La monja Kumiko Kosaka, acusada en el caso Provolo, podría quedar libre

Mañana vence el plazo legal que rige para una prisión preventiva. La religiosa lleva cinco años presa.

Mañana se cumple el plazo legal del tiempo máximo que una persona puede estar presa preventivamente en espera del juicio y la monja Kumiko Kosaka, una de las nueve imputadas en el segundo juicio por abusos en el caso Provolo, podría recuperar su libertad luego de estar cinco años presa.

El abogado querellante Sergio Salinas, confirmó que la religiosa podría quedar en libertad mientras continúa la espera del segundo juicio en el que está acusada de abuso sexual y corrupción de menores.

Aunque la querella presentará un escrito oponiéndose a la medida, ya dieron aviso a los familiares y a las víctimas del Instituto Provolo de la posibilidad de que la monja quede libre.

La decisión deberán tomarla los jueces del Tribunal Penal Colegiado que lleva adelante el proceso: Gabriela Urciuolo, Rafael Escot, Belén Salido y Belén Rena.

Víctimas y familiares ya fueron advertidos

Víctimas y familiares ya fueron advertidos

Esta nota habla de:
¿Qué es la afirmación de Musk de que la humanidad debe conquistar otros planetas?