Qué hay detrás del "sillazo" contra Evo Morales en un acto partidario

Fuera de la presidencia, a Evo Morales se le complica contener a los múltiples sectores que integran el frente oficialista. Lo de anoche fue un signo de ello.

La imagen dio la vuelta al mundo: al expresidente Evo Morales lo agredieron con un "sillazo" militantes afines durante un acto que se realizó en Lauca Ñ, en Cochabamba, bastión sindical y político del dirigente cocalero que denunció la presencia de "infiltrados de la derecha".

Más allá del "sillazo" contra Evo Morales, las disputas dentro de su partido, el MAS (Movimiento Al Socialismo) han quedado en evidencia en otros encuentros de la región oriental de Santa Cruz, además de incidentes similares registrados en Chiquisaca.

Justamente, incluso durante la campaña en la que se eligió a Luis Arce como candidato a presidente, las diferencias en el MAS han estado presente. Y pasó lo mismo anoche cuando miembros del partido de Santa Cruz, en asamblea, intentaba definir a los postulantes de la región.

A pesar de la denuncia de Evo Morales, que habló de "infiltrados de derecha", lo cierto es que el "sillazo" respondió al descontento de un sector del MAS de Santa Cruz que no estuvo de acuerdo con la postulación del conductor de televisión Pedro García como candidato a la Gobernación de Santa Cruz.

Ante la OEA, Argentina reconoció como válidas las elecciones en Venezuela

De hecho, si bien se resumen en el MAS, el frente político que llevó a Evo Morales a la presidencia fue el MAS-IPSP (esta última sigla significa Instrumento Político por la Soberanía de los Pueblos). Fuera del Poder Ejecutivo, al exjefe de Estado se le ha complicado garantizar la unidad.

Por otra parte, este martes la jueza Claudia Castro anuló y archivo la investigación contra el expresidente Morales, el ex vicepresidente Álvaro García Linera, los exministros Juan Ramón Quintana, Héctor Arce Zaconeta, Carlos Romero, y otros involucrados en el "caso fraude electoral".

Esta nota habla de: