Hijo e' tigre: Mauricio Mazzón avisa que no alcanza con "la unidad" para gobernar

Mauricio Mazzón, hijo del fallecido referente del peronismo mendocino y operador de alto nivel a escala nacional Juan Carlos Mazzón, describió en un artículo preparado junto a Jorge Álvarez cuál sería el camino para un modelo exitoso de gestión peronista del Gobierno.

Para Mauricio Mazzón, hijo y heredero del rol de organizador (¿domador?) de los diversos peronismos en puja constante que ejerció con éxito su padre, Juan Carlos Mazzón, bajo cuya palabra y sola presencia se cuadraban en torno a un plan sectores que hasta podían haber caminado en sentido contrario dentro del PJ.


Despabílate, amor: El PJ cachetea al peronismo para que empiece a gobernar

Mazzón hijo, en un artículo publicado por Revista Panamá, analiza en tono crítico el desarrollo del actual gobierno de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, partiendo de la base tácita, pero palpable de la desorientación, pero da en la tecla al señalar que no es suficiente "la unidad" de dirigentes que conducen fragmentos del peronismo, sino que señala como urgente modernizar el diagnóstico político y económico, además de homogeneizar un proyecto.

El peronista, junto con Jorge Álvarez, escribe allí, de algún modo, que antes de gestionar hay que saber qué hacer y cómo.

Juego de palabras

Mazzón y Álvarez cambian de términos: proponen cambiar la idea de lo "hegemónico" a la de un proyecto "homogéneo". 

Señalan: "... se aproxima el tiempo del debate interno que permita al peronismo tener una visión actualizada de las transformaciones que aceleradamente se están produciendo a nivel global y de cómo insertar exitosamente a nuestro país dentro de la reconfiguración del poder político y económico que se avizora". 

Continúan: "Es preciso construir un proyecto homogéneo que dé respuestas concretas a estos desafíos. Sabemos que estos procesos internos implican fuertes discusiones y controversias, pero en vez de temerle al disenso, creemos que es el pilar desde el cual se alumbrará la posibilidad de que el peronismo recupere su rol protagónico, marcando un rumbo y generando la convicción necesaria en su militancia y en su dirigencia de defender los principios e ideas rectoras que surjan de dialogar y deliberar".

Optimistas: "Hay futuro"

Echan luz sobre un camino que hoy se parece más a un laberinto, y representa un llamado de atención al peronismo en el poder. De allí que su artículo haya sido recomendado a la dirigencia por el Instituto Gestar del Partido Justicialista nacional que, irónicamente, preside el presidente de la Nación, Alberto Fernández.

En los puntos en donde indican en qué debe concentrarse un proyecto, Mazzón y Álvarez enumeran (párrafos textuales):

- Estamos ante una oportunidad histórica de retomar el rumbo del crecimiento. Pese a lo que vociferan muchos interesados en que nuestro país viva en el estancamiento, somos un territorio fértil, lleno de riquezas, naturales y humanas.

- Es una obligación de los dirigentes pensar y actuar coherentemente, dicho en otros términos, acordar entre las fuerzas políticas afines un proyecto de largo plazo basado en acuerdos estratégicos que permitan modernizar el país y colocarlo nuevamente en un sendero de crecimiento.

- Tenemos una de las principales reservas de gas y petróleo no convencional del mundo en Vaca Muerta. La construcción de gasoductos para transportarlo y la construcción de plantas que conviertan el gas natural en gas licuado pueden generar un impacto económico sin precedentes.

- También dentro de nuestro territorio se encuentra una de las principales reservas mundiales de litio. Este mineral es el proveedor de la energía con que funcionan las baterías de los celulares, las computadoras y las baterías de los autos eléctricos. Si Argentina genera las condiciones apropiadas pueden instalarse las fábricas de baterías en las provincias donde se explota el litio en vez de exportar el mineral en bruto sin ningún valor agregado.

- Otro ítem en el que la Argentina tiene ventajas comparativas se vincula con la economía del conocimiento. El impulso de las actividades basadas en el conocimiento es fundamental para que el país diseñe una estrategia de desarrollo que nos permita superar las históricas restricciones estructurales al crecimiento sostenido con una distribución de ingresos más equitativa, producto de la generación de puestos de trabajo de mayor calidad, y se integre de forma inteligente en las cadenas globales de valor. Una inserción que también permitirá intensificar los procesos que caracterizan a la cuarta revolución industrial, al tiempo que, de consolidarse, contribuirá a mitigar la crónica restricción externa que aqueja a nuestra economía, y recurrentemente genera problemas de balance de pagos.

- La inversión en infraestructura básica es otro punto nodal para nuestro desarrollo. Implica grandes inversiones, generación de empleo y fundamentalmente incrementar sustancialmente nuestras posibilidades de producción y nuestras exportaciones.

- Debemos fomentar la inversión en la biotecnología aplicada, por ejemplo, al mejoramiento genético de semillas, bioinsecticidas, curasemillas biológicos, herramientas nanotecnológicas para acuicultura. Un modelo a seguir es la asociación entre la empresa Bioceres y el Conicet, que permitió el desarrollo de semillas HB4 de soja y trigo resistentes a la sequía que ya fueron aprobadas por varios países del mundo. Este tipo de proyectos conjuntos entre el sector público y el privado, señalan un camino virtuoso que debe profundizarse.

Esta nota habla de:
¿Qué vas a hacer con el ocio el fin de semana?