La insólita respuesta de un candidato a juez sobre qué es el techo de cristal

El Consejo de la Magistratura Nacional realizó una serie de entrevistas a distintas personas que aspiran a ingresar al órgano constitucional. Uno de ellos, que claramente desconoce el concepto, inventó una respuesta inaceptable en un mundo que lucha a diario por la igualdad de género.

El "Primer mapa de género de la Justicia argentina" que se hizo en el país definió que si bien las mujeres en ese ámbito son mayoría, son muy pocas las que llegan a cargos altos. "Estamos siempre con el famoso techo de cristal", decía la ya fallecida doctora Carmen Argibay, que en ese entonces estaba a cargo de la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación.

Corría el año 2010, precisamente marzo. Ahora, 11 años y 1 mes después de aquel dato y de ese concepto, por supuesto que puede seguir habiendo gente que no sabe qué significa el "techo de cristal". No todo el mundo tiene porqué conocer sobre todos los temas, claro.

Pero, cuando se trata de uno de los pilares fundamentales que hacen al respeto por la igualdad de género (dejemos la lucha antipatriarcal de lado por un rato, para centrarnos en hechos objetivos) y cuando una persona que debe ser idónea en este tipo de temáticas no lo es y encima miente sobre un concepto crucial para la sociedad, el desconocimiento se vuelve inaceptable.

Nos referimos a una entrevista que, recientemente, realizó el Consejo de la Magistratura Nacional. En ella, el órgano constitucional encargado de confeccionar temas de carácter vinculante de los candidatos para los tribunales inferiores del Poder Judicial, que luego son designados por el Presidente de la Nación en acuerdo con el Senado, le pregunta a un candidato a juez qué significa "techo de cristal".

El techo de cristal, vale refrescar primero, es una limitación oculta al ascenso de las mujeres dentro del ámbito laboral dominado frecuentemente por hombres. Lo que hace este techo es limitar sus carreras profesionales, dificultándoles traspasarlo e impidiéndoles que sigan avanzando. Es de cristal porque no existen leyes que impongan una limitación explícita en la carrera laboral de las mujeres. Por lo cual, es un límite invisible.

Dicho esto, citamos la respuesta textual del candidato a juez a la pregunta ¿Qué es el techo de cristal?

"Ehhh...entiendo que justamente apunta a un montón de estas cuestiones internas que son difíciles de advertir a menos que uno ingrese en el análisis puntual de la situación. La denominación corresponde a la posibilidad de visualizar una situación concreta ehhh como a ver ehhh ingresando a la realidad de la persona como si no hubiera limitaciones, paredes o techos, que impidan visualizar la situación desde afuera", comienza titubeando.

Luego más firme pero claramente sin ningún tipo de conocimiento al respecto, continúa: "Permitir una visión integral del asunto y lograr de alguna manera colocarse en el lugar de esa persona para visualizar las dificultades ehhh que ha debido afrontar o superar en una determinada situación ehh interpreto que hace referencia a ese concepto, a lo que uno no podría ver salvo que estuviste en el mismo lugar que esta persona de quién estamos analizando la conducta".

Cabe finalmente recordar que en 2019, el Consejo de la Magistratura aprobó reformas tendientes a promover la incorporación de mujeres como juezas y camaristas y la perspectiva de género en la Justicia. Y si bien la exigencia de que quienes se presenten a concursos tengan capacitación de ese tipo comienza recién en octubre de 2022, el candidato podría irse preparando. 

Esta nota habla de:

Tenés que saberlo