¿Qué significa tener un Registro de Financiadores de la Salud?

El Registro de Financiadores de la Salud, es decir, de prepagas, obras sociales y mutuales tiene por objeto conocer la cantidad de afiliados, los convenios celebrados con diversos efectores para prestar el servicio que dicen ofrecer y exigir su cumplimiento.

El paquete de leyes para reformar el sistema de Salud en Mendoza cosecha aprobaciones de ambas Cámara : ya son 11 de las 26 que conforman el listado de cambios propuestos por el Ministerio de Salud.

Esta semana quedó lista para su promulgación la que creará un Registro de Financiadores de la Salud, es decir, prepagas, obras sociales y mutuales. El objetivo es conocer y actualizar qué cantidad de afiliados tienen, cuáles son los convenios celebrados con diversos efectores para prestar el servicio que dicen ofrecer y exigir su cumplimiento.

Además, amplía el poder de policía del ministerio de Salud y lo habilita a realizar denuncias penales y administrativas de ser necesario.

Por qué le interesan estos datos al gobierno local y cómo interactúa la nueva ley con las funciones propias de la Superintendencia de Servicios de Salud de la Nación, son dos interrogantes que el ministro Rodolfo Montero explica así: "en primer lugar, se venden muchos planes de salud que comercializan empresas que no son obras sociales, pero se presentan así, porque ofrecen un plan de cobertura médica parecido a una prepaga. Después, cuando sucede algo grave, solo te cubren algunos medicamentos, atención ambulatoria, por ejemplo, en su propia clínica, pero ni internación, ni cirugías, o cobertura para enfermedades graves. Toda esa gente, es derivada al hospital público. Entonces, teniendo la información sobre sus afiliados, podemo verificar que cumplan con el Programa Médico Ambulatorio".

Pero además, lo que implica esta norma es que en aquellos departamentos donde no tengan ningún tipo de servicio contratado, celebrar convenios con el sistema estatal para cobrar esas prestaciones sanitarias que provienen del sector privado.

Por otra parte, lo que se busca, según el ministro es garantizar la cobertura médica básica a todos los afiliados, el PMO como exige la ley.

En el caso de las obras sociales y prepagas nacionales es un tanto diferente porque son controladas por entes nacionales. Ahora bien, el desempeño de esas obras sociales en el territorio provincial sí puede ser controlado por el Ministerio porque las provincias tienen delegadas la función de la responsabilidad de la salud de sus ciudadanos.

En definitiva, lo que sí puede hacer la provincia es vigilar el cómo dan las prestaciones que ofrecen, el cumplimiento de los contratos, y denunciar en caso de que no sean cumplidos.

Según Montero "yo no le puedo marcar a la obra social que es lo que tiene que cubrir y qué es lo que no tiene que cubrir -eso lo hace la Nación- pero yo sí le puedo decir, usted tiene afiliados acá, le tiene que garantizar el PMO, muéstreme los convenios de cómo le va a garantizar a su afiliado la prestación porque usted tiene la obligación según la Superintendencia"

En la práctica, cuando se concrete el Registro Provincial de los Financiadores del Sistema será posible cruzar datos, para recuperar fondos que el sistema público debería facturar a estas empresas que basan su rentabilidad en ofrecer servicios de bajo costo, pero con ingresos regulares que acompañan la inflación.

En tanto, la semana próxima se espera que obtenga sanción definitiva un proyecto clave para el presupuesto de Salud, el que establece la creación de un órgano descentralizado para cobrarles a los financiadores del sistema las prestaciones a afiliados en los hospitales públicos, el Reforsal.

Se busca crear un ente que se dedique a la facturación y al seguimiento de los servicios a afiliados con alguna cobertura médica, que significa un proceso engorroso para las administraciones de los hospitales.

Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...