El Senado le puede dar una "autoderrota" al Gobierno

Si bien finalmente Victoria Villarruel intentó persuadir a los jefes de bancadas para postergar el tratamiento del mega decreto de necesidad y urgencia, prevaleció la decisión de avanzar este jueves con todo el temario.

Conforme se desinflaba la posibilidad de concretar este miércoles la sesión pedida por un sector de la oposición en la Cámara baja para tratar una nueva fórmula previsional, en la Cámara alta crecían las especulaciones respecto de que no se realizará este jueves la sesión convocada, con un temario que incluye en último lugar nada menos que el mega DNU 70/23.


La inquietante respuesta de Espert sobre presuntas intenciones de Villarruel

Incluso llegó a manejarse como argumento de suspensión el fallecimiento de la esposa del presidente provisional del Senado, el puntano Bartolomé Abdala.

Lo cierto es que todo quedaba librado a lo que fuera a decidirse en la reunión de Labor Parlamentaria celebrada al caer la tarde de un día en el que arreciaron las críticas de los trolles libertarios contra la vicepresidenta de la Nación, Victoria Villarruel, por haber incluido el martes el tratamiento del DNU en el temario para esta sesión.

La realidad es que la titular del Senado se había quedado sin elementos para seguir resistiéndose a convocar a una sesión, y dejó todo librado ya a su poder de convencimiento para este miércoles. Para mayor preocupación del oficialismo en general y de la vicepresidenta en particular, se conoció justamente cuando se desarrollaba la reunión de Labor el texto a través del cual la Oficina del Presidente cuestionaba con singular dureza el "apresurado" tratamiento del DNU y alertaba contra quienes desde el Poder Legislativo "pretenden avanzar con una agenda propia e inconsulta".

Quienes participaban de la reunión con Victoria Villarruel leyeron el comunicado en sus celulares. Una fuente que participó del encuentro reveló el malestar que causó en la vicepresidenta el texto, al punto tal de haber admitido que "no está bueno que esto pase".

Como sea, la vicepresidenta propuso en principio postergar el tratamiento del DNU, pero no tuvo apoyo para tal posibilidad. Según pudo saber este medio, distintos bloques, no solo de Unión por la Patria, le transmitieron que no había margen, que el oficialismo debía afrontar la situación.

Villarruel propuso postergar el tratamiento del decreto con el argumento de las conversaciones que hay en el marco del tratamiento del Pacto de Mayo. No hubo caso.

Los senadores de Unidad Federal darán quórum. Lo mismo hará la senadora rionegrina Mónica Silva. Con relación a la votación en sí, tanto la senadora que reemplazó en diciembre pasado al hoy gobernador Alberto Weretilneck, como los senadores de Unidad Federal Edgardo Kueider y Carlos "Camau" Espínola votarían en contra, según se especula. El bloque de los dos misioneros todavía no tendría definida la postura.

Sí estarían más proclives por el rechazo los dos senadores santacruceños.

Por su parte, los radicales votarían divididos. De todos ellos, el fueguino Pablo Daniel Blanco es el que se sumó al pedido de sesión para tratar el DNU.

Más allá de que no hay números concretos, sino más bien especulaciones, los más confiados en el rechazo del decreto hablan de la posibilidad de superar los 40 votos en contra.

El temario

La sesión está prevista para este jueves a las 11 e incluye en el temario una serie de proyectos y también el tratamiento del decreto de necesidad y urgencia enviado por el presidente de la Nación, Javier Milei, el pasado 20 de diciembre.

El menú de temas incluido en la sesión pedida por la titular del Senado que en primer lugar incluye el retiro de diversos mensajes de pedidos de acuerdos solicitados por el Poder Ejecutivo Nacional conducido por Alberto Fernández, como así también luego una serie de pedidos de acuerdos de la actual gestión.

Luego se abordarán sendos acuerdos que obtuvieron dictamen durante el período de extraordinarias con Turquía, China y Emiratos Árabes Unidos, tras lo cual será el turno de la autorización al presidente de la Nación a ausentarse del país a lo largo del presente año.

A continuación dará comienzo el debate del proyecto principal previsto para esta fecha, el proyecto que modifica el Código Penal respecto de la prevención y represión del lavado de activos, la financiación del terrorismo y el financiamiento de la proliferación de armas de destrucción masiva. Un tema que tuvo dictamen también durante el verano -el 7 de febrero- y que se esperaba que el Senado pudiera convertir en ley en una sesión que finalmente nunca se realizó.

En último lugar figura el tratamiento del DNU 70/23, sobre Bases para la Reconstrucción de la Economía Argentina, tal su denominación, que fue precisamente el factor que generara tal estado de tirantez que inmovilizó la actividad en el Senado.

En efecto, durante el período de sesiones extraordinarias que culminó el pasado 15 de febrero, Villarruel desestimó diferentes pedidos de sesión especial: tres de Unión por la Patria y otros de bloques federales, y así, mantuvo la vigencia del decreto, a pesar de que algunos puntos, como la reforma laboral fueron anulados por la Justicia.

Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...