La mirada en la intendencia de San Carlos por posibles incidentes en la Vendimia

Los activistas que se movilizan bajo la bandera política del "ecosocialismo" buscan una nueva excusa para movilizarse, esta vez, en la Vendimia de la Ciudad de Mendoza. Un riesgo para el presupuesto público y los ingresos por turismo. Todos miran a San Carlos.

Los militantes antimineros, con sus diversos nombres, vienen reuniéndose acogidos por la Municipalidad de San Carlos que, si bien adscribe a Cambia Mendoza, agita la posición extrema en contra del gobierno provincial y de quienes lo acompañaron en la reforma de la ley 7722, como el Partido Justicialista, como eje de su subsistencia política. 

Tras lo realizado a fin de año en donde difundieron la versión (desmentida luego, aunque creída por mucha gente) de que se pretendía contaminar con cianuro al agua, ahora están difundiendo una convocatoria para irrumpir en la Vendimia de la Ciudad de Mendoza, solo porque el jefe comunal tiene parentezco con el gobernador, según lo manifiestan en sus perfiles de las redes sociales. Ahora, por ejemplo, también se han unido a sectores de La Pampa que se oponen a la construcción de la estratégica represa de Portezuelo del Viento.

"Por recomendaciones recibidas de parte de varios miembros de este grupo, y dada la importancia histórica de la marcha del próximo viernes 21/2 que tendrá acompañamiento y repercusión nacional e internacional, se ha decidido enfocar todas las fuerzas en la convocatoria durante los días restantes hasta esa fecha", señalaron en Facebook. Esta vez, buscarán otra excusa para movilizarse y están planeando de qué manera conseguir repercusión y convencer a la gente a que interrumpa el acto vendimial.

Ya en la Vendimia de Guaymallén pasaron un mal momento cuando intentaron agitar al público desde el escenario con consignas políticas a su favor, pero no fueron acompañados por la gente que solo quería disfrutar de la tradicional fiesta vendimial.

Difonso abrazado por el prominero Massa, su mentor.

Ahora, desde la política se mira con atención el respaldo que una vez más el sector vinculado a Joge Difonso y su intendente en San Carlos, Rolando Scanio, a quienes se responsabilizaría de lo que pueda suceder en Capital, a raíz de su cercanía con los sectores anarquistas y fundamentalistas que echan a rodar versiones que generan miedo en la población y la empujan a manifestarse -lógicamente en ese contexto- en contra.

En los últimos días, más sectores de la política que no fueron acompañados en las urnas se están sumando al variopinto mundo de convocantes. Además de los vaivenes del partido/ong Protectora, que va cambiando de posición según tema y oportunidad, ahora participan sectores del FIT, como la dirigente gremial Raquel Blas y el exjefe de Montoneros en la región y cuñado de Mario Firmenich, el médico Guillermo "Polo" Martínez Agüero.

La preocupación por el caso ya está haciendo gastar presupuesto extra en medidas de seguridad, ya que al buscar "repercusión nacional e internacional", los dirigentes de la protesta avisan que no ahorrarán protagonismo, haya o no turistas en los eventos vendimiales. Además de más gastos en prevención y seguridad, podrían ocasionar un perjuicio económico en el único recurso que va quedando para Mendoza, el turismo, ya que los activistas rechazan tanto a la minería como a la explotación de hidrocarburos.

Esta nota habla de: