad que hoy se ve para compartir las licencias", remarcó.

Además, contó que quien tiene el poder de decisión al momento de dividir, según deseo y necesidad la licencia, es la persona gestante. "Es decir, si yo soy gestante voy a mi jurisdicción y les digo, una vez que tenga mi bebé, que voy a compartir mis días de licencia con tal persona (pareja, conviviente, no gestante). La persona que gestó es la que habilita a la otra", ejemplificó la diputada.

Algunos casos en los que sí hay modificaciones respecto a la cantidad de días de licencia, graficó García, son por ejemplo en los nacimientos de niños/as prematuros/as. Ya que, anteriormente (o hasta ahora) "se entendía que la licencia era a partir de que nacían y a lo mejor estaba 30 días en neonatología el bebé. Ahora, la licencia sería a partir del alta de ese niño/a".

Mendoza, cerca de ser la primera provincia del interior en dar licencias equitativas a los empleados públicos

Otra diferenciación que se hace, es que se le otorgarán 120 corridos a las personas adoptantes. Cuando, hasta el momento, a la madre/padre del recién nacido se le daban 120 días y a los adoptantes mayores, 45 días.

"Tiene todas las posibilidades de convertirse en ley, hace más de un año que estamos trabajando estos temas. Vimos fácticamente qué casos se daban en la realidad para contemplarlos y repensamos casos que se dan en otros lugares. Tratamos de legislar para la generalidad pero teniendo en cuenta las situaciones que se daban en diferentes partes de la administración pública", cerró la diputada Daniela García, marcando que si hoy se aprueba en Diputados, vuelve a Senado para su tratamiento final. 

Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...