Exfuncionario mendocino, piedra en el zapato de Schiaretti en CABA

Un intríngulis de difícil resolución quedó planteado en la justicia electoral a cargo de Romilda Servini a raíz del planteo de la Democracia Cristiana contra el armador de Schiaretti en CABA (y socio político) Diego Bossio.

Tras el cierre de listas el pasado sábado, la fórmula presidencial del gobernador cordobés Juan Schiaretti y el diputado bonaerense Florencio Randazzo se lanzó formalmente este martes con una carta abierta que Schiaretti publicó en sus redes sociales.

Dentro del frente "Hacemos por Nuestro País" había surgido una fuerte disputa por el primer puesto en la lista de candidatos a diputados nacionales  en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El schiarettismo se apoya en el Partido Democracia Cristiana (DC), que en ese distrito lidera Carlos Traboulsi, quien ya estaba nominado para encabezar allí la lista de precandidatos a diputados nacionales. La armonía desapareció cuando el exdiputado nacional y exfuncionario del gobierno de Celso Jaque en Mendoza, Diego Bossio, principal operador político de Schiaretti, vio frustradas sus aspiraciones de encabezar la lista bonaerense de ese frente, que será para la exsenadora Hilda "Chiche" Duhalde.

Bossio, como titular de la Anses, junto al exgobernador Paco Pérez.

Bossio ascendió rápidamente en política debido a que su esposa Valeria Loira, exfuncionaria de la SIGEN, tenía una relación de confianza con Cristina Kirchner. Así, abandonó al equipo de Jaque y se fue como titular de la Anses en su momento.


Un exministro de Jaque encabeza la lista de Schiaretti en Mendoza

Luego, se refugió en el Frente Renovador de Sergio Massa hasta que el propio dirigente tigrense lo relegó en tareas administrativas de una oficina partidaria. Desembarcó en Provincia de Buenos Aires de la mano de Daniel ScioliRecaló en el schiarettismo cordobés.

Definido el protagonismo de Chiche Duhalde en territorio bonaerense, Bossio optó por la Ciudad de Buenos Aires con la intención de encabezar la lista porteña, lo que hizo estallar de ira a los dirigentes de la DC, que rechazan esa movida argumentando que el extitular de la Anses "no tiene partido, ni dirección en CABA".

La controversia tendría que haberse resuelto a las 24 horas del sábado con el cierre de listas, pero ello no ocurrió y los democristianos, que ya habían anticipado que estaban dispuestos a recurrir a la justicia si no se llegaba a buen puerto, y así fue.

Es que la Democracia Cristiana presentó una denuncia ante la jueza electoral María Servini contra Bossio, por "usurpación de títulos y honores generando confusión y desinformación en la sociedad", ya que ambos aseguran que representan a la alianza nacional "Hacemos por Nuestro País" y presentaron dos listas diferentes para encabezar la única boleta de candidatos a diputados del schiarettismo porteño.

Las precandidaturas presentadas, partido por partido, provincia por provincia

En la denuncia el presidente de la Democracia Cristiana, Carlos Traboulsi, aseguró que él es el dirigente que encabeza la única precandidatura a diputado nacional por el frente que lidera el gobernador cordobés Juan Schiaretti y le pidió a la jueza Servini que "se le ordene" a Bossio "cesar en sus afirmaciones de ser precandidato por la alianza nacional Hacemos por Nuestro País, el cual al día de la fecha está representado exclusivamente en la ciudad de Buenos Aires por el Partido Demócrata Cristiano".

Además, Traboulsi solicitó a la jueza electoral que "se cite al denunciado a dar explicaciones y de corresponder se instruya la pertinente acción penal por los delitos de usurpación de títulos y honores y/o estafa procesal y/o defraudación por abuso de confianza y/o el delito que en definitiva considere V.S. y/o el agente fiscal estime pertinente".

De no haber acuerdo entre la Democracia Cristiana y Bossio, eso podría derivar en que Schiaretti y Randazzo tengan que competir el próximo 13 de agosto con boleta corta en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de la ciudad de Buenos Aires o directamente que no puedan presentar sus candidaturas en territorio porteño.

Esta nota habla de:
¿Argentina debe tomar partido activo en el conflicto del Medio Oriente?