El casi intendente que hace encuestas, el cónsul que mangueó un vino y el doble discurso del Alcohol Cero

El tiempo es tirano especialmente en la política. Los que tenían el caballo atado un día, al otro se les escapó. Algunas perlitas de la política (y el poder) de Mendoza.

De a poco se va apagando un año en el que, políticamente, en Mendoza prácticamente no pasó nada. ¿Qué ministro de Rodolfo Suarez se ha destacado del resto por alguna gestión? ¿Qué medida de fondo finalmente se destrabó? Por ejemplo, la reforma constitucional no avanzó ni un milímetro.

Sumado a que 2022 nos despide con una Copa del Mundo, que genera amnesia sobre todo lo acontecido previamente en el año, surgen algunas perlitas pensando más bien en 2023, un año en el que el radicalismo buscará igualar los tres gobiernos peronistas consecutivos de Bordón-Gabrielli-Lafalla.

Pero se da otra situación atípica para Mendoza: finalmente estará vigente la prohibición de la reelección indefinida de intendentes, por lo que la mayoría deberá irse de las municipalidades. Y eso, más allá de la rosca por las sucesiones, genera incertidumbre a los jefes comunales que buscarán nuevos rumbos.

¿Un gabinete radical de "notables"?

Ninguno de los intendentes que se irán han dicho públicamente que buscarán trabajo en el sector privado. Y en lo público aparecen distintas alternativas: Legislatura y Cámara de Diputados de la Nación son las primeras opciones. Otros sugieren que podrían hasta ser concejales. Pero hay más, probablemente para Cambia Mendoza.

El regalo anticipado de Papá Noel para cuatro funcionarios nacionales

Si las elecciones fuesen hoy, ganaría el candidato de Cambia Mendoza, lo que otorgaría más lugares a ocupar: básicamente, los ministerios del Gabinete. "El próximo gobernador (si finalmente ganan) podría tener un gabinete de notables, de actuales intendentes", remarca una voz radical.

De hecho, hay un intendente radical que ya fue ministro: Marcelino Iglesias, jefe comunal de Guaymallén, fue funcionario en la gestión de Santiago Felipe Llaver y le tocó gestionar la ayuda humanitaria tras el terremoto de 1985 que afectó principalmente a la zona este.

El que iba a ser intendente y que hoy hace encuestas

Pero hay otros que podrían dejar la intendencia pese a que les quedaría la posibilidad de un mandato. Entre estos está Ulpiano Suarez, de Capital, que pretende ser candidato a gobernador. Lo llamativo es que quien aparecía como una ficha puesta para sucederlo, dejó su cargo en el gabinete y hoy hace encuestas.

Se trata de Rubén Zavi, a quien en una entrevista realizada en 2020 Ulpiano Suarez eligió como el funcionario que podría ser intendente de la Capital. A fines de 2021, renunció a la Jefatura de Gabinete y actualmente trabaja en la consultora Opinión Pública Mendoza (OPM).

Pese a que algunos de los estudios que realizó OPM ubican muy buen a Suarez, además de señalar que Alfredo Cornejo es el que más intención de voto tendría en una elección, desde la Ciudad de Mendoza aclaran que no le encargan encuestas a Zavi y se agrandan: "A Ulpiano le dan bien todas las encuestas".

El cónsul que mangueó un vino

Una "estafa" se produjo en uno de los tantos eventos de fin de año que se realizó en Mendoza, coincidiendo con el cumpleaños de un importante dirigente político que invitó -entre tantas personas- a un cónsul y a un empresario de cartelería pública.

San Marino, el microestado que atrae a los mendocinos

Uno de los presentes en el festejo, que se realizó en un hotel cinco estrellas, vio la escena completa: básicamente, el cónsul -de un país limítrofe ubicado al oeste de la cordillera de los Andes y bañado por el Océano Pacífico- le pidió al empresario que elija un vino argentino, y este aceptó.

El cónsul tomó el vino, que en la carta tenía un precio de unos 5.000 pesos, y minutos después la moza llegó con la cuenta en la mano, pero se la entregó al empresario: "Dice el cónsul que es invitación suya", soltó la mesera. Sin chistar, el hombre pagó. ¿Habrá sido una inversión?

Mendoza, a favor del Alcohol Cero

Y hablando de vinos, sabido es que la dirigencia política y empresarial, en su mayoría, está en contra del proyecto de ley de Alcohol Cero al volante; basta con revisar las acciones de la Coviar y el respaldo que han tenido de la clase política, incluidos algunos intendentes, radicales y peronistas.

Por su parte, el senador nacional Alfredo Cornejo también se manifestó enérgicamente contra el Alcohol Cero, pidiendo a cambio sanciones más severas a nivel nacional para los que superen el límite de 0,5, tal como estableció él en Mendoza.

Mientras tanto, Rodolfo Suarez también se mostró abiertamente en contra de la ley. Sin embargo, su gobierno hace una campaña de Alcohol Cero. ¿Cómo se explica, si no, el eslogan de la propaganda que se repite diariamente "Si tomás, no manejés"? 

"No dice 'tomá una copa', o 'tomá menos de 0,5'. Fijate que está a favor del alcohol cero como forma de evitar accidentes de tránsito", hizo notar un exfuncionario peronista en una charla con influyentes periodistas de Mendoza. Efectivamente, el objetivo de la campaña es que nadie tome ni una copa.

  

Esta nota habla de: