No para la fuerte pelea interna en el PRO de Mendoza: "Los errores se pagan caro"

El PRO está sumido en una interminable disputa interna en Mendoza. Ahora, hay un documento firmado por tres de sus dirigentes que culpan a Omar De Marchi por haber llevado a esa fuerza hasta esta situación.

El mes que viene el PRO de Mendoza debería tener elecciones internas de modo tal de normalizar el partido creado por Mauricio Macri, luego de la situación suscitada por el manejo discrecional de sus autoridades locales que devino en la intervención federal de la fuerza.

Sin embargo, en el proceso para que se llegue a votar nuevas autoridades hay dos polos totalmente peleados entre sí: los que responden a Omar De Marchi y los que están detrás de la vicegobernadora Hebe Casado.

Ambos se acusan constantemente de irregularidades, se denuncian, se vetan, bajan a la otra lista, la vuelven a subir desde alguna instancia judicial o del PRO nacional. Así se viven las instancias previas a la votación.

Ahora, tres representantes del sector de Casado emitieron un documento en el que culpan a De Marchi por la situación.

Lo firman Enrique Thomas, Guillermo Mosso y Sergio Miranda y se llama "Los errores se pagan caro".

Textualmente, dicen:

Abandonar Cambia Mendoza como plantean los seguidores de Omar De Marchi, es un error gravísimo de enormes consecuencias a futuro que pagaremos los mendocinos.

Cambia Mendoza proyecta una provincia basada en cinco ejes: modernidad, eficiencia, austeridad, institucionalidad y transparencia. Estos pilares hacen que Mendoza sea distinta a sus vecinas, constituyendo un grito de independencia frente a la ineficiencia, corrupción y feudalismo con que se gobierna en muchas de las restantes provincias.

Sin embargo, siguiendo un diagnóstico antojadizo y superficial, Omar De Marchi y sus seguidores proponen terminar con este modelo de gestión, al que fustigan desde las redes sociales y sus bancas legislativas.

Pero, ¿cuál es el proyecto alternativo que proponen? ¿Será, tal vez, el de reunir sectores políticos incompatibles entre sí? A grupos y personas que, lejos de sumarse en un conjunto coherente, amontonan figuras y sellos del pasado con una finalidad exclusivamente electoral? Por el momento, lo único que ha mostrado La Unión Mendocina es ser un elenco variopinto, reunido por el mero resentimiento contra un gobernador que obtuvo, en las últimas elecciones, el respaldo claro e inobjetable de la ciudadanía.

Prueba de ello es que el modelo minero, impulsado por Alfredo Cornejo -vital para el futuro de los mendocinos-, es resistido por el demarchismo que, hasta ayer, era uno de sus principales sostenedores. Realmente no se entiende tan descarnado oportunismo.

Mucho más inteligente sería discutir dentro de Cambia Mendoza y desde allí seguir consolidando y mejorando el modelo que veníamos construyendo juntos. Nos referimos a los tiempos en que derrotamos al kirchnerismo y empezamos la construcción de este modelo de gobierno que, como decimos, nos prestigia por su calidad institucional en el resto del país.

El demarchismo ha optado por destruir en lugar de construir; por poner el personalismo en el lugar de la institucionalidad; por privilegiar el encono personal por encima de las ideas y de la visión estratégica de un Modelo Mendoza. Por criticar sólo desde las consignas panfletarias o desde la superficialidad de las redes sociales.

Pero ni las repentinas oposiciones a las cosas que hasta ayer se apoyaba, ni los agravios en las redes sociales reemplazan a un plan integral de gobierno. Ni siquiera hace falta aclararlo, para los dirigentes y ciudadanos que construimos desde Cambia Mendoza una eficaz alternativa a los populismos de cualquier signo.

Sergio Miranda Enrique Thomas Guillermo Mosso

Esta nota habla de:
¿Qué es la afirmación de Musk de que la humanidad debe conquistar otros planetas?