Siete postales de la marcha que desafió a Javier Milei

La mirada de Silvia Mercado desde Buenos Aires, sobre la multitudinaria marcha en defensa de la educación pública.

Silvia Mercado
Periodista NO acreditada en Casa Rosada

Fue una marcha excepcional, en muchos sentidos.

1) Las cinco preguntas de periodistas que habilita diariamente el vocero presidencial, Manuel Adorni, estuvieron dedicadas a consultarle distintos aspectos de la marcha universitaria, el debate acerca del presupuesto universitario y la búsqueda de precisiones en torno a las auditorías sobre esos recursos. No había pasado ninguna otra mañana, hasta aquí.  

2) Pocas veces hubo tanta cantidad de gente por una agenda tan precisa: a favor de la educación pública y con un reclamo en particular, para que el presupuesto universitario no sea estrangulado. Se esperaba una movilización importante, pero la gente desbordó las calles del centro que, desde temprano, se iban acercando a la Plaza de Mayo para estar, para ser parte de un momento que ya podemos definir como vital en la historia de la universidad pública argentina.  


Siete postales de la marcha que desafió a Javier Milei

Fotos y perlitas de la marcha por la universidad pública en Mendoza

3) Llamó la atención la presencia en un mismo espacio de sectores políticos muy distintos. Desde UTGHRA a SUTEBA, desde Franja Morada a Partido Justicialista, kirchneristas frente al Partido Obrero, Frente Renovador con la Coalición Cívica. A la mayoría no le interesaba quiénes estaban sino decir presente, estar en esas calles plagadas de banderas, cartelitos, puestos de choripán, ventas de pañuelos políticos de diversas consignas.

4) Se destacó la gran variedad de generaciones. Jovencitos, más maduros, gente mayor. Todos convivían y se sacaban fotos, compartían una misma agenda y el terror a perder un valor que les viene de familias: la movilidad social asentada en la educación pública. Entrevistados por la gran cantidad de medios que se convocaron para la cobertura, se escuchó a médicos y enfermeros, gente de clase media alta y otros que denotaban sus orígenes muy humildes.

5) Fue un baldazo de agua fría el discurso de la Madre de Plaza de Mayo-Línea Fundadora, Taty Almeida, que creyó que era una marcha por los derechos humanos, deslegitimados por el uso político que hizo el kirchnerismo, y cerró con su consigna habitual: "30 mil desaparecidos, ahora y siempre", sin privarse de decir que "perdimos las elecciones, no nos han vencido". Le siguieron Adolfo Pérez Esquivel, distintos sindicalistas, rompiendo el clima universitario. Punto para Javier Milei, que desde el comienzo buscó instalar que se trataba de la marcha del "tren fantasma". Sergio Massa y Axel Kicillof tuvieron el tino de mantenerse lejos del escenario.

Siete postales de la marcha que desafió a Javier Milei

6) El escenario cerró con el discurso de Piera Fernández, presidente de la Federación Universitaria Argentina (FUA) y dirigente de Franja Morada, quien habló con energía y convicción de la agenda que los convocó, sin mencionar en ningún momento a Javier Milei ni meterse en ninguna discusión política. "Nuestro futuro no les pertenece. Somos orgullosos hijos e hijas de la universidad argentina. Somos la universidad pública, gratuita y de excelencia, somos la universidad para el gran pueblo argentino", dijo -emocionada- al cierre.  

El verdadero modelo universitario de Milei y por qué no puede revelarlo

7) Por último, y no menos importante, es el ambiente que hubo en la calle. Ninguno de los bares y locales tuvo que cerrar por problemas de violencia, y más bien trabajaron como hacía tiempo no se veía. La gente disfrutó la caminata, bailó, se encontró con amigos que quizás no veía hace tiempo por diferencias políticas.

La marcha universitaria le puso un límite a Javier Milei. Ricardo López Murphy, que hizo un recorte del 30% al presupuesto universitario de un gobierno radical tuvo que renunciar a semanas de haber asumido. Otra vez, la universidad pública fue lo que enfureció a una sociedad que no salió a las calles por los aumentos al transporte, ni las prepagas, ni el combustible.

Es más que probable que el Presidente ignore esta protesta. Aunque ya nada será como antes.

Bonus: las perlitas en imágenes

 

Siete postales de la marcha que desafió a Javier Milei
Siete postales de la marcha que desafió a Javier Milei
Siete postales de la marcha que desafió a Javier Milei
Siete postales de la marcha que desafió a Javier Milei
Siete postales de la marcha que desafió a Javier Milei

Esta nota habla de:
Más allá de nuestros deseos de triunfo, ¿quién creés íntimamente que ganará el primer partido de la Copa América?