Supersticiones vs virus: "No teman lo que mata al cuerpo, sino lo que mata al alma"

El cura de Godoy Cruz lanzó una frase que contradice todas las normas de prevención: "Uno de los apartados de la Biblia dice que no hay que temer a quien mata al cuerpo, más bien hay que temer a quien mata el alma".

El cura de San Cayetano de Godoy Cruz, Juan Manuel Arana, desafió no solo el pedido de la autoridad eclesiástica, el Arzobispado, sino a la propia realidad, al convocar a los fieles a que, en medio de la pandemia y como si lo espiritual solo radicara dentro del edificio que administra, a que concurran al templo este 7 de agosto "para pedir que termine esto (por el coronavirus) y pedir trabajo".

Arana estuvo contradictorio en la emisión en vivo que hizo Canal 9 y en la que el periodista Mario Urzúa estuvo atinado en sus preguntas, lejos de la indulgencia y cercano a las normativas y la prevención, y además cruzó al aire al vocero del arzobispado, Marcelo De Benedectis. Este último, atento a las contradicciones del "cura rebelde" le pidió al conductor: "Eso habría que preguntárselo a Juan Manuel", para no mostrar en la pantalla la disidencia interna ni avalarlo en su convocatoria tampoco.

El cura de Godoy Cruz lanzó, como cierre, una frase que contradice todas las normas de prevención: "Uno de los apartados de la Biblia dice que no hay que temer a quien mata al cuerpo, más bien hay que temer a quien mata el alma. La gente es muy devota de San Cayetano y necesita el contacto real con Dios, no virtual. De todos modos respeto a quien reza desde su casa, pero también le permito que ore desde el templo a quien así lo necesita".

Esta nota habla de:
Más de Runrunes