Desatados: los radicales, liberados para jugar con listas colectoras en los municipios

Al radicalismo no le viene mal el desorden que generaría la presentación de listas colectoras en los municipios. Piensa que puede ampliar la base de la fórmula Cornejo - Cobos que enfrentará en las PASO a Vargas Arizu - Canale. Pero además, entusiasma, reposiciona y pinta la cara con vistas en el 2023.

Los radicales están desatados. tras muchos años de ceñirse al corset de los acuerdos, pueden volver a jugar el juego que más les gusta: uno les llaman "democracia interna permanente"; otros, "internismo enfermizo para conseguir lugares". pero en definitiva, el hecho de que Mendoza haya adherido a las elecciones nacionales habilita a la conformación de listas colectoras.

Desde la UCR se deja liberada tal posibilidad. Hay varios motivos para que la conducción no le baje una señal de unidad a la militancia: es que habrá PASO para todos los cargos, y la fórmula Cornejo - Cobos competirá dentro de Cambia Mendoza contra Vargas Arizu - Canale. De allí que si hay más listas subordinadas a los dos exgobernadores, más posibilidades tendrán de imponer su lista completa, al colectar votos desde la base, fundamentalmente en los municipios en donde hay sectores divergentes con las listas oficiales en donde gobiernan, y dispersión total en donde no gobiernan.

Además, el mecanismo permite "contar las costillas" para conocer quiénes realmente tienen el apoyo de los vecinos y quiénes no tanto. Así, este 2021 sí se muestra en varias comunas como una previa del 2023. Hay casos en donde se presentan al Concejo Deliberante aquellos que quieren conquistar la intendencia, o reconquistarla, como el caso de Rivadavia, ya contada por Memo, en donde el exjefe comunal, Ricardo Mansur se le atreve al actual mandatario Miguel Ronco y va con lista propia para concejales.

Talk show electoral: la política en Mendoza se vuelve "El Club de las Divorciadas"

Otros radicales argumentan la "cerrazón" de sus intendentes y buscarán llegar a los cuerpos deliberativos municipales aunque sea por la minoría. Para ello, buscan mujeres: se sabe que mientras más mujeres lleven en una lista, más fácil es ubicarse en el lugar de la minoría y también en el de la equidad de genero. A veces, ni siquiera hacen falta muchos votos, sino fundamentalmente un juego estratégico.

Hay algo más: están los que amenazan con dar pelea interna esperando que eso conmocione a los que están en el armado de la lista oficial y los tienen a incorporarse. Es un juego con doble filo, porque si a las 12 de la noche del día de cierre de listas no tienen preparada una nómina propia y completa, los pueden dejar fuera de juego de un plumazo, literalmente. Es decir, el que juega debe estar convencido de participar del juego completo.

También, una "rebeldía fake"

Hay comunas en las que se habla de listas supuestamente rebeldes que no lo son, y que son organizadas por el propio oficialismo. ¿La razón? Es que en la negociación entre tantos partidos políticos, puede que le haya tocado a otro un tercer lugar y pretenden recuperarlo ganándole la minoría a la propia lista.

Tres intendentes que quieren ganar "territorio" y sueñan con ser gobernador

Este asunto lo empezó a masticar el PRO, centralmente, ante la amenaza de Omar de Marchi de no estar más desde 2023 en Cambia Mendoza. Entonces, los radicales sienten que se ven forzados a darles lugares preponderantes en la lista propia a personas que probablemente se vayan a otro partido en dos años y se vuelvan de aliados a adversarios, de amigos a enemigos.

El peronismo también sabe jugar

El mismo cóctel de situaciones vive el Frente de Todos, aunque lo maneja de una manera más silenciosa. Otrora, se sentían fuertes tambores de guerra que obligaban a la "tropa" a alistarse con unos u otros. Pero hoy parece ser que la procesión va por dentro, ya que nadie se anima a romper del todo con una estructura muy aceitada que lo controla todo, fundamentalmente la continuidad laboral o el futuro en algún lugar del Estado nacional, sin tener que someterse a elecciones, en algún cargo del funcionariato.

Sin embargo, ante una situación en Mendoza que en todas las encuestas los coloca segundos, no le vendría mal ampliar la base de recolección de votos con listas colectoras.

Sin embargo, el peronismo está viendo la situación de una manera menos interna en favor de una panóptica, en la búsqueda de intervenir en los resultados no solo del Frente de Todos, sino de otros partidos.

Una concejal de Protectora se sumó a Cambia Mendoza

Así, no le disgustaría a algunos intendentes poner primeros candidatos a concejales en partidos diferentes al suyo, para garantizarse mayorías en el Concejo Deliberante en forma tangencial. De tal modo, no solo se asociarían a otras fuerzas que quedaron fuera del Frente de Todos y les darían respaldo, sino que juegan a sumarlos a priori, en medio de la confusión generalizada que ofrecen partidos que se han roto y separado en diferentes espacios, y la cantidad de sellos que se dicen llamar "partido político" cuando no lo son.

De tal modo, todo indica que la de este año será una elección movida y el sábado se conocerá, finalmente, quiénes van con quiénes. A partir de allí, rogar tener tiempo (y sobre todo, predisposición) para saber algo más sobre las listas "de abajo" y no solo conocer las fórmulas que las encabezan.

Esta nota habla de:
Más allá de nuestros deseos de triunfo, ¿quién creés íntimamente que ganará el primer partido de la Copa América?