Prisión perpetua para el policía que asesinó a Melody Barrera

Finalmente, el jurado encontró culpable al acusado y el tribunal le otorgó la máxima pena prevista.

El expolicía Darío Jesús Chaves Rubio fue hallado culpable del travesticidio de Melody Barrera, ocurrido en agosto de 2020 en Guaymallén, y fue condenado a prisión perpetua.

"Nosotros, el jurado, encontramos al acusado Darío Jesús Chaves Rubio culpable", dijo el presidente del jurado este jueves a la noche, cuando finalmente se conoció la sentencia.

Chaves Rubio.

Chaves Rubio estaba acusado de "homicidio agravado por odio a la expresión de género o identidad de género y travesticidio", "homicidio agravado por la condición del sujeto activo", "homicidio agravado por alevosía", "homicidio agravado por ensañamiento" y "homicidio agravado por el uso de arma de fuego".

Melody fue asesinada de seis disparos en Correa Saá y Costanera, el 29 de agosto de 2020. Los análisis de balísticas indicaron que las balas salieron del arma del entonces policía, detenido semanas después gracias al análisis de cámaras de seguridad y un informe georreferencial.

El policía había declarado que "veo que saca de su bolso el arma, me apunta y empieza a gatillar. Le lancé una patada y en el forcejeo el arma se cae al piso y me agacho a buscarla. La tomo, me levanto y me doy vuelta para repeler la agresión. Sentí mucho miedo, no sé cuántas veces disparé, pensé que iban a matarme".

Por su parte, el fiscal de homicidios Fernando Guzzo había indicado en su alegato que "quien está en el banquillo de los acusados es Chaves Rubio y no la Policía de Mendoza, a quien le debemos la éxito de la investigación y las pruebas. La víctima es Melody y no todo el colectivo LGBTI".

El veredicto:

Esta nota habla de:
Más de Tribunales