Papelón en Cancillería: recibieron a un embajador con la bandera de otro país

El episodio tuvo lugar días atrás. Qué dijeron desde el Ministerio de Relaciones Exteriores.

Un acto formal en Cancillería que terminó siendo un papelón: el flamante embajador de Suiza en Argentina, Hans-Ruedi Bortis, entregó la copia de sus cartas credenciales a la directora de Ceremonial, María Jimena Rivero, en la sede de la Cancillería, donde habían puesto una bandera de Dinamarca.

La funcionaria argentina que recibió un obsequio de una colega iraní

Es por eso que en la imagen que circuló del encuentro sólo aparece la bandera argentina (foto superior). "Cuando llegó para cumplir con el requisito formal, Bortis vio la bandera de Dinamarca, y no la de su país", publicó diario La Nación, motivo por el que la quitaron y no la reemplazaron porque no había una de Suiza a mano.

"El embajador se sorprendió primero, luego se lo tomó con mucho humor y el problema se solucionó enseguida", afirmaron fuentes diplomáticas que pidieron reserva y, a la vez, le restaron importancia al episodio, dadas las similitudes que comparten ambas banderas, aunque a simple vista son diferentes.


Con qué otra bandera podrían confundir a la de Argentina: la historia del por qué

Para la delegación suiza en el país, el equívoco y la reacción del embajador rememoró otra salida divertida, la del antecesor de Bortis, Heinrich Schellenberg, cuando salió al cruce de la entonces ministra de Seguridad, Sabina Frederic, que opinó que "Suiza es más tranquilo, pero aburrido".

Las banderas de Suiza (arriba) y Dinamarca (abajo).

Un video del tenista Roger Federer junto al actor Robert De Niro hablando de lo "aburrido" de los paisajes paradisíacos del país europeo fue la diplomática respuesta en aquel momento.

Esta nota habla de:
¿Argentina debe tomar partido activo en el conflicto del Medio Oriente?