Piden hasta 15 años de prisión para los apropiadores de una nieta recuperada de Mendoza

Los procesados son dos policías y la esposa de uno de ellos. Están acusados de haber participado en la apropiación de la hija biológica de Carlos Poblete y María del Carmen Moyano, en 1977.

En el marco del juicio por la apropiación de Miriam Poblete, la nieta recuperada 127, la Fiscalía pidió este jueves al Tribunal penas de entre 10 y 15 años de prisión e inhabilitación absoluta para los expolicías Abelardo Garay y Armando Fernández Miranda, y para su esposa Iris Yolanda Luffi.

Básicamente, los policías y la mujeres están acusados de haber participado en la apropiación de la hija biológica de Carlos Poblete y María del Carmen Moyano, en 1977.

Fernández Miranda y Luffi están acusados de haber inscripto como propia a la niña, nacida en la Escuela de Mecánica de la Armada (ESMA), mientras que Garay habría firmado como testigo el acta de nacimiento apócrifa. 

En virtud de ello, el Ministerio Público les imputó los delitos de retención y ocultamiento de una menor de 10 años, alteración del estado civil de una menor de 10 años y falsedad ideológica de documentos públicos destinados a acreditar la identidad.

En la tercera jornada de su alegato, el auxiliar fiscal Rodríguez Infante solicitó una pena de 15 años de prisión para Fernández Miranda, mientras que para Garay el pedido fue de 13 años, considerando que el agravante vinculado con la intervención plural de los acusados en la declaración ante el Registro Civil tenía, en su caso, un nivel relativamente menor de intensidad. Además de su inhabilitación absoluta requirió que, en caso de ser condenados, se ponga en conocimiento al Poder Ejecutivo de Mendoza tal circunstancia, para que se dé cumplimiento a su baja por exoneración de la Policía mendocina, de la cual formaban parte al momento de los hechos.

Respecto de Luffi, el representante de la Fiscalía pidió una condena de 10 años prisión ya que, al momento de los hechos, la mujer no era funcionaria pública, como sus coimputados, y no se verificaban algunos de los agravantes contemplados en la imputación.

Los padres biológicos de Miriam Poblete pertenecían a Montoneros y aún continúan desaparecidos. La pareja resultó secuestrada entre abril y mayo de 1977, en Córdoba, y María del Carmen Moyano, la madre de la víctima, fue enviada con un embarazo de más de ocho meses a la ESMA, donde dio a luz.

Fuente: Fiscales.gob.ar

Esta nota habla de:
Más allá de nuestros deseos de triunfo, ¿quién creés íntimamente que ganará el primer partido de la Copa América?