Una serie de cámaras empresarias piden rediscutir el uso de los fondos para Portezuelo

Entre los firmantes se encuentran el alvearense Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria Argentina, el sancarlino Alfredo Cecchi, de la FEM; Eduardo Sancho de Acovi; Carlos Iannizzotto de Coninagro; Gerardo Fernández de CECIM; Andrés Vavrik de la Cámara de Alvear; Gloria Magnaghi de Aderpe y Sergio Martini de ACDE, entre otros.

Una lista de cámaras empresarias de Mendoza le envió una carta al gobernador Rodolfo Suarez en la que le piden que abra el debate en torno a la realización de la obra Portezuelo del Viento.

Entre los firmantes se encuentran el alvearense Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria Argentina, el sancarlino Alfredo Cecchi, de la FEM; Eduardo Sancho de Acovi; Carlos Iannizzotto de Coninagro; Gerardo Fernández de CECIM; Andrés Vavrik de la Cámara de Alvear; Gloria Magnaghi de Aderpe y Sergio Martini de ACDE, entre otros.

Anticiparon que sus planteos serán llevados a la Fiscalía de Estado y la Justicia Civil.

Piden "abrir un debate" y ser incluídas en él, para discutir los siguientes puntos (textual del documento):

- La disminución del caudal de río Grande. En los últimos diez años pasó de un módulo de 3.300 hm3 a 1.300 hm3. El IANIGLIA, el CONICET y la Universidad de Chile creen que esta disminución se acentuará en lo que queda del siglo. El llenado de la represa demandará mucho más tiempo de lo planteado en las simulaciones del proyecto, a la par de impedir cualquier proyecto de trasvase. Como ejemplo de lo que planteamos, en la temporada 2016/2017 si la presa hubiera estado construida no hubiera podido acumular un solo m3, por cuanto la cantidad de agua a liberar para el riego aguas abajo, según acta del COIRCO del año 2.016, fue mayor que lo que efectivamente el río erogó en ese lapso. 

- No hay trasvase al Río Atuel. El caudal actual y la tendencia del mismo en el Río Grande sumado al costo de la obra, hacen imposible el trasvase en el proyecto licitado; con el actual proyecto no se riega una sola hectárea de Mendoza, y en cambio sí se mejora y amplía la superficie bajo riego de las otras provincias. En el Acta del COIRCO Nº 857 de fecha 19/03/2019 queda claro que el proyecto que se está evaluando es sin el trasvase al Atuel. 

- Ecuación de rentabilidad económica negativa. Aún con el precio del presupuesto oficial determinado para la obra, la producción de energía eléctrica no cubre los costos de construcción sino después de más de 40 años. Esto se agrava significativamente con el precio propuesto por el único oferente. 

- Precio del único oferente. El precio propuesto, sumado a los gastos de inspección y otros que requieren la ejecución de la obra, superan ampliamente el presupuesto oficial y excede los 1.023 millones de dólares que la Provincia tiene para costear la obra, producto del acuerdo/resarcimiento acordado con la Nación en el juicio por la promoción industrial de las provincias vecinas iniciado en 1.998/9. Esta diferencia, existiendo un solo oferente, hace altamente inconveniente la adjudicación al mismo; entendemos que el valor presupuestado está por encima del valor real de la obra, producto de que las condiciones y requisitos del pliego restringieron la participación de más oferentes, no habiéndose producido la condición de sana competencia que una obra de estas características exige. 

- Impacto en la obra pública provincial. La diferencia entre los fondos disponibles para la ejecución de Portezuelo del Viento según el acuerdo firmado con la Nación, y el precio ofertado para su ejecución (más gastos asociados), determinará que la mayor parte de los fondos provinciales disponibles para obra pública durante los próximos años se destinen a esta obra; en detrimento de tantos proyectos que requieren inmediata ejecución en la Provincia: obras de infraestructura (en especial las de AYSAM, prestadores de servicios sanitarios de toda la Provincia, y el Departamento General de Irrigación: reparar cañerías, impermeabilizar cauces, entubar tramos, incorporar medidores, instalar tecnología de riego, reactivar desagües, recuperar agua subterránea, etc.); ejecución, reparaciones y mantenimiento de escuelas; programas de infraestructura municipal (PIM); obras de mejoramiento y mantenimiento de hospitales; etc. También, y como ventaja adicional a la obra Portezuelo del Viento, éstas serían realizadas en su totalidad con mano de obra e insumos locales, sin participación de empresas extranjeras. La mayoría las PYMES del comercio, la industria y la construcción no han podido cotizar con el único oferente de la obra. 

- Uso del único recurso hídrico no aprovechado en Mendoza: es imprescindible invertir en el trasvase del río Grande al Atuel y concretarlo, sin comprometer a la Provincia a ponerlo en riesgo. De este modo se podrán preservar los oasis del sur provincial, obras que se podrán ejecutar con parte de los fondos comprometidos por la Nación. 

- Beneficio a las otras provincias que integran el COIRCO sin invertir nada en la obra. La regulación del cauce del Río Grande que implica esta obra beneficia principalmente a las provincias aguas abajo de Mendoza. Entendemos que, en todo caso, es el COIRCO quien debería hacerse cargo de licitar, construir y financiar la obra; correspondiéndole a Mendoza la parte proporcional de la ejecución de esa obra. 

Esta nota habla de:
¿Notás bajas en algunos precios?