El triunfo del politburó del PD mendocino y los intrusos en su convención

El Partido Demócrata se salió formalmente de Cambia Mendoza, luego de que quienes pretendían continuar en un polo opositor al kirchnerismo perdieran 120 a 70 en una convención en donde "metieron mano" varios personales ajenos a la estructura partidaria, en un juego con final abierto.

El Partido Demócrata de Mendoza (PD) celebró ayer su convención. La tarea central era dirimir la disputa entre el politburó integrado por Carlos Balter y Gabriel Llano y el rebelde diputado Guillermo Mosso en torno a seguir o no siendo parte del frente Cambia Mendoza, junto a la UCR, el PRO y muchos otros.

Mosso planteaba su decisión de continuar, sosteniendo la teoría de que hay dos opciones: integrar un polo antikirchnerista o ser funcionales al kirchnerismo, sino kirchneristas a pleno. Pero perdió: los que decidieron irse del frente que les volvió a dar espacio en la Legislatura duplicaron a los partidarios del legislador, por 120 a 70.

De todos modos, lo que llamó la atención es que el PD no lo decidió solo, ya que los delegados partidarios de San Carlos y Luján responden a referentes de partidos que sí siguen, aparentemente o en lo formal, dentro del espacio que lidera el gobernador Rodolfo Suarez junto a Alfredo Cornejo, Julio Cobos y Tadeo García Zalazar.

Es que el propio presidente del PD es empleado del gobierno del PRO en Luján. Los "gansos" de ese departamento tienen el corazón partido entre Omar de Marchi y el viejo partido de calle Sarmiento. Y algo similar sucede en San Carlos: Jorge Difonso, tira o afloja de acuerdo a lo que le ofrezcan, dentro de Cambia Mendoza y también del PD, y una y otra fuerza le sirven para forzar a la otra, en un juego de cintura que ya le debe haber hecho daño en el nervio ciático hace rato.

La verdad es que los demócratas dan por válida esta realidad y en Cambia Mendoza solo esperan que De Marchi defina si sigue o no en el bloque "anti k" de la política mendocina, si juega en ambos lados o si rompe el acuerdo, algo con lo que -dicen los radicales- "siempre juega, pero no concreta".

Las especulaciones, entonces, le ganan a la previsibilidad.

Y los que se quedan fuera de toda opinión son los socios nuevos del PD: los MendoExit y las fracciones libertarias que se le pegaron, ya que nadie les dio vela en este entierro y concurrirán a las elecciones subsumidos por el viejo sello, relegando bastante su otrora alcista protagonismo.

En este punto del juego político, así como De Marchi arma su propio equipo en donde quiere jugar de 10 sin que otros le copen el campo de juego (como sucede con Cornejo, Cobos y tantos otros en Cambia Mendoza), buscando ser finalmente candidato a gobernador en 2023 sin competidores que lo dejen afuera como le pasó en la PASO contra Suarez, en Cambia Mendoza también están los que quieren llenar el espacio que deja descuidado por dedicarse a estos malabares.

Así, los también exdemócratas de Republicanos Unidos, el Partido Demócrata Progresista, y otros provenientes de diversos lugares, ya armaron lista para enfrentar a la UCR y socios menores en una PASO, y con apoyo empresarial.

Lo que pasó en el PD según la versión del PD


Esta nota habla de:
Este Día del Padre se festeja...