TaxiCam con Fernández Sagasti: "Yo no odio a Cornejo, pero le hizo muy mal a Mendoza"

La presidenta del Partido Justicialista y precandidata en primer término a senadora nacional por el Frente de Todos, defendió la capitalización de IMPSA, aclaró algo nunca había dicho sobre Vicentin, despegándose y explicó el tema de los "acuerdos" que los que tanto habló en la campaña.

Periodista y escritor, autor de una docena de libros de ensayo y literatura. En Twitter: @ConteGabriel

La principal referente del peronismo mendocino, Anabel Fernández Sagasti, presidenta del PJ y primera precandidata al Senado de la Nación, admitió, en diálogo ante la TaxiCam de Memo, que su involucramiento en el caso Vicentin fue más fortuito que de lleno como protagonista, y que se enteró en el acto de presentación de la intervención de que estaría sentada a la mesa.

Negó rotundamente, como puede escucharse en el video de arriba, que el peronismo avance en la estatización o promueva un camino fuera del capitalismo para el empresariado. "¡Lo único que nos interesa es la producción y el trabajo!", exclamó. Valoró, en ese sentido, el rescate de IMPSA: "Si hubiera colapsado y cerrado, 100 pymes que trabajan también habrían tenido problemas. Nos interesa que las empresas estén de pie. Y este cuerdo fue entre Nación y provincia de capitalizarla para que haya trabajo".

- ¿Por qué lo odia tanto a Cornejo?

- ¡Yo no lo odio a Cornejo!

- ¿Lo quiere?

- ¡Tampoco!

- ¿Y entonces?

- ¡Nada! Es un adversario que para mí le hizo y le sigue haciendo muy mal a Mendoza. Obvia y claramente estamos en ideas opuestas, porque el país que ellos quieren es el que gobernó Mauricio Macri y nos hizo muy mal.

En el video, además, responde en torno a por qué es necesario que haya alguien que intermedie en los "acuerdos" con la Nación, y no que la Nación fluya hacia las provincias sin nadie en el medio.

Esta nota habla de:
¿Cuál es el futuro del Partido Verde en Mendoza?