"A los políticos puestos en Seguridad Vial lo único que les importa es cobrar multa"

El presidente del Observatorio Vial Latinoamericano Fabián Pons habló sobre la necesidad de educar y trabajar en la concientización vial para disminuir los accidentes: "Está todo por hacerse porque no se ha hecho casi nada", señaló.

La inseguridad vial es una problemática que afecta a toda la sociedad argentina y sobre la cual se necesita trabajar para poder disminuir la cantidad de accidentes. El presidente del Observatorio Vial Latinoamericano (Ovilam) Fabián Pons habló con Gabriel Conte, Evangelina Argüello y Hernán Bitar en "Tenés que saberlo", por Radio Jornada 91.9, y expresó la urgencia de tratar la temática.

Evacuan a residentes del edificio Euromarina II por socavón

"Está todo por hacerse, no se ha hecho casi nada, muy poquito. En general, los funcionarios a nivel nacional, provincial y municipal se ocupan del maquillaje, pero no de la enfermedad de fondo", señaló Pons.

El presidente de Ovilam explicó que mientras no se trabaje de fondo, las cosas continuarán como siempre: "Mientras sigamos adoleciendo de falta de educación vial desde el preescolar hasta la universidad, mientras el sistema de otorgamiento de licencias de conducir siga siendo un mero acto de entrega de documentación como el trámite de un DNI, mientras no haya controles dinámicos como cuando era chico, mientras se siga haciendo controles electrónicos solamente con intereses recaudatorios, mientras no se legisle de forma moderna cambiando la vetusta Ley de Tránsito que tenemos, no haciendo leyes provinciales que tienen un montón de sonseras en el medio y no se ocupan de lo importantes, mientras no hagamos todo ese tipo de cuestiones y muchas más, como mejorar el parque automotor argentino, ocuparnos de tener una red vial moderna con señalizaciones inteligentes y banquinas en buen estado, esto no va a cambiar", explicó.

El especialista explicó que Argentina, debido a su concepción federal, es un país difícil para poder legislar: "No hay alguien que se ponga a ordenar porque, salvo honrosas excepciones, la gente que se ocupa de la seguridad vial a nivel nacional, provincial y municipal son cuadros políticos, no expertos en seguridad vial o gente que tenga experiencia en el tema. En general es gente que le tocó ese área como le pudo haber tocado otra, no hay expertiz en el tema. Si los que tienen que decidir para dónde se va no tienen ni idea de cómo se hace, es normal y lógico que tengamos esa situación", analizó.

Pons explicó que si bien el vehículo es una parte importante, hay un desconocimiento general acerca de las leyes de tránsito y que el nivel de exigencia es bajo: "Desde el 1 de enero de 2014, es obligatorio que todos los vehículos vengan con ABS y doble airbags, hoy el parque automotor argentino, después de 10 años, tiene muchísimos de esos autos. El 80% de la gente no sabe cómo frenar con ABS. Nos dan tecnología pero después no la sabemos usar. Por otro lado, tenemos un parque automotor que en cuanto a medidas de seguridad estamos a 10 o 12 años de diferencia con lo que es Europa o Estados Unidos. Es un parque automotor vetusto, viejo", señaló.

En referencia a la RTO (o VTV), el presidente de Ovilam señaló que es una herramienta útil, siempre y cuando se realice seriamente y que el estado de rutas y calles se condiga con las exigencias: "Si a mí me exigen tener un auto con su suspensión en condiciones, no puedo circular por caminos destrozados porque voy a tener que hacer un mantenimiento impresionante y ese costo quién me lo paga. El gran problema que tenemos en materia de seguridad vial es que creemos que con una medida solucionamos todo. Acá hay una cuestión multidisciplinaria, multicausal, que requiere de una planificación hecha por expertos, pensando en el corto, mediano y en el largo plazo. Hace muchos años que no tenemos un plan de seguridad vial, no tenemos una planificación en serio", explicó.

El especialista marcó que la educación vial debe comenzar en el jardín de infantes y debe durar toda la vida: "La ley 24449 cumplió 30 años el mes pasado y ya decía que era obligatoria la enseñanza, y las provincias lo declaman, pero no lo hacen. No es cumplir con dar un papelito, o alguien me dio una clase. Esto tiene que ser algo sostenido. La Educación Vial en Argentina está legislado que sea una materia transversal no curricular y, por ejemplo, la movida sustentable es un arma de doble filo: por un lado tiene todo lo bueno de la baja de consumo energético, de la mejor salud de la gente, de la no contaminación, pero por otro lado estamos llenando de analfabetos viales la vía pública. Cada ciclista que yo pongo, que no le di educación vial, es una persona que está compartiendo un entorno vial con un camión sin conocer las normas de tránsito. España a partir del 1 de enero de 2023 puso Educación Vial como materia curricular"

Pons señaló que si las leyes no se controlan son "letra muerta" y puso como ejemplo la ley de alcohol 0: "Les decimos a la mayor parte de los municipios y a las provincias: si quieren poner alcoholemia 0, en primer lugar están demostrando que tan brutos son, pero si no controlan es lo mismo que nada, aunque pongan 0, -7 o 48. ¿Alguien conoce el proceso de desalcoholización, cuánto tiempo tarda una persona que tiene 0,5 de alcohol en sangre para volver a 0? Seguramente el 99,9% no lo sabe. Eso es educación, eso no se hace. Podemos hacer todo porque no está hecho nada".

En esa línea, en referencia a la alcoholemia 0, Pons colocó como ejemplo el caso del exministro de Salud de Uruguay: "Riéndose dijo que era un compromiso político de Tabaré, que sabían que no servía para nada. Pero explicó el fenómeno social y psicológico de la alcoholemia 0: cuando una persona toma una copita dice "si vamos a estropearla por una copita o por una botella, vamos por la botella". Entonces genera el efecto inverso al buscado. Eso de que es disuasorio porque 0 es 0, primero hay que ser muy ignorante para decir eso, y en segundo lugar, ¿qué les hace pensar que una ley benévola que no se cumple, si la hago más severa se va a cumplir? Es exactamente al revés. Hace 30 años que los conductores profesionales tienen alcoholemia 0. En Suecia, en España, en Francia, en Alemania, no tienen 0. Los últimos siniestros han sido de conductores profesionales con 1,4 o 1,65. Aparte ¿qué controles hay? Yo cuando era chiquito, decían que manejaba fulanito que era camionero o fulanito que es colectivero y era una garantía porque era un profesional. Hoy en día ¿qué exigencia distinta hay entre un profesional y un particular que no sea una cuestión administrativa? ¿Cuál es la exigencia al particular? Nula", marcó.

En referencia a la utilización del celular al momentos de manejar, el presidente de Ovilam señaló que no se puede compartir la atención en dos tareas que se realizan con la misma aparte del cerebro: "Yo puedo cantar y tocar la guitarra, lo que no puedo es mantener una conversación complicada mientras estoy conduciendo. Esto se soluciona con educación, con concientización, con controles moviéndose al nivel de tránsito. No siempre una detención tiene que implicar una multa, puede ser pedagógica, entonces al primero que tengo que capacitar es a la autoridad de control. Y nos encontramos que las autoridades de control no tienen los medios ni la educación. Al primero que tengo que formar es al que va a controlar".

Pons también marcó que hay cosas en el extranjero que se podrían copiar y adaptar para la Argentina y puso el ejemplo de Australia: "Para llegar a la licencia completa tenés 3 años y medios. Primero tenés un curso de 6 meses para llegar al primer nivel, un año de licencia sin cometer ninguna infracción, otro examen que si lo aprobás, son dos años más con otra categoría y recién a los 21 podés dar el examen final. Y yo me garantizo que te estoy monitoreando durante 3 años y medio, después te la dan de por vida, pero te estuvieron controlando 3 años y medio. Acá haces un cursito que en el mejor de los casos dura 1 hora, te hacen 5 preguntas tontas y te fuiste. Es un asesinato todos los días de motociclistas ¿qué te piden la mayoría de los municipios para darte una licencia de conducir para una moto? Hacer slalom entre 4 conos sin tocar el piso. Es un sistema ridículo que tenemos", cuestionó.

Finalmente, Pons señaló que el gobierno tiene la posibilidad de comenzar de 0 a nivel nacional, aunque por los funcionarios designados no pareciera que eso vaya a suceder: "Pero Argentina es un país federal, donde las provincias no le delegaron nunca el tránsito a la Nación. Depende de las 24 provincias, pero rige el principio de autonomía municipal. Hay 2300 cabezas para juntar todo esto. Cuando vas a cada municipio y preguntás quién está a cargo de tránsito, muchas veces te da vértigo. Mayoritariamente son punteros políticos. No es solamente el gobierno nacional, también hay que apuntarle fuertemente a las provincias y a los municipios", concluyó. 

Esta nota habla de:
Más allá de nuestros deseos de triunfo, ¿quién creés íntimamente que ganará el primer partido de la Copa América?