Alivio en la fiscalía de Dante Vega tras la suspensión de Walter Bento

Si bien la decisión del Consejo de la Magistratura de suspender al magistrado para someterlo a un juicio político era esperada, sorprendió la unanimidad de la decisión.

Gabriela Guilló

Este miércoles el Consejo de la Magistratura decidió por unanimidad la suspensión del juez Walter Bento para ser sometido a un juicio político. Si bien era una decisión esperada, en la fiscalía que investiga las causas penales del magistrado sintieron alivio y esperan la definición del jury.

Bento ya tiene reemplazante en los tribunales federales de Mendoza

Fuentes de los tribunales federales aseguran que lo que sorprendió al equipo comandado por Dante Vega fue la unanimidad de la decisión del Consejo, lo que significa, además, un reconocimiento al trabajo que han realizado ya que consideraron que las pruebas contra Bento eran irrefutables.

Si bien el juicio político al que será sometido no tiene una relación directa con el debate penal, en caso de que sea destituido de sus funciones, permitiría que quede detenido a la espera de la sentencia. Esto porque sobre Bento pesan cinco pedidos de prisión preventiva, pero como el juez seguía con fueros y en funciones, esto impedía su detención.

Asimismo, creen que la decisión unánime del Consejo podría ser una señal para el pronunciamiento del jury, ya que todos los miembros consideraron que hay pruebas sobre su inconducta como magistrado.

Bento enfrentará un juicio político y uno penal.

Este miércoles el abogado y consejero presidente, Miguel Piedecasas, quien sostuvo que la no suspensión de Bento "pone en juego la credibilidad de la Justicia".

Desde este 1 de junio Bento permanece suspendido por 180 días -lo que demora el jury de enjuiciamiento- y su sueldo se redujo un 50%.

El hecho de la suspensión de Bento y posible remoción de su cargo permite que vaya a un juicio penal como una persona cualquiera.

"Esto es un alivio para los denunciantes, para los otros detenidos, para los jueces y hasta para los fiscales. No es lo mismo que en el banquillo de los acusados se siente una persona que después sale y se va al otro piso para seguir impartiendo justicia, o se trate de un ciudadano como cualquier otro", precisaron desde los tribunales.

El hecho de la suspensión y el juicio penal de Bento es un hecho con pocos precedentes en la provincia, ya que además de los jueces condenados por delitos de lesa humanidad, son pocos los magistrados investigados por irregularidades cometidas en democracia.

"En general se investiga cuando algún ciudadano denuncia. Lo que en este caso ocurrió es que la misma Cámara de Apelaciones notó irregularidades en la conducta de Bento y le llamó la atención al Consejo de la Magistratura. No suele suceder que ocurra dentro de la misma institución", aclararon.

Lo cierto es que Bento deberá enfrentarse al juicio político y al penal en los próximos días. En el primer caso podría ser removido de su cargo y en el segundo arriesga penas que van de los 5 a los 30 años de prisión, es decir, si es condenado, deberá cumplir su pena en la cárcel.

Esta nota habla de:
¿Qué reclamo apoyás en las universidades?