Qué les pidió Bullrich a los "bullrichistas de la primera hora" de Mendoza

La presidenta del PRO se reunió en Mendoza con los "bullrichistas de la primera hora", aquellos que fundaron su partido Unión por Todos hace 20 años.

Patricia Bullrich tuvo una intensa agenda en Mendoza y no dejó pasar ninguna posibilidad para "activar" -como le llama- a la militancia para que Juntos por el Cambio haga un buen papel en las elecciones legislativas nacionales y eso le permita equilibrar el poder del gobierno nacional, con el que no fue tan dura, sino que simplemente lo describió como errático.

Se reunió en la tarde con sus viejos conmilitones de Unión por Todos, su partido político con el que intentó hacer pie a nivel nacional, pero que se refugió en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires hace 20 años. Un grupo nutrido de "bullrichistas de la primera hora" marcaron el territorio, ahora que su admirada líder de todos los tiempos preside el PRO y crece en la consideración rumbo a las elecciones de recambio presidencial. 

Las anfitrionas fueron Hebe Váquez Viera y Graciela Pía, aunque en la sala acompañaron también referentes de la Coalición Cívica. Bullrich saludó afectuosamente a Gustavo Gutiérrez y también estaba Marcos Quatrini. En una mesa se sentó un grupo de empresarios y el resto, muchas mujeres y jóvenes.

Interna del PRO en Mendoza: ¿Para qué sector jugó Bullrich en su visita a Mendoza?

En un salón gastronómico de Carrodilla, Bullrich saludó y agradeció a "su" gente, pero les pidió que se afilien al PRO. "Nosotros nos fusionamos con el PRO y por esas cosas de la gestión, terminé presidiéndolo", contó. Se mostró satisfecha, a la vez, por "haber pasado de ser un partido del marketing a uno que hace movilizaciones populares, en la calle".

Para los que no gusten ser parte del PRO abrió el abanico: "Estamos todos muy unidos en Juntos por el Cambio y cualquier grupo o partido que lo integra garantiza que sigamos trabajando para poder hacer lo que quedamos debiendo en la gestión nacional", dijo, siempre en tono autocrítico.

En ese aspecto, subrayó de que "hay que activarse y activar a más gente" y recordó que "cuando nos toca gobernar a nosotros la macroeconomía nos juega en contra y estos tienen una suerte que desaprovechan, lo que se llamó 'viento de cola' en el kirchnerismo y que parece que lo van a tener de nuevo".

Bullrich no le tuvo miedo al espejo cuando dijo que "en un próximo gobierno nacional hay que animarse a hacer los cambios de fondo que hacen falta" y definió: "Podemos ofrecer República y libertades, pero si fallamos en lo económico tampoco seremos una solución a los problemas de la gente". Reiteró que entre los errores del gobierno de Mauricio Macri estuvo la cuestión social, al no replantear la política en la materia.

Esta nota habla de: