Cuando el "sí, juro" queda opacado por ocurrencias: los juramentos raros del Congreso

Numerosas variables se pronunciaron a la hora de juramentar como legisladores nacionales en la Cámara de Diputados de la Nación. Una lista.

Los juramentos en el Congreso de la Nación siguen sumando versiones ocurrentes y poco formales, lejos del ritual estipulado que les exige que simplemente digan dos palabras: "Sí, juro".

Así, uno a uno, los legisladores que asumían fueron sumando frases y dedicatorias que ya representan un espectáculo en paralelo.

El único diputado que ganó el Frente de Izquierda en estas elecciones, el bonaerense Christian Castillo juró "por la clase trabajadora y los pueblos oprimidos del mundo; por los 30 mil detenidos desaparecidos; para terminar con el capitalismo y toda forma de opresión en nuestro país".

Hija de un suboficial mayor de la Armada, la libertaria Juliana Santillán juró: "Por los tripulantes del ARA Yrigoyen, no reconocidos como héroes de Malvinas. Por mi padre, sí juro".

Aldo Leiva, excombatiente de Malvinas, exclamó: "Por la memoria de mi padre, por mi madre, por mi familia, por mi pueblo General José de San Martín en la provincia de Chaco; por mis camaradas muertos en Malvinas; para que ningún argentino bien nacido admire a la criminal de guerra Margaret Thatcher, ¡sí juro! ¡Viva la patria!".

"Por la patria, la Constitución, la soberanía nacional sobre nuestras Islas Malvinas y nuestros recursos naturales, por el pueblo de la Nación que va a sufrir a la agresión de la motosierra, y a 40 años de la democracia por la memoria histórica de nuestro pueblo, 30 mil detenidos desaparecidos presentes; dictadura, genocidas y fascistas nunca más", expresó Juan Marino, líder del Partido Piquetero -dentro de UP-, entre gritos, aplausos y abucheos. También, vistió una remera roja con la frase "Nunca Más".

La kirchnerista Lorena Pokoik lo hizo "por la patria que soñaron los 30 mil compañeros desaparecidos, por Perón, por Evita, por Néstor y ¡por mi gran conductora Cristina Fernández de Kirchner!".

Su compañero de bancada Itaí Hagman sumó a su juramento esta frase: "Porque la Patria no está en venta, sí juro".

En su jura, la libertaria Marcela Pagano lo hizo por "la eterna libertad de mi pueblo y la libertad de expresión".

"Por la justicia social, por el movimiento de mujeres y disidencias, por la salud ambiental, por la salud de nuestros adultos mayores y por nuestra amada abuela Sonia Torres, sí juro", manifestó la camporista Gabriela Estévez.

Militante a favor de "las dos vidas", la diputada de LLA María Celeste Ponce juró "por Dios, por la patria, por la vida y por la libertad". Mientras que su compañera de bloque Lourdes Arrieta lo hizo "por Cristo nuestro Señor, por los héroes de Malvinas, por la patria y la libertad".

La salteña María Emilia Orozco juró "por un Argentina libre de corrupción y oportunistas", y enfatizó: "Viva la libertad".

La santacruceña kirchnerista Ana María Ianni hizo también su juramento extendido... solo que le faltó jurar. "Gracias a mi familia, feliz aniversario a mi querido Calafate, por el pueblo de Santa Cruz, siempre", dijo, y cuando se retiraba hacia atrás, Heller le advirtió sobre la omisión, y la diputada procedió a jurar a continuación.

La fueguina Andrea Freites hizo otro largo juramento: "Por el futuro de todos los jóvenes de mi querida Argentina, por la provincia de Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur; por nuestras Malvinas; por los trabajadores y trabajadoras de nuestra argentina, sí juro".

En el final llegó el turno de quien ocupará la banca que deja la vicepresidenta, María Fernanda Araujo, quien recordó a "nuestros 649 héroes caídos y por sus madres, las madres de la patria".



Esta nota habla de:

Tenés que saberlo