Robaron piezas arqueológicas de hasta 7.000 años de antigüedad del Museo de Malargüe

Francisco Parada, coordinador de la dirección de Patrimonio de Malargüe, detalló hoy que por el robo "la que más daño sufrió es la sala de arqueología".

Collares de cuentas de piedra y caracoles, pipas realizadas en piedra, puntas de flecha y demás objetos de pueblos originarios de entre 1.000 y 7.000 años de antigüedad, junto a monedas y una punta de lanza colonial fueron robados del Museo Regional de Malargüe, en donde ladrones rompieron rejas, candados y vidrios para ingresar, se informó hoy.

Francisco Parada, coordinador de la dirección de Patrimonio de Malargüe, detalló hoy que por el robo "la que más daño sufrió es la sala de arqueología".

De allí se llevaron "objetos de poblaciones indígenas, no solo puelches y pehuenches, que habitaron la región sur de Mendoza en los últimos siglos, sino también a poblaciones más antiguas de los últimos 7.000 años", explicó esta tarde a Télam el antropólogo Gustavo Neme.

"Los materiales sustraídos no tienen valor en pesos, pero podemos estimar que el daño patrimonial es incalculable", remarcó Neme.

Entre esos objetos robados se destacan "cuatro collares con cuentas de piedra y caracoles; cuatro pipas realizadas en piedra; unos cinco tembetas (adornos para la boca); varias puntas de flecha de obsidiana de distintos tamaños y formas; una aguja de hueso de Choique que utilizaban para tejer; un medallón de latón, de la época de la colonia, halladas en una tumba; y cinco monedas históricas de principios de siglo XX", detallaron desde Patrimonio.

Se trata del Museo Jorge Luna y el mercado artesanal "Viejo Almacén", lugares que fueron víctima de robo y vandalismo.

Parada indicó agregó que de la sala de historia se robaron una punta de lanza del siglo 19 y unas espuelas de tipo chilenas donadas por un lugareño.

"Son piezas arqueológicas muy valiosas por su valor histórico y porque aparecieron tras una gran investigación y trabajo arqueológico de muchos años", lamentó el funcionario.

El hecho se conoció ayer cuando ingreso a la mañana una de las técnicas que trabajan en el lugar y constató la rotura de los candados, rejas y vidrios tanto de la puerta que da a la vereda del museo, como del ingreso a las salas.

"Sacaron rejas, rompieron vidrios y se metieron por la ventana; y si. En es cierto que no tenemos alarma si tenemos seguridad y dos serenos que esa noche durmieron en la dirección de Cultura aledaña al museo y dicen que no escucharon nada", se lamentó el coordinador.

El municipio destacó el gran trabajo de la Policía Científica, y del personal de la Comisaría 24, en tanto que Patrimonio provincial ya dio aviso a Gendarmería e Interpol.

"Acudimos a la sociedad en general a informar sobre cualquier acontecimiento de venta, circulación u exposición de las piezas", indicaron desde el municipio, recordaron que el robo y tráfico de piezas patrimoniales es un delito y que ese patrimonio es un tesoro de los malargüinos.