El kirchnerismo dio despacho favorable a nuevas razones para apartar jueces

La oposición de Juntos por el Cambio no quiso participar de la discusión de un proyecto que buscar apartar magistrados cuando se considere que su actitud ante un caso, más allá de las pruebas y la investigación, no posee perspectiva de género. Alfredo Cornejo lo había considerado "un disparate".

La Comisión de Justicia y Asuntos Penales del Senado de la Nación, que conduce el senador kirchnerista Oscar Parrilli, se reunió este martes para debatir sobre un único tema: un proyecto de la senadora Anabel Fernández Sagasti, por el cual se modifican diversas leyes respecto de la inhibición, recusación y excusación de jueces en caso de tener una posición contraria a la perspectiva de género.

Desde el Salón Arturo Illia, sin la presencia de Juntos por el Cambio y con los números ajustados para el quórum, Parrilli dio por comenzado el encuentro al expresar que "es un esfuerzo muy grande trabajar así en el Senado, porque aún en los temas no conflictivos, nos encontramos con un bloque opositor que pareciera que ni siquiera va a dar quórum para levantar la bandera. Se nos hace bastante difícil y complicado", y agradeció a los senadores del Frente de Todos que "permiten, a pesar de la desidia de la actitud casi infantil del bloque opositor de no participar de las reuniones al no dar quórum, para tratar el tema para el cual hemos sido citados".

En un breve resumen, el neuquino explicó que el proyecto a tratar "modifica varias leyes respecto de las inhibiciones, recusaciones y excusaciones que se pueden llevar adelante en contra de jueces, fiscales, en caso de tener una posición contraria a la perspectiva de género. El proyecto propone la modificación de varios artículos del Código Procesal Penal".

A continuación, fue la autora de la iniciativa la encargada de profundizar sobre el texto, pero antes le tiró un palito a la oposición: "Gracias a los compañeros del FdT, básicamente por venir a trabajar y poner cuerpo en esta iniciativa". También se refirió a los medios de comunicación y los comentarios de la oposición, sobre todo apuntó contra el titular del interbloque de JxC, el radical Alfredo Cornejo, que dice que "todo esto es un disparate".

El exgobernador mendocino dijo que "proyectos de este tipo en realidad tratan de manipular las conductas de los jueces, de esta forma se los puede recusar...si no te gusta el alegato de Luciani poder decir que 'es un discurso de odio'. Están yendo para más chicanas jurídicas".

"En vez de poner tanto énfasis en eso podríamos evitar el daño a la industria del vino, ahí es donde están las distorsiones", remarcó el senador.

Las claves del proyecto de Fernández Sagasti para apartar a jueces "machistas"

"Me hubiera gustado poder discutirlo, poder explicarlo y dar testimonio con distintas sentencias judiciales a lo largo y ancho del país porque entendemos que este proyecto de ley no solamente es necesario, sino también es urgente", remarcó Fernández Sagasti vicejefa del interbloque oficialista.

Y siguió: "He leído noticias y comentarios de la oposición que no sé si son en virtud de la desinformación o mal intencionadas o ambas, pero este es el lugar para sacarnos las dudas, discutir y si hay que mejorar el proyecto hacerlo".

En ese contexto, sostuvo que el proyecto de ley "es muy oportuno tratarlo" porque "hace pocos días miles de mujeres marchamos alrededor del país conmemorando el 25 de noviembre el Día de la no violencia contra la mujer y una de las consignas de esa marcha era ?Reforma judicial feminista'". En tanto, consideró: "Entiendo que este proyecto no es la solución a todos los flagelos que las mujeres y el colectivo LGTBQ+ tenemos a la hora de denunciar y buscar una sentencia en contra de las violencias, pero sí es una forma de sentirnos protegidas y hacer efectivas las garantías de imparcialidad ante la ley que establece la Constitución Nacional".

En suma, precisó que la iniciativa hace modificaciones al Código Procesal Penal Federal, al Código Procesal Penal Nacional y a la Ley de Violencia Contra las Mujeres cuyo objetivo es "garantizar que las personas sean juzgadas a partir de la perspectiva de género y la no discriminación", y acotó: "Algo que es de sentido común, no creo que nadie en su sano juicio pueda estar en desacuerdo con la garantía de que una sentencia tenga perspectiva de género y no sea discriminatoria".

Cristina Kirchner se defendió y habrá veredicto en la Causa Vialidad el 6 de diciembre

En alusión a los comentarios dados por la "desinformación" sobre el proyecto, explicó: "Deben tener perspectiva de género, no solamente porque esto tiene raigambre constitucional y convencional. Lo que estamos planteando tiene que ver con garantizar normas constitucionales, convencionales y supralegales".

En tanto, la mendocina definió a la perspectiva de género como "una herramienta conceptual que busca mostrar las desigualdades que hay entre los varones y las mujeres por diferencias culturales que a lo largo de los siglos se han perpetrado en contra de nuestro género, el femenino. Con eso, se trata de un mecanismo de identificar la discriminación, la desigualdad, la exclusión por cuestiones de género".

"Quien imparte justicia, no incorpora la perspectiva de género y el principio de no discriminación a una sentencia judicial, claramente no está impartiendo justicia", agregó y remarcó que "es lo conceptual que estamos tratando hoy".

Por consiguiente, apuntó sus cañones contra el Poder Judicial al que tildó de "viciado, corporativo, elitista y misógino, patriarcal". "Lo sabemos en virtud de la sentencia, no es una perspectiva subjetiva de este proyecto. Hay muchos jueces que dictan sentencia sin perspectiva de género y muchas veces homofóbicas e innumerables veces transfóbicas", remarcó.

"A veces los jueces adelantan su juicio sobre una sentencia cuando tienen dichos homofóbicos o en contra de la perspectiva de género", cuestionó Fernández Sagasti y agregó: "Lo que nosotros queremos con este proyecto es que se incluya y garantice a las mujeres y al movimiento LGTBQ+ en los procesos judiciales, es la garantía de la imparcialidad porque si no tienen perspectiva, no se han capacitado con la Ley Micaela, no tiene perspectiva de género los jueces o juezas o son homofóbicos, el justiciable que va a pedir justicia, que lo protejan ante una situación de violencia, no va a sentir con derecho que el juez es imparcial porque no va a aplicar el sin números de leyes que tenemos en el país para combatir con este flagelo".

"Las 20 mentiras de la Causa Vialidad", según Cristina Kirchner

En ese contexto, contó que hay casos de jueces y juezas que han firmado la sentencia con "párrafos que son alarmantes y lo que proponemos es que el justiciable pueda recursarlos para que no se le prive el derecho y la garantía de imparcialidad en juicio". "Que se apliquen las leyes con perspectiva de género y que los jueces se capaciten", exigió.

Lo que dijo Sagasti en Twitter

También quieren regir cómo referirse a los temas en la prensa

Esta nota habla de:
Más de Tribunales