Francisco continúa con problemas de salud, pero no suspende su agenda

El sumo pontífice sigue con una gripe que lo ha obligado a suspender compromisos en la última semana.

El papa Francisco continúa con el resfrío y la gripe que esta semana lo obligaron a cancelar varias audiencias y por los que aún no puede leer sus discursos, pero mantiene su agenda de reuniones previstas en el Vaticano.

"Pido que lean el discurso así no me canso tanto: todavía estoy resfriado y me cansa leer bastante", planteó el pontífice al recibir este viernes a un grupo de teólogos en el Vaticano.

Así, el Papa de 87 años pronunció solo algunas palabras improvisadas a los presentes y luego le dio el texto preparado a un oficial de la secretaría de Estado para que lo lea.

Francisco arrastra una gripe y un resfrío desde el sábado pasado, cuando debió cancelar sus audiencias en el Vaticano.

Por el momento, la agenda del pontífice para los próximos días se mantiene sin cambios, incluido un encuentro mañana con el canciller alemán, Olaf Scholz.

¿Argentina debe tomar partido activo en el conflicto del Medio Oriente?